Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javipas escriba una noticia?

Censura 1 – Libertad 0: ¿Gingerquéééé?

19/01/2011 15:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Censura 1 – Libertad 0: ¿Gingerquéééé?

Vuelvo al tema de la fragmentación en el mercado Android (y reciclo imagen de portada del artículo) porque hace poco ha aparecido un artículo en ZDNet en el que analizan la situación actual del mercado de terminales basados en la plataforma móvil de Google. Android es un sistema operativo fantástico, me encanta la libertad que me da en mi HTC Desire, y aunque tenga sus pegas a nivel de usabilidad, sigo creyendo que sus ventajas frente a iOS superan a sus desventajas.

Y sin embargo, seguimos con una situación preocupante en cuanto a la diversidad de versiones. Las estadísticas de Android Developers muestran que el 13% de usuarios de estos dispositivos aún utilizan Android 1.5 (abril de 2009) o Android 1.6 (septiembre de 2009). Android 2.1 (enero de 2010) está instalado en un 35% de los terminales ‘ con vida’ actuales, mientras que Android 2.2 (mayo de 2010) dispone de un 51, 8% de cuota.

El problema no solo es que haya cuatro versiones muy distintas en recursos y prestaciones pululando por ahí. El problema es que Android 2.3 Gingerbread solo tiene un 0, 4% de cuota porque, atención, mes y medio después de su lanzamiento solo hay un terminal (Google Nexus S) que lo soporte de forma oficial. Y no hay apenas noticias de que otros fabricantes vayan a ofrecer la actualización a sus modelos, algo que al menos sí sucedió con Froyo en terminales más o menos decentes como el HTC Desire.

Y aquí Apple ha acertado con su política de control total, que les permite que la mayoría de sus terminales estén actualizadas a la última versión. La censura gana a la libertad.

Es así de triste, pero aunque está claro que hay gente con iPhone que no ha actualizado a la última versión del firmware, la inmensa mayoría sí lo han hecho. Apple, claro está, tiene una ventaja fundamental sobre Android en este terreno: solo tiene que preocuparse de un dispositivo. Los fabricantes de dispositivos Android tienen que preocuparse de decenas de modelos, lo que hace que la actualización a nuevas versiones de Android sea mucho más problemática. La diversidad es, en este caso, una desventaja.

Ni siquiera el carácter Open Source de Android es especialmente atractivo en este caso: en XDA Developers hay un buen puñado de ROMs personalizadas con Android 2.3 como base (no la versión de Google con sus complementos propietarios, sino la versión AOSP), y aunque cualquiera puede actualizar su terminal (hay muchos soportados) el porcentaje de los que lo hacen es en realidad muy reducido. Es un mundo para frikis y gente con tiempo y ganas, porque el usuario de a pie no tiene ni idea de cómo actualizar el software para el chip de radio y luego actualizar el sistema operativo. Normal.

¿Qué opciones tiene Google? Pues me temo que pocas. Los fabricantes eligen Android por las posibilidades de personalización que ofrece esta plataforma, que por definición tiene que ser personalizable, así que si Google trata de cerrar esa capacidad, perderá el apoyo de los fabricantes. Solo de este modo podría establecer una única versión de Android oficial y universal (más o menos), que todos los usuarios podrían actualizar con la siguiente, que también sería oficial y universal (más o menos).

Lo curioso del caso es que Google hace totalmente lo contrario de lo que hace en Android con Chrome: el navegador se actualiza sin pedirnos permiso y sin avisar, y todos tan contentos: en aras de las prestaciones y de la seguridad, cedemos ese control que asegura que siempre estemos actualizados y a la última. Pero son dos plataformas y dos desarrollos muy distintos, y lo que es válido en una no lo es en otra. Es una lástima.

La conclusión: la que indica el redactor del artículo original, totalmente coherente y racional:

No, we may not like Apple's approach to app approval or their rapid hardware upgrade cycles. But iOS users can count on regular updates (even if they sometimes cost money) and developers can count on homogeneity. I'm not sure when Google, the carriers, or device manufacturers are going to get that this is a serious problem.

Lo es. Es muy serio. Y más vale que en Google se den cuenta pronto, porque este tipo de problemas nos están recordando a fallos de bulto que MS cometió en el pasado.


Sobre esta noticia

Autor:
Javipas (311 noticias)
Fuente:
javipas.com
Visitas:
4638
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.