Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

China engloba Reino Unido junto a USA y mira hacia Chile en un Orden Económico cerrado y aromatizado

28/12/2021 21:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En plena Guerra Fría, USA quería evitar cualquier influencia comunista de la U.RR. SS en el continente americano

Asidero

Estados Unidos de Norteamérica busca un gobierno alternativo en América Latina para lograr una mayor influencia sobre su inmenso territorio y, de esta manera posesionarse para lograr desde Washington un financiamiento promovido para aniquilar las monedas locales para hacer prevalecer el dólar como valor de control de la hiperinflación creada por el monitoreo de los Puras Sangre en las divisas internacionales.  El dólar se encuentra muy bajo en lo internacional, solo vale en Venezuela para empobrecer y llevar a la última miseria al pueblo.

En plena Guerra Fría, USA quería evitar cualquier influencia comunista de la U.RR. SS en el continente americano. Así que apoyó movimientos golpistas para cambiar el rumbo de algunos países. Pero, hay una dificultad, esta imprimiendo dólares como Venezuela en bolívares, una locura en promoción para dar la sensación de una buena economía.

En 1954, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) puso en marcha una operación secreta para derrocar al presidente de Guatemala, Jacobo Árbenz Guzmán, que había sido elegido democráticamente en unas elecciones.

A raíz del golpe de Estado, Guatemala encadenó una serie de gobiernos militares que reprimieron los derechos y libertades de la población. El nuevo régimen militar persiguió a políticos, intelectuales y activistas de izquierdas.

El gobierno de Estados Unidos también apoyó el golpe de estado militar en Brasil en 1964. El presidente brasileño, Joao Goulart, había puesto en marcha una serie de medidas contra la propiedad privada que los más conservadores acusaron de “comunistas”.

Los golpistas contaron con la ayuda de Estados Unidos para ocupar las principales ciudades brasileñas. La dictadura duró hasta 1985.

Una de las intervenciones más polémicas por parte de Estados Unidos fue el golpe de Estado en Chile. En 1973, la CIA ofreció apoyo y recursos al general Augusto Pinochet para movilizar al ejército y derrocar al presidente Salvador Allende, que se suicidó tras el golpe.

Entre 1973 y 1990, la dictadura militar prohibió los partidos políticos, limitó la libertad de expresión y ejerció una dura represión contra la oposición. Se calcula que hubo más de 30.000 víctimas entre personas torturadas, ejecutadas y desaparecidas.

En 2002, el gobierno estadounidense ya apoyó un golpe de Estado militar contra Hugo Chávez, el presidente de Venezuela. Aquel intento fracasó y Chávez siguió gobernando hasta su muerte en 2013, cuando le sucedió Nicolás Maduro.

Michelle Bachelet en Chile diseño un plan a largo plazo para avanzar sobre Venezuela y, neutralizar el gobierno revolucionario del presidente Nicolás Maduro Moros junto a Mauricio Macri quién dio la orden de zarpe junto a su Ministro de Defensa al submarino alemán de la II Guerra Mundial Harás San Juan, un vetusto sumergible restaurado por Cristina Fernández, viuda  de Kirchner  y reflotado con un personal aproximado de 84 tripulantes entre oficiales y marinos de caleta que iba a pasar a ser nuclear, era de baterías y Diesel.. Fue hundido por un submarino inglés cerca de Uruguay cuando había un ejercicio naval en el pacifico entre Chile, Perú, Argentina, Las Malvinas e Inglaterra- Estados Unidos. Se calcula que el objetivo final, más que el submarino era eliminar una oficial conocedora de esos gélidos océanos, el Atlántico y Pacifico y que era necesario abrirle una ruta a los chinos con sus grandes embarcaciones con redes para coptar sardinas y salmones y llevarlos a su procesamiento en Wuhan, siempre hay de 20 a treinta barcas de este estilo y en Venezuela se descubrió que los cardúmenes de sardinas sacadas para el consumo venezolano, se la estaban llevando por estas embarcaciones al Oriente Medio.. Claro esta el gobierno de Xi mediante la Nueva Ruta de La Seda quieren llegar a Bolivia y Colombia para llevarse la producción de Hoja de Coca para la industria farmacéutica. Y laboratorios de experimentación para la cura del cáncer y pandemias.

Jair Bolsonaro permitió la destrucción de una fase del corazón amazónico, desplazando las etnias indígenas y los pueblos originarios del lugar, sin ninguna reparación y, grandes zonas boscosas fueron quemas y difícil de extinguir esos incendios.

Todos desean tierras libres y que los pobres padezcan de hambre. Es el mercado emergente y una economía en desarrollo que, a su vez le sirva para impulsar la economía global. Ya todo se encuentra globalizado y, no hay momentos para mostrar debilidad. Los economistas después de inflar la burbuja financiera, ahora quieren desacelerarla. Argentina, Brasil, India, Irán, México y Rusia, Arabia Saudí y Turquía buscan un crecimiento al 90% deseando tener a China como contraparte. Lo que sucede es que los asiáticos perciben su propio mando.

El Banco Mundial acecha a pesar de los riesgos, desean en parte dejar las hostilidades con Irán, pero le hacen mal a USA haciendo surcar sus barcos hacia Venezuela y en una segunda o tercera vuelta abordaron embarcaciones con bandera iraní y llevaban petróleo y armas con destino a un puerto latino.

Hay que manejar variar variables, nada de hipótesis. El mundo según investigadores hace treinta años tenía 23 guerras, 85 dictaduras, (autocracias), 37% de pobreza extrema. 60780 armas nucleares y 440 muertes por terrorismo en Europa. Hay otros eventos de mayor peligrosidad, como es el biológico que trae asimetrías y produce virus y pandemias. El hecho pandémico es catastrófico, ocurren cada día mas muertes y quienes más fallecen son los vacunados, el óxido de grafeno y dióxido de azufre están intoxicando a la gente. La mayoría prefiere morir ante la pobreza y, no alzan la voz, se encuentran enfermos. Es el conocimiento a la ignorancia, la libertad a la tiranía.

Es un balance, es estar atrapados en la caja de las muñecas bajo modelos de pobreza. Steven Rinken manifestó: Los populistas están bajo el lado oscuro de la historia”. 17 de junio de 2018.

La nueva Ruta de la Seda puesta en ejecución por la administración China y, particularmente la sección de esta política expansionista que tiene que ver con la inversión masiva del gigante asiático en infraestructura a lo largo y ancho del planeta, ha tenido una respuesta nada deleznable en la región geográfica del continente que se ubica al Sur del Río Grande.

A los chinos les ha salido un contendor de talla. Los Estados Unidos han puesto en marcha una iniciativa de gran calado denominada Growth in the Americas (América Crece) que también tiene un importante acento en la asistencia financiera para el establecimiento de grandes obras de infraestructuras en el subcontinente latinoamericano, para países que hasta el presente han sido socios americanos

Los pobres son pocos tomados en cuenta

No hay que elaborar demasiado para percatarse que desde Washington quieren hacerles contrapeso a los chinos sirviéndoles de soporte a las naciones aliadas del norte en el desarrollo de proyectos que no solo tienen un componente significativo de agregación de valor a las economías nacionales que los inician, sino que además son altamente generadores de empleo, un asunto que sigue siendo clave para la totalidad de los países de la región.

Pero los funcionarios de la capital han comenzado a mirar sus relaciones con los países latinoamericanos de manera restrictiva. La existencia de proyectos previos con China por parte de cada uno de los países susceptibles de ser beneficiados por la iniciativa gringa es suficiente razón para que no puedan hacer negocios con USA dentro del contexto de América Crece. Ello configura una visión estrecha que hasta el presente no ha arrojado resultados positivos a favor de los Estados Unidos. ¿Por qué algún país de la región tendría interés en asistencia financiera oficial norteamericana para el desarrollo de sus proyectos si la condición de base es la inexistencia de vínculos similares con Pekín? ¿Por qué debe ser practicada la política de “o uno o el otro”, sin que sea posible la acumulación de las dos iniciativas?

Los chinos, por su lado, asumen el reto de manera diferente. Si los países de la región latinoamericana se fortalecen de una apertura del acceso al financiamiento norteamericano, lo que redunda en una sociedad más productiva y mejor estructurada, China lo que puede es beneficiarse del mejoramiento económico, y de allí, lo ve con buenos ojos. Además, China ve ventajas para sí en el continente si este además es dinamizado por inversiones norteamericanas o de terceros países. Es decir, los dos acercamientos al tema son radicalmente opuestos en el caso de USA y de China.

Mientras Estados Unidos es excluyente de manera clara y contundente, China siente poder beneficiarse de la prosperidad que produzcan terceros, incluso los norteamericanos. Si sus posturas son principistas solo está por verse, pero a todas luces lo que sí es claro es que Estados Unidos no ha progresado históricamente en sus políticas exclusivistas, mientas que desde Pekín al menos quieren lucir más aperturistas y abiertos a la universalidad.

No hay que ser ingenuos hasta el punto de creer que detrás de la posición china lo que hay es un razonamiento filantrópico. Habría que ver en la práctica cuál es la disposición suya a invertir en países claramente tributarios de los Estados Unidos, altamente dependiente de su economía o conniventes con sus filosofías “imperialistas” de manejo del Estado. Aún es temprano para poderlo evaluar.

Es de esperar que las actitudes de los gobiernos recipientes irá en este mismo sentido. ¿Cuál nación o cuál capitalista privado en un país latinoamericano se involucrará en una iniciativa de financiamiento oficial chino, si ella viene asociada a un apoyo irrestricto a sus políticas en materia de protección de derechos intelectuales, por ejemplo?

Mucha agua tiene aún que correr por ese río y lo veremos diáfanamente en la práctica.

¿Va el Viejo Continente a resignarse a asumir el impacto de esta guerra como un simple riesgo colateral o se decidirá a favor de convertirse y sostenerse como un gran tercer actor mundial del comercio multilateral y construir para los 27 una economía más fuerte?

Dentro de esta nueva suerte de guerra fría entre las dos grandes potencias del planeta, sus actores en Washington y Pekín ya están comenzando a asumir posiciones.

La de China será la de apostar a un fortalecimiento y a una expansión de la economía del Reino Unido, lo que hasta el presente fue su puerta de entrada en Europa. Una mayor fortaleza les colocaría en situación de llegar a acuerdos de libre comercio en términos beneficiosos para ambos. El propio Ministro de Comercio en Pekín así lo ha manifestado. Los líderes chinos van tan lejos como pensar que esta suerte de integración comercial natural llevaría al Reino Unido a ser más dependiente de China y, por lo tanto, lo impulsará a presentarse a su favor en múltiples negociaciones internacionales en los que, hasta el presente, este ha estado constreñido a alinearse con el bloque europeo. En Pekín cuentan con sus socios británicos para defender, por ejemplo, el status de Economía de Mercado a que aspiran en el seno de la Organización Mundial de Comercio.

También juega a favor de la dupla Pekín-Londres el hecho de que las inversiones chinas que son atraídas por los británicos son principalmente las de los sectores inmobiliarios y financieros y se espera que estos dos no sean de los más afectados con los altibajos que pueda sufrir la moneda como consecuencia de su desvinculación del euro.

En otros terrenos, los asiáticos no solo consideran que Gran Bretaña saldrá menos desfavorecida de lo que se piensa de su ruptura con el continente, sino que además el caos les permitirá pescar en río revuelto en una Europa a cada paso más dividida. China considera que la falta de unidad entre los restantes miembros de la Unión Europea jugará a su favor en lo internacional y que Europa como conjunto sí se verá debilitada en lo económico con el faltante británico. De allí que la fabricación de nuevas alianzas separadas con cada uno de los 27 actores, dentro de la Iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda, será más factible. Incluso será así para el cuestionamiento del orden económico imperante en Occidente y para doblegar los ánimos imperantes en contra de China por sus violaciones de derechos humanos. Francia y España estarán en primera línea para anudar nuevas y estrechas relaciones. Francia, por su presencia en el seno de la OTAN y España por su apuesta tecnológica en el terreno del G5. Ya han sido movidos sus alfiles en la Europa Central y en Italia.

La diatriba que China enfrentará, pues, será la de desarrollar lazos individuales con cada país sin que ello redunde en una afrenta para Bruselas y que no acorralen a la Unión en medio de la batalla que se dará entre los titanes planetarios.

No hay duda que estamos en el lento proceso de reconfiguración de un nuevo orden geopolítico global, multipolar, con los riesgos y ventajas que eso conlleva.

Todo el mundo tiene su propia definición de una crisis política. La mía es cuando nuestra salud mental colectiva empieza a tener un profundo efecto sobre nuestra política, y viceversa.

No puede ser una simple coincidencia que las dos cosas han decaído en conjunto. La Asociación Siquiátrica Americana reportó que entre el 2016 y el 2017 la cifra de adultos que se describieron como más ansiosos que el año anterior creció en un 36 por ciento. En el 2017, más de 17 millones de adultos americanos tenían un nuevo diagnóstico de algún desorden depresivo serio, así como tres millones de adolescentes entre los 12 y 17 años de edad. Cuarenta millones de adultos ahora sufren de un desorden de ansiedad –casi el 20 por ciento de la población adulta- (Estos son los casos conocidos de depresión y ansiedad. Las cifras actuales deben ser increíbles).

Los informes realmente tristes se refieren al suicidio. Entre todos los estadounidenses, la tasa de suicidios aumentó en un 33 por ciento entre 1999 y 2017.

Toda esta carnicería mental está ocurriendo en un momento en que décadas de división social y política han enfrentado entre sí a blancos y negros, hombres y mujeres, viejos y jóvenes. Más allá de los amargos antagonismos sociales, el país está atormentado por los tiroteos masivos, los peligros alucinantes de Internet, las revelaciones de depredación sexual generalizada, los efectos empeorados del cambio climático, la competencia virulenta, el espectro de bacterias resistentes a los antibióticos, la deuda de estudiantes y crisis en la vivienda, salud y educación superior. El entorno aterrador ayuda a causar depresión, la depresión provoca pensamiento catastrófico y el pensamiento catastrófico hace que el entorno parezca aún más aterrador de lo que es.

De esta oscura mentalidad surgió el hambre de una figura fuerte y vengativa cuya llegada ha enviado ondas de choque aún más desgarradoras a la sociedad.  El ARS- COV-2, el COVIDA 19 y ahora el Ómicron. Esta relación USA- Reino Unido- china no es fácil, se requiere paciencia política y económica.

 

 

    -* Escrito por Emiro Vera Suárez, Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

¿Va el Viejo Continente a resignarse a asumir el impacto de esta guerra como un simple riesgo colateral?

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (2023 noticias)
Visitas:
7682
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.