Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crows Nest escriba una noticia?

Chaperos ¿perros cristianos?

11/01/2011 00:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se trata de un fenómeno de ámbito “paranormal” (más allá de lo normal) que no podemos bebernos ingenuamente como si de una clara de huevo se tratara

Una de las cosas más desconcertantes que ofrece la actualidad es la definición que hacen de si mismos los chaperos considerándose “perros cristianos”. ¿Que se habrán creído estos desgraciados que nos chupamos el dedo? Atended a lo que viene a continuación y espero que os quedéis boquiabiertos.

En uno de los últimos y escasos trabajos que he tenido debido a mi condición de disidente del sistema, me vi obligado a compartir tiempo y esfuerzo con una brigada de estos tales (quiero dejar claro, antes que nada, que no juzgo a nadie en particular sino la “ideología” [¿?] que impulsa este determinado “monvimiento social”. Pues bien, todos y cada uno de ellos, y ellas, tenían muy asumido que, su principal tarea, no era la que nos ocupaba por contrato, sino la de limpiar con lengua Aquella primera entrepierna que se les pusiera al alcance. Por supuesto, los varones, tenían precedencia en este affare. Las mujeres tenían que retirarse a un segundo plano apenas vieran aparecer un posible cliente. Dicho esto, que nadie se alarme, porque no me estoy inventando nada que muchos no sepan ya.

Pero, ¿ué hacía yo junto a este tipo tan raro gente? Pues intentar ganarme ese pan de cada día sin el cual perecemos todos de desnutrición. Por supuesto ellos poseían la “marca de la béstia” y gozaban de “legalidad”. Mi precencia, sin embargo, era considerada por el grupo como una una “piedra de escándalo”, y a menudo se preguntaban si yo estaba allí sólo para “mirar”. ¿Y qué remedio me quedaba a mi sino “verlos”, o es que tenía que presentarme al trabajo con los ojos vendados?

Lo que no quieras que se sepa no lo hagas”. Cuanta razón tienen esos refranes de la sabiduría popular caídos en el olvido. La cuestión es que no tuve más remedio, en todo ese tiempo, que especializarme en diplomacia y en el fingimiento de que todo tiene cabida en este mundo. ¿Qué remedio? Eran ellos los “formales”.

El acabose se cumplió cuando una compañera, que tampoco podía dejar de experimentar una cierta vergüenza ajena, para excusar a los compañeros, dijo: “Ay, es que son perros cristianos, míralos como trabajan”. Lo soltó y se quedó tan pancha, convencida de que yo iba a quedar reconfortado con esta definición. ¿Perro qué está pasando aquí?, me dije, ¿querrán hacernos pensar que los burros vuelan? Pero los que vuelan no son los pobres burros sino los chaperos. Los encontramos metidosen todas partes metidos, y encima pretenden instruirnos e imponernos su “ley venérea”.

Sin duda se trata de un fenómeno de ámbito “paranormal” (más allá de lo normal) que no podemos bebernos ingenuamente como si de una clara de huevo se tratara. ¿Como se ha podido llegar en los últimos años de nuestra era a ser tan estúpidos y a estar tan confundidos? Chaperos tal vez siempre los ha habido y siempre los habra, ¿pero como pretenden ahora presentarse como la “clase obrera dominante” y hacerse pasar encima por “cristianos”. Es el acabose. Y pensar que nos hallamos en el año 2000 y pico...

Seamos un poco sensatos, venga. ¿Qué tienen que ver el cristianismo y su Evangelio con la degradación existencial de los chaperos? Creyentes o no, todos sabemos que el cristianismo es un camino de perfección, y que se avanza por él según la fe y la voluntad de los cristianos. Su Dios les pide la pureza de corazón para poderlo ver (estar con Él), y lanza la mayor maldición para los que escandalizan con su conducta a los demás. ¿Qué pintan entonces los chaperos empedernidos en todo esto? Han perdido la luz del conocimiento y quieren que nos solidaricemos con ellos todos los demás. Pues va a ser que no, ¿no?. Lógico.

Pero sí, algo francamente “sub-humano” está sucediendo, y no pretenderéis que quedemos de brazos cruzados y con la boca abierta.


Sobre esta noticia

Autor:
Crows Nest (18 noticias)
Visitas:
4534
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.