Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

La cerveza es beneficiosa para la salud del deportista antes del partido, pero después es sinónimo de peleas en los bares

17/12/2014 11:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En los pubs ingleses la policía se tiene que movilizar para disolver a los grupos de fans cerveceros dentro de los bares. Hubo un caso en que hubo que prohibir el consumo de la cerveza en una final de un partido de la copa

El consumo moderado de cerveza puede contribuir a mantener niveles más altos de glucosa plasmática y atenuar las respuestas hormonales de estrés, por lo que puede ser incluido en la dieta equilibrada de los deportistas.

Así lo recogen las conclusiones de una investigación realizada por la Universidad de Granada y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre las ventajas de la cerveza en la recuperación del metabolismo hormonal e inmunológico de los deportistas tras el ejercicio físico, presentadas hoy en Pontevedra en el marco del  Congreso Nacional de Ciencias del Deporte y Educación Física.

El estudio señala que las maltodextrinas, carbohidratos de gran interés para la nutrición deportiva y presentes en la cerveza, corrigen la posibilidad de hipoglucemia, ya que se metabolizan lentamente liberando unidades de glucosa que pasan progresivamente a la sangre y dan lugar a concentraciones de glucosa en plasma menos elevadas y más extendidas.

Por otro lado, el trabajo refleja que el consumo moderado de esta bebida, tanto en su variedad tradicional como sin alcohol, tras realizar ejercicio físico en condiciones de elevada temperatura ambiental y abundante transpiración, permite recuperar las pérdidas hídricas en medidas similares al agua, favoreciendo "una rápida rehidratación y contribuye a evitar dolores musculares", como las denominadas agujetas.

El doctor Juan Antonio Corbalán la ha calificado “Bebida interesante“. Según ha manifestado el famoso doctor, el alto contenido en agua de la cerveza, el equilibrio de sus componentes (hidratos de carbono, bajo contenido en sodio y ausencia de grasas), su capacidad refrescante, su bajo aporte calórico (una caña -200ml- contiene 90 Kcal y si se trata de cerveza sin alcohol, 15 Kcal) y su baja graduación alcohólica (4-5), "hacen de la cerveza una bebida interesante para el mantenimiento de los márgenes cardiosaludables del deportista".

Así, Corbalán destaca que "la acción antioxidante derivada de su contenido en polifenoles la hace especialmente interesante como bebida cardiosaludable, tomada de forma responsable".

Por otro lado, ha comentado que es un "aporte importante" de vitaminas del grupo B que, unido a los antioxidantes, "puede incidir en un control adecuado de los márgenes de cardiosaludabilidad junto al control de los factores de riesgo".

La ingesta moderada de cerveza tras el ejercicio físico favorece la rehidratación de los deportistas, sin perjudicar sus capacidades psicocognitivas, según recientes investigaciones elaboradas por nutricionistas, que recomendaron incluir esta bebida en la dieta diaria de los atletas. Las conclusiones de estos estudios científicos fueron expuestos en la conferencia "Cerveza, Deporte y Salud" celebrado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, donde se aludió a las propiedades antioxidantes de esta bebida que, a su vez, resulta favorable para el sistema cardiovascular. En rueda de prensa, el cardiólogo Juan Antonio Corbalán ex jugador de la selección española de baloncesto y del Real Madrid Corbalán, aseguró que la cerveza tiene un perfil "excelente" para conseguir una hidratación eficaz del organismo tras el ejercicio físico. Corbalán destacó que el bajo contenido alcohólico de esta bebida es "absolutamente compatible" con el rendimiento deportivo de alto nivel, "siempre que se tenga en cuenta que la cantidad de cerveza ingerida sea adecuada a nuestra capacidad de metabolizar el alcohol", y aludió a la necesidad de eliminar determinados tabúes respecto al zumo de cebada, "la primera bebida para el deportista después del agua", afirmó.

El catedrático de Fisiología Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, Manuel Castillo Garzón, indicó que, según sus investigaciones, la ingesta moderada de cerveza no empeora las capacidades psicocognitivas de los deportistas, ya que no provoca la pérdida de campo de visión, ni implica un mayor número de errores. Añadió que su consumo aumenta la tolerancia al esfuerzo físico y reduce el estrés que supone hacer ejercicio en condiciones extremas

El último Congreso europeo sobre Cerveza y Salud, celebrado en Bruselas, reunió  a unos 160 expertos internacionales en medicina, nutrición y dietética procedentes de 24 países.

Los científicos señalaron que el consumo moderado de cerveza junto a una dieta sana ayuda a prevenir complicaciones cardiovasculares mayores como un infarto de miocardio o un accidente vascular cerebral.

Los congresistas desterraron el mito de la "barriga cervecera".Y por el contrario incidieron en la prevención de problemas cardiovasculares y respiratorios.

Investigadores españoles del Hospital Clínic de Barcelona, de la Universidad de Barcelona y del Centro de Investigación Cardiovascular (CSIC-ICCC), resaltaron los posibles beneficios de la cerveza, con y sin alcohol, en la salud cardiovascular, obesidad, nutrición y prevención del envejecimiento celular.

"El consumo no excesivo de cerveza junto a una dieta sana, como la mediterránea, ayuda a prevenir complicaciones cardiovasculares o un accidente vascular cerebral", aseveró el doctor Ramón Estruch, del Hospital Clínic de Barcelona.

Aseveró que estudios efectuados en España han demostrado que la cerveza sin alcohol también tiene un efecto protector ante las enfermedades cardiovasculares (ECV). La directora del CSIC-ICCC, Linda Badimón, destacó que la ingestión  de cerveza puede "favorecer la función cardiaca global".

En cuanto a las cantidades que se consideran moderadas, Estruch explicó que en hombres son dos cañas al día y una en mujeres.

La acusación más común contra la cerveza es ser la causa de la llamada "barriga cervecera".

Se sobreentiende que a la cerveza antes del encuentro deportivo no precede ni un cigarrillo

Los polifenoles, compuestos que se encuentran mayoritariamente en alimentos de origen vegetal y también en la cerveza, son los que pueden reducir los riesgos de padecer ECV y cáncer, debido a sus propiedades antioxidantes, aseguró Rosa Lamuela, de la Universidad de Barcelona.

"En la cerveza, hemos encontrado hasta 50 tipos de polifenoles que, ingeridos en el organismo, tienen efectos beneficiosos sobre la presión arterial, los lípidos o resistencia a la insulina", añadió Lamuela.

Al congreso asistieron también facultativos procedentes de centros de investigación de Alemania, Irlanda, Rumanía, Italia, el Reino Unido y Holanda.

La doctora de salud pública en el Reino Unido Kathryn O"Sullivan desmintió la creencia de que la cerveza causa "barriga cervecera" al "no tener ninguna base científica". Los que tienen esa barriga son los que se beben cervezas sin fin muy propio de las célebres cervecerías nórdicas, pero nadie le sale esa barriga si se bebe un par de cervezas al día.

Explicó que el consumo excesivo de cualquier tipo de alcohol puede llevar al aumento de peso, pero no si se hace de forma moderada.

La rehidratación que proporciona la cerveza a los deportistas, tras realizar ejercicio, fue otro de los aspectos destacados durante la jornada.

El doctor Manuel Castillo Garzón abundó en que la cerveza, al contrario que otras bebidas alcohólicas, aporta poca cantidad de alcohol, mucha cantidad agua (95%) y potasio, lo que la hace apta para la rehidratación de los deportistas, aunque el agua engorda.

Dado que el ejercicio prolongado aumenta el riesgo de enfermedades en las vías respiratorias superiores, la cerveza se plantea como una complemento alimenticio favorable al reducir su inflamación e infección, ya que contiene compuestos polifenólicos, aseguró el doctor del Hospital Técnico de Múnich Johannes Scherr.

Pero no todo son alabanzas de los medios hacia las cerveza, porque la cerveza parece ejercer una mayor influencia que los licores duros o el vino en rebajar la edad de aparición del cáncer de páncreas, en ciertas condiciones, dijo la investigadora, la Dra. Michelle A. Anderson, profesora asistente de medicina de la Universidad de Michigan.

Anderson y sus colegas evaluaron a los pacientes del Registro de colaboración del cáncer de páncreas, un registro de pacientes internacional de múltiples centros, para determinar si los pacientes bebían o fumaban, y si lo hacían, qué cantidad y qué tipo de licor tomaban.

Evaluaron los patrones de tabaquismo y de bebida (o abstinencia) de 453 pacientes en total, con un número equitativo de hombres y mujeres. Pero estamos hablando de la cerveza.

La media de edad de aparición del cáncer de páncreas era entre 70 y 80 años, anotaron los expertos.

Los bebedores empedernidos, definido como beber más de tres bebidas todos los días, desarrollaron cáncer de páncreas 10 años antes que los abstemios.

Al comparar la cerveza, el vino y los licores duros, el equipo encontró que la cerveza era la que más rebajaba la edad de desarrollo del cáncer de páncreas, destacó Anderson. Cuando comparó los bebedores de cerveza con los que no lo eran, el efecto era estadísticamente significativo; sin embargo, cuando tomó en cuenta otras variables que podrían afectar la aparición del cáncer, el efecto desaparecía.

Fumar cigarrillos es un factor de riesgo bien conocido para el cáncer de páncreas. El consumo excesivo de alcohol podría inducir cambios inflamatorios crónicos que están asociados también con el cáncer, dijo Anderson.

La combinación de tabaquismo crónico más la bebida sin duda tendrá un mayor efecto sobre el riesgo de cáncer de páncreas que uno de los dos hábitos por sí solo, aunque no se han hallado pruebas.

Este año, según las estimaciones de la American Cancer Society, se diagnosticarán cerca de 38.000 personas con cáncer de páncreas en los Estados Unidos, y unos 34.000 morirán a causa de esta enfermedad. El riesgo de por vida es de 1 entre 79, pero se ve afectado por factores como la edad avanzada, la obesidad y el historial familiar.

Corbalán destacó que el bajo contenido alcohólico de esta bebida es "absolutamente compatible" con el rendimiento deportivo de alto nivel, "siempre que se tenga en cuenta que la cantidad de cerveza ingerida sea adecuada a la capacidad de metabolizar el alcohol" y aludió a la necesidad de eliminar determinados tabúes respecto al zumo de cebada, "la primera bebida para el deportista después del agua", afirmó.

El experto analizó las capacidades de los jóvenes antes y una hora y media después del ejercicio, para lo que usó el Vienan T System -utilizado para medir la reacción de los pilotos de aviones caza a determinados estímulos-, un experimento que le ha permitido avalar los beneficios del consumo moderado de cerveza para los deportistas

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1428 noticias)
Visitas:
5363
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.