Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carolina Camejo escriba una noticia?

El Chrysler Building: El edificio que todo amante de la arquitectura ama

08/06/2019 21:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La mezcla de estilo gótico y art déco

 

 

 

 

 

El Chrysler Building, es un rascacielos de 77 pisos y 320 metros de altura, su arquitectura es una mezcla entre los estilos góticos y art déco.

Se inauguró en 1930, producto de la inversión de 15 millones de dólares que el empresario automovilístico Walter P. Chrysler realizo para este proyecto. Este proyecto lo compró al promotor William H. Reynolds y que este último había encargado a su vez al arquitecto William van Alen.

Lo más peculiar de la construcción es que se utilizaron las mejores y novedosas medidas de seguridad y posee la estadística de cero accidentes y fallecimientos.

 Durante su construcción se estaba levantando en Nueva York otro rascacielos, el del Bank of Manhattan,  que pretendía coronarse como el más alto de la ciudad. Fue entonces cuando Van Alen decidió modificar los planos originales para la cúpula, hecha de vigas de acero y conocida como Vertex, que se colocó en apenas unas horas tras construirse en secreto, convirtiendo al Chrysler Building en el edificio más alto del mundo para ese momento.

En la construcción del edificio se incluyeron algunos elementos automovilísticos en homenaje a su patrocinador, como los tapacubos que adornar la fachada o las gárgolas hechas con material utilizado en la fabricación de los radiadores de los coches. También son características las ocho águilas de diseñadas por un colega de Van Alen y hechas de acero Nirosta, el mismo que se utilizó en las construcción del Vertex.

Aunque el edificio alberga actualmente oficinas  y su acceso es restringido, sí se permite la entrada al vestíbulo,  donde podemos admirar su decoración art déco,  hecha de mármol, granito y acero inoxidable. En el techo destaca el mural obra de Edward Trumbull, que representa el progreso del transporte. Se puede observar los más de treinta ascensores,  en su día los más veloces de Nueva York.

El Chrysler Building tenía un mirador público convertido años después en restaurante. Con los años se fue abandonando el complejo hasta que en los setenta el gobierno ofreció ayudas a quienes invirtieran en la restauración de edificios históricos. El Chrysler Building comenzó entonces con un largo proceso de restauración que culminó gracias a sus actuales propietarios, Tisham Speyer Properties.

Más sobre

 Hace algunos meses, según el diario The Wall Street Journal,  este edificio de 77 pisos, considerado una obra maestra de la arquitectura art déco, se vendió por 150 millones de dólares al fondo RFR del inversor inmobiliario neoyorquino Aby Rosen y a un "socio extranjero" no identificado.

El fondo Mubadala había desembolsado 800 millones de dólares en 2008 por el 90% de su capital. Tishman Speyer, quien había comprado todo el edificio por un estimado de entre 210 y 250 millones de dólares en 1997, había retenido el 10%.

La venta llego en un momento difícil para los bienes raíces en Nueva York en general, y de Manhattan en particular.

El barrio Hudson Yards en la costa oeste de Manhattan pronto tendrá más de 1, 6 millones de metros cuadrados de nuevas oficinas y viviendas, lo que aumentará aún más la presión a la baja sobre los edificios más antiguos.

Otro elemento que pudo asustar a potenciales compradores es que el terreno sobre el que está construido el Chrysler es propiedad de un tercero, la universidad privada Cooper Union.

En 1997, Tishman Speyer negoció un contrato de arrendamiento a largo plazo hasta 2147 con la facultad, que estipuló que el alquiler aumente de 7, 8 millones en 2017 a 32, 5 millones por año desde 2019 a 2027, según los documentos consultados por AFP.

Lo más importante, es que seguiremos disfrutando de esta obra arquitectónica e icono de New York. Todo amante de la arquitectura puede visitarlo y admirarlo en la 405 Lexington Ave. NY 10174, Nueva York. Se puede llagar utilizando las líneas del metro 4, 5, 6 y 7 (estación Grand Central-42nd St.).

 


Sobre esta noticia

Autor:
Carolina Camejo (246 noticias)
Visitas:
4136
Tipo:
Suceso
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.