Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pensativo escriba una noticia?

Cerca del cielo o casí el paraiso

20/10/2009 17:19 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

El cielo o el paraíso te parecen como una historia de ficción, y acabas preguntándote si en verdad existen. La única teoría de la verdad del cielo o el paraíso, se encuentran, efectivamente, en un gran libro…

En respuesta a los correos que han llegado a mi email, solicitándome mayor información acerca del tema de la salvación, quiero agradecer la molestia que se toman en escribirme, y apreciar el gesto de interés que despierta en ustedes este tema que es de suma importancia en nuestra vida. La mayoría de la gente no le presta la atención que merece por carecer de información congruente y específica, y en otros por una elocuente ignorancia sobre el tema. Es decir, no se tiene una debida educación espiritual basada en el libro de la vida; y este libro es la Biblia. Y cuando no se tiene una educación correcta del tema, entonces carecemos de conocimiento y esto nos lleva a la ingenuidad espiritual, a creer fácilmente lo que se nos diga, específicamente las tradiciones erróneas o la cultura basada en creencias familiares, que hasta el día de hoy reina en nuestro entorno social y nos ata a esta ignorancia que nos impide abrir los ojos a la verdad. La Biblia dice; cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue tradiciones humanas, la que va de acuerdo con los principios de este mundo y no conforme a Cristo. Es como querer ser Doctor solamente porque algún familiar te enseñó a inyectar. Para ser Medico es necesario un estudio. Del mismo modo, para conocer a Dios, es necesaria también una preparación.

En cuanto a la salvación, tenemos la creencia que nuestras obras, es decir que las cosas buenas que hagamos en la vida tiene como consecuencia llegar al cielo. Esto viene de antaño, cuando nuestros padres nos hablaban una y otra vez la misma premisa. La religión tradicional lo señala de esta manera y repetidas veces lo menciona en sus catecismos, incluso existe un sacramento que es la confesión, que según te “redime” de culpas y puedes pensar que ya estas en el cielo o casi en el paraíso. ¡Esto es una reverenda mentira! Tus obras no te conducirán al paraíso. Es cierto que se te tomaran en cuenta, pero no es necesariamente el instrumento que te conducirá a la vida eterna. Ciertamente no hay obras sin fe, ni fe sin obras, sin embargo el camino concreto que te dará tú salvación es tú proclamación de fe. La Biblia dice; si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tú corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para tener salvación.

Cristo dio su vida a cambio de la redención de nuestros pecados, lo que nos exime de esta responsabilidad y nos libera de la esclavitud en la que estábamos debido a la desobediencia de Adán. Dios dio a su hijo Jesucristo para liberarte de este pecado. Fue un regalo de su parte. Lo que nos pide es que reconozcamos que Jesús es nuestro salvador y Señor. La Biblia dice lo siguiente; porque por gracia (regalo) ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, más no por obras, para que nadie se jacte. La Biblia aclara que nadie esta excluido de este regalo, así seamos de nacionalidades distintas, de color de piel distinta o de un idioma diferente. Para Dios no hay acepciones, de este modo todos tenemos derecho a usar este privilegio que Dios nos otorga. Yo recuerdo la predicación de un pastor que dijo referente a este tema; si alguien llegara y te regalara una casa sin conocerte ¿la aceptarías? Por supuesto que si. Del mismo modo Dios te da un regalo en la salvación. ¡Acéptala entonces! Cuando Cristo resucitó de entre los muertos, estaba colocando una piedra como cimiento; de ahí se deriva todo el edificio que será el templo de Dios, donde todos estaremos unidos a él como una sola iglesia.

La fe es el primer requisito que debemos tener para ser salvos. Y Jesucristo es el puente mediante el cual lograremos llegar a Dios. Jesús dijo; yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al padre, sino por mí. Cristo no sufrió ningún fracaso con su muerte, sino que fue el rescate que dio Dios a cambio de liberarnos de Satanás, no a uno solo, sino a toda la humanidad, pero la fe personal es tan necesaria para la salvación como la muerte de Jesucristo. La muerte de Cristo es ilimitada en su valor; fue para y todos los seres humanos, pero la muerte de Cristo resulta efectiva sólo para los elegidos y estos serán únicamente para los que creen. La Biblia dice; Como levantó Moisés la serpiente en el desierto, así también tiene que ser levantado el hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna. ¿Qué necesitamos para ser salvos? La Biblia te da la respuesta al decir; cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos.

Amaras a Dios por sobre todas las cosas y no tendras otros dioses además de él

La posibilidad de ser aceptados como sus hijos es parte de su promesa. La Biblia lo señala enfáticamente cuando dice; todos ustedes son hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús. Una vez que aceptamos a Cristo en nuestro corazón, aceptándolo como nuestro salvador y Señor, la promesa de ser adoptados como sus hijos se hará realidad. El apóstol Pablo dijo; Pero cuando se cumplió el plazo, Dios envió a su hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, a fin de que fuéramos adoptados como sus hijos. Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su hijo, que clama ¡Abba! ¡Padre! De modo que ya no eres esclavo sino hijo; y como eres hijo, Dios te ha hecho también heredero. La herencia a la que tenemos derecho es la vida eterna en el paraíso. El apóstol Juan nos dice en su evangelio; más a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios.

El significado de la muerte de Cristo abarca muchos aspectos, pero básicamente la sustitución es el punto central en el tema. Cristo ocupó el lugar que a nosotros nos correspondía, porque las escrituras dicen que no vino a ser servido, sino a servir y para dar su vida en rescate de muchos. Pagó el precio que nuestro pecado exigía para que pudiéramos ser redimidos, de tal manera que jamás estaremos esclavizados al demonio, puesto que la redención significa que, a causa del derramamiento de la sangre de Cristo, los creyentes han sido comprados, retirados de la esclavitud y puestos en libertad. Pero el punto es este; se dice que únicamente a los creyentes, lo que quiere decir a los elegidos y como he mencionado párrafo atrás, los creyentes o los elegidos serán los que acepten a Cristo en su corazón. Mucha gente piensa que con el hecho de creer en Jesucristo es más que suficiente. Creer y aceptar no es lo mismo y en esto debemos de tener mucho cuidado. Puedes creer, pero el hecho de aceptar es todavía más significativo; aceptar es como comprometerte y un compromiso adquiere una relevancia de intimidad. Aceptar a Cristo te compromete con el, pero de la misma manera se crea un lazo de intimidad personal. Hablar de Cristo no es tocar un tema de religión, sino de relación. Es increíble que puedas tener una relación personal con Jesucristo, pero las personas lo dudan porque no confían o no estudian su palabra. Si leyeras la Biblia entonces tendrías la oportunidad de discernir, de otro modo siempre estarás atado a tradiciones. Aceptar a Cristo en tú corazón es muy sencillo; solo tienes que hacer una oración donde le digas a Dios que reconoces que eres pecador y que él es el único que te puede salvar. Cierra tus ojos y ora de corazón; Señor yo se que me amas y se que enviaste a tu hijo para que tomara mi lugar en la cruz. Él murió por mis pecados; ahora me doy cuenta de que soy pecador y nada me puede llevar a ti más que el creer en tu hijo como mi salvador. Señor Jesús te acepto como mi salvador y te pido que vengas a vivir en mi corazón. Toma mi vida. Te lo pido en el nombre de nuestro señor Jesucristo, amen.

La Biblia dice; por eso, de la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, vivan ahora en él, arraigados y edificados en él, confirmados en la fe como se les enseñó, y llenos de gratitud. ¿Te gustaría ser un elegido del Señor? La Biblia dice; muchos serán los llamados pero poco los elegidos. ¿Cuál es tu gratitud a Cristo? Una vez que hayas proclamado tú fe y aceptado a nuestro Señor Jesucristo como tú Señor y salvador, uno de los propósitos de gratitud será demostrarlo en la obediencia. ¿Pero que representa la obediencia? La Biblia nos enseña lo que Dios quiere en la obediencia; Y ahora, Israel ¿Qué te pide el Señor tu Dios? Simplemente que le temas y andes en todos sus caminos, que lo ames y le sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma, y que cumplas los mandamientos y los preceptos que hoy te manda cumplir, para que te vaya bien. Obediencia es cumplir sus mandamientos. Los mandamientos son; amaras a tu Dios por sobre toda las cosas. No tengas otros dioses además de mí. No te hagas ningún ídolo, ni nada que guarde semejanza con lo que hay arriba en el cielo, ni con lo que hay abajo en la tierra, ni con lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te inclines delante de ellos ni los adores. Yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso. Cuando los padres son malvados y me odian, yo castigo a sus hijos hasta la tercera y cuarta generación. Por el contrario, cuando me aman y cumplen mis mandamientos, les muestro mi amor por mil generaciones. Ama a Dios con todo tu corazón, aléjate de ídolos, y se entregado a Dios y Dios entonces te dará esa recompensa que esperamos al morir; tener vida eterna en el paraíso.


Sobre esta noticia

Autor:
Pensativo (56 noticias)
Visitas:
8663
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

raul (14/01/2010)

disculpe creo que su disertacion es buena pero le falta algo de lectura y de investigacion para este tema puesto que la biblia no dice nadie llega al padre si no por mi ,dice en faticamente nadie VIENE al padre si no por mi,puede corroborarlo