Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Construyendouna escriba una noticia?

Chupete: ¿sí o no?

17/06/2011 22:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageDesde que mi Pequeñín nació mi marido quiso ponerle un chupete, a lo que yo me negué en retundo porque, bajo mi punto de vista, interfiere en la lactancia y no debe de darse hasta pasado el primer mes de vida. Buscó información y me dio la razón y me dijo que esperaría hasta el mes.

Mi Pequeñín tiene la necesidad de succionar si está despierto y hasta ahora a mi no me importaba darle el pecho a todas horas. Pero entre el cansancio y que apenas puedo disfrutar de mi Bichito, las cosas han cambiado.

Mi Bichito no necesitó chupete, de hecho intentamos dárselo por si lo necesitaba en la guarde. En la guarde lo cogía en su mano para dormirse, le servía como muñeco de apego. Ahora que mi Bichito es más mayor, veo las dificultades de los niños para desprenderse de este preciado objeto.

Entre los beneficios que se le atribuyen al chupete está el hecho de que calma al bebé y reduce el riesgo de muerte súbita. Lo ayuda a conciliar el sueño y a atravesar los episodios de cólicos. Entre las desventajas, encontramos estudios que demuestran que su uso prolongado puede perjudicar su futura dentadura y genera dependencia tanto en los padres como para el bebé, por lo que puede resultar difícil quitarlo. Y ésta última era la que más me echaba para atrás.

Un día yendo a ver a una amiga tuve que parar el coche dos veces para darle el pecho y aún así hizo todo el camino llorando. Estaba desquiciada, así que le compré un chupete. Después de hervirlo la primera vez, se lo di y no pareció hacerle demasiada gracia. Sin embargo, por la tarde pude ver cómo se tranquilizaba y tuve que darle la razón a mi marido, mi Pequeñín necesitaba un chupete.

Yo soy anti-chupete, no me gusta, me parece que se da demasiado a la ligera sin valorar si el bebé lo necesita o no y a veces demasiado pronto, interfiriendo así en la lactancia materna. Creo que es un engorro a la hora de quitarlo y que en muchos casos resulta traumático tanto para el bebé como para los padres. Yo quería ahorrarme esto, como me lo he ahorrado con mi Bichito y pensé que si atendía a sus demandas llegaría un momento en que ya no necesitaría succionar tanto.

Me equivoqué, no soy capaz de atenderle todo el rato y atender a mi Bichito. Mi Pequeñín sólo se calma al pecho y conmigo, por lo que no me deja más opción que dedicarme sólo a él y eso no puede ser. De hecho a veces mis brazos no son suficientes y es necesario darle el pecho constantemente. Hay momentos en los que darle el pecho a mi Bichito no es placentero porque le oigo quejarse o llorar y me siento fatal.

Una de las cosas que tenía claras es que le daría el chupete si alguna vez le pillaba con el dedo en la boca. Yo me chupé el dedo hasta los 7 u 8 años, tuve callos y el paladar lo tengo con la forma del dedo. No hubo manera de quitarme esa manía hasta que yo decidí dejar de hacerla y no me gustaría que ninguno de mis hijos tuviera la misma manía que yo. Ya he visto a mi Pequeñín succionarse la mano un par de veces, en cuanto se encuentre el dedo estoy segura que se lo chupará.

Así que ayer, después de una tarde horrorosa entre los lloros de mi Bichito y los de mi Pequeñín, le di el chupete. Pude hacer la cena de mi Bichito perfectamente, preparar el baño tranquilamente, cerrar las ventanas y acomodar la habitación para acostale después del baño y no le escuché llorar nada más que cuando se le caía el chupete. Aunque ahora no lo coge, creo que tenerlo para determinados momentos es una buena decisión.

Qué diferentes son los hijos y aunque duro, hay que irse amoldando a cada uno de ellos. Por miedo, no iba a practicar el colecho y vino mi Pequeñín para cambiar mis pensamientos, no quería darle chupete y él (y su padre) me han hecho ver que lo necesita.

Cada día es una aventura, porque aunque crea y tenga unas ideas predeterminadas, mi Pequeñín viene a desmontármelas una a una, ¿cuál será la siguiente?


Sobre esta noticia

Autor:
Construyendouna (486 noticias)
Fuente:
suu-construyendounafamilia.blogspot.com
Visitas:
1713
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.