Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Centellante escriba una noticia?

Con una cerveza, Obama intenta cerrar un debate sobre el racismo

27/07/2009 10:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El había agravado la polémica al insultar al policía que detuvo a un profesor negro

Con una cerveza en la Casa Blanca el presidente Barack Obama intentará poner paños fríos a un grave polémica sobre uno de los temas más delicados y tabú de la sociedad estadounidense: los prejuicios racistas de la Policía de EE.UU. que asocia al color de la piel -obviamente no la blanca- como un elemento clave para sospechar de una persona.

Todo comenzó con un incidente que tuvo como principal protagonista al prestigioso profesor de la Universidad de Harvard, Henry Louis Gates Jr. Sucedió la semana pasada cuando la Policía fue a la casa de Gates después de que una persona llamara al 911 para denunciar un posible robo en su casa. Pero ahí no había ningún intruso: era Gates que intentaba abrir a la fuerza su puerta, que se había trabado. El profesor protestó y fue arrestado, aunque luego los cargos contra él fueron desechados.

El presidente Obama causó una pequeña conmoción el miércoles pasado cuando dijo en una conferencia de prensa en horario estelar que la policía de Cambridge, Massachusetts, "actuó de manera estúpida" al arrestar por alteración del orden público a Gates, académico de Harvard y, además, amigo suyo. Antes esas palabras, un grupo de policías de Massachusetts de diferentes razas apoyó al policía James Crowley y pidieron que Obama que se disculparan por sus comentarios sobre el caso, que consideraron insultantes. El gobernador de ese estado, Deval Patrick había dicho que ese arresto es la "pesadilla de cada hombre negro". La polémica creció cuando varios grupos acusaron a Obama de que su comentario recrudeció el odio "interracial".

Entonces, el viernes, Obama apareció de improviso en la conferencia de prensa diaria de la Casa Blanca para calmar el debate. Dijo que seguía creyendo que tanto el sargento Crowley como Gates reaccionaron de forma excesiva en el incidente, pero que también sus propias declaraciones tuvieron algo de culpa. "La polémica ha estado escalando y yo obviamente ayudé a que suceda", dijo. "Quiero aclarar que con mi elección de palabras lamentablemente dí la impresión de estar injuriando a la Policía de Cambridge y al sargento Crowley. Podría haberlas calibrado mejor". El presidente trató de distender la situación y contó que invitó al policía y al profesor a tomar una cerveza.

Gates aceptó la invitación y expresó su esperanza de que la repercusión de su arresto permita a la Policía tener más sensibilidad sobre el llamado racial profiling o "perfil étnico". Las minorías hispana y negra han denunciado que la Policía blanca se concentra en detener a personas de ciertos grupos cuando buscan a sospechosos.


Sobre esta noticia

Autor:
Centellante (71 noticias)
Visitas:
2741
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.