Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pistonudos escriba una noticia?

China dará el pistoletazo definitivo al coche eléctrico

12
- +
12/09/2017 09:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Primero llegaron Francia y Reino Unido, dos grandes países europeos -importantes en cuota- que anunciaron que en 2040 no se matriculará ningún modelo a combustión interna. China está pensando en un calendario para hacer lo propio. ¿Importa esto? Mucho, prácticamente uno de cada dos eléctricos que se vende en el mundo, se vende en China. Incluso los fabricantes nacionales tienen un catálogo para considerar.

El gigante asiático ha padecido en pocos años una invasión brutal de coches que, con un estándar de emisiones más laxo que el europeo (lo adoptan en diferido) algunas ciudades se están volviendo irrespirables. A eso hay que sumar una intensa actividad industrial, centrales de carbón, calderas, etc. Por otro lado, importar petróleo no es bueno para una economía como la china, que exporta mucho tiene una moneda devaluada, luego las compras "duelen" más.

Ahora mismo se incentiva la venta de coches eléctricos a base de subsidios, para que el consumidor se vea más animado a comprar un vehículo que no gaste zumo de dinosaurio. Antes de la prohibición se va a imponer un sistema de cuotas, obligando a los fabricantes a tener más modelos para que se vendan más, y en definitiva, haya una mayor proporción de eléctricos.

image

Se trataría por tanto de un sistema parecido en el fondo al sistema europeo -que exige 95 g/km de CO2 por fabricante en 2021- o el CAFE americano -cada vez han de hacerse más millas por galón de media-. Se están barajando estas cifras: 8% de híbridos y eléctricos en 2018, el 10% en 2019 y -ojo al dato- el 12% en 2020.

Huelga decir que este aumento de ventas anima más a los fabricantes a tener modelos híbridos y eléctricos, por lo que a mayores ventas menores costes, y los precios se pueden presionar hacia abajo. Que no nos extrañe que tantos fabricantes estén anunciando ofensivas de producto eléctrico en pocos años, ni que Volvo y Jaguar renuncien a los motores térmicos puros en los primeros años de la década siguiente. Y vendrán más.

Obviamente este empujón a las ventas tiene que ir acompañado del crecimiento de la infraestructura de recarga pública, para que los trayectos no planificables puedan realizarse sin grandes quebrantos. Y para los viajes de larga distancia, porque China es enorme, el tren y el avión pueden ser buenas alternativas.

Un petróleo "barato" y abundante, muy lejos de los 100 dólares y de los 150, retrasa este proceso irreversible
Más sobre

image

A los fabricantes les interesa mucho lo que decida China porque afectará a los principales países desarrollados. Lo que en ese país se vende en grandes volúmenes ayuda a rentabilizar las gamas, no hace falta esperar a una explosión de ventas en Europa o en Estados Unidos. En el viejo continente donde más eléctricos se venden es donde los impuestos son muy altos para vehículos convencionales y muy bajos para los eléctricos, no es un ritmo de adopción natural y tecnológicamente neutro.

Lo más fácil para los fabricantes es un escenario de tecnología neutra, es decir, que el cliente elija lo que mejor le convenga, y que los poderes públicos no influyan en los planes de negocio. A finales de los 90 los coches eléctricos despertaron de su letargo principalmente por el Zero Emission Mandate de California. Un nuevo repunte puede tener mucho que ver con lo que hagan los chinos. En cualquier caso, las ventas ya están creciendo con un modelo exponencial, no lineal, en que las ventas se duplican en cada vez menos tiempo.

Algunas proyecciones vaticinan que las ventas de eléctricos van a subir tan rápido que habrá aún más exceso de oferta de petróleo, por lo que el barril bajará más y habrá que dejar de explotar los pozos que no sean rentables a ese nivel de precios. Es posible, y esto sonaba a ciencia ficción, que acabemos aburriéndonos del petróleo. Todos aquellos países que basan sus economías en el grifo del oro negro bien harían en buscarse otro modelo productivo si no quieren retroceder varias décadas de golpe.

image

En menos de 30 años China ha pasado de ser la tierra de las oportunidades de modelos descatalogados y obsoletos del "primer mundo" a ser el país donde más coches se venden. Solo eso determina mucho las decisiones de los fabricantes, porque cada vez las gamas son más globales, y el mismo coche se vende en diferentes sitios con mínimos cambios para satisfacer los gustos de cada lugar. Ahora también es el país donde más coches eléctricos se venden, y eso condicionará a los demás.

Por ejemplo, supongamos que se pone a la venta en China un utilitario -en torno a 4 metros- que, ante la expectativa de una producción masiva, puede bajar de 20.000 euros con baterías en propiedad. Por economías de escala los precios también bajarían en su homólogo europeo -ya que China apenas exporta coches al exterior- o americano. La fórmula puede funcionar hasta para una marca china, prácticamente desconocidas en Europa, siempre y cuando tengan puntuaciones EuroNCAP decentes, mucho márquetin detrás, y que se convenza al cliente europeo como hizo Hyundai y Kia. Lo de pasar las normas Euro sería el menor de los problemas, sin escape hay paraíso.


Sobre esta noticia

Autor:
Pistonudos (285 noticias)
Fuente:
pistonudos.com
Visitas:
543
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.