Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vidaenmm escriba una noticia?

La chica que soñaba con una cerilla y un bidon de gasolina

13/05/2011 00:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las influencias son peligrosas, ahora que Hidroysen parece ir en marcha parece entenderse todas las piezas del paro en Magallanes y el discurso de la crisis energética, el tema de las energías sucias de la termoeléctricas y los peligros de la central Fukushima "sin querer" han ayudado a que alguno estén "a favor del agua", con una propaganda en televisión e incluso en los diarios más "irreverentes" así algunos se han convencido de la importancia de las centrales para la energía.

Así funcionan los buenos "lobbys" son capaces de instalar el infierno, de instalar en el poder a cualquiera o atacar a cualquiera... lo vivimos en la dictadura cuando para encubrir la muerte de Tucapel Jimenez, un dirigente sindical se inculpó al carpintero Juan Alegría. Cuando la mentira ya no daba para más, los miembros de la CNI (policía secreta) se disfrazaron de carabineros y entraron a la casa del carpintero, donde lo emborracharon y le hicieron escribir una carta en que se inculpaba del asesinato de Jimenez... y luego le cortaron las muñecas... en la prensa servil de la época se publicó que el carpintero alegría ahogado por sus culpas se había suicidado... el problema que la versión del suicidio no se puede creer mucho cuando el que se cortó las manos lo hizo con cortes tan profundos que le destrozaron los tendones en las dos muñecas. El tiempo reveló que fue Raúl Alarcón quien lo asesinó.

La Revista Millennium se ha encontrado con un caso interesante de trata de blancas manejado por la policía, periodistas y contrabandistas que llevan a Suecia prostitutas de Rusia. Dag Svensson (Hans-Christian Thulin) lleva cuatro años trabajando junto a su novia el caso y descubrieron la maraña de corrupción que el caso tiene. Todo parece bien hasta que de un momento a otro se encuentran asesinados los dos jóvenes... las pericias policiales descubren que la principal sospechosa es Lisbeth Salander (Noomi Rapace)... no se entiende la relación de la hacker que estaba desaparecida hace un año en alguna parte del mundo con estos asesinatos... la cosa parece comprenderse mejor cuando Bjurman (Peter Andersson) el tutor legal de Lisbeth también apareció asesinado y al descubrir su cuerpo vieron un tatuaje que alguna víctima le hizo.

Así poco a poco el periodista Blomkvist (Michael Nyqvist) que no ha vuelto a ver a Lisbeth no cree la versión de la culpabilidad de ella, así comienza a investigar que es lo que pasa con un mafioso apodado "Sala". Mientras Lisbeth por su parte intenta recuperar su identidad, su pasado y sus verdades... cada vez que se caba para descubrir una respuestas se encuentran nuevas interrogantes que hacen que el caso sea más complicado y tenga más nombres, a su vez reencuentros desagradables y venganzas... es la lucha entre el poder y los ciudadanos comunes que por los bonos de popularidad o de silencio son capaces de tratar de eliminar a sus "enemigos", muchas veces inventados y otras son chivos expiatorios que algunos llegan a crucificar por la colusión con los medios.

Lisbeth en sus sueños aún ve como le lanza la gasolina a su padre para luego encenderle un fósforo y quemarlo... ella fue la que vió como su madre estaba inconsciente de los golpes que su padre le dio... su venganza le costó cara, porque los poderosos parece que siempre ganan... son pocos los valientes que son capaces de descubrir las verdades, son pocos los periodistas que cubren las verdaderas razones de las crónicas rojas que cubren en las noticias matinales... son pocos los que les interesa creer que las cosas tienen más razones que las mentiras que leemos a diario en los periódicos. Así la justicia se convierte en un producto de consumo a favor del rating, que hace creer que los buenos son los ganadores y que los finales son felices... los locos a veces son cuerdos y los cuerdos son los locos. A veces hay que mirar del otro lado del espejo... y la pluma del fallecido Stieg Larsson supo plasmar esa mirada desde el otro mundo.

Saludos a todos.

Bonus Tracks

1.- Película en IMDB

2.- Comentarios en Filmaffinity

3.- Flickan som lekte med elden en Wikipedia

4.- Trailer


Sobre esta noticia

Autor:
Vidaenmm (263 noticias)
Fuente:
vidaen35mm.blogspot.com
Visitas:
3931
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.