Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Wizfun escriba una noticia?

Celos tecnológicos

07/03/2011 20:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La tecnología trajo tambien los celos

el-divorcio - A la hora de divorciarse, cuidado con el

Los celos... ¡ah! los celos... Ese sentimiento que tan dramáticamente retrató Shakespeare en Otelo, el moro de Venecia. Por eso, aquí se llama "moro", desde tiempo inmemorial, (no con sentido peyorativo hacia esa etnia) a aquellos que quieren tener a sus mujeres "en casa y con la pata quebrada": o sea, controladas hasta cuando van al baño.

Parece exagerado pensar así en los principios del XXI, en que la psicología ha avanzado tanto en tan poco tiempo, pero los hechos lo demuestran. Lo que sucede es que, ahora, se les llama machistas, y las consecuencias de esos celos suelen ser - en mas ocasiones de las que nos gustaría - nefastas para ellas, ya que la violencia ha aumentado en dureza por la extendida costumbre del "... ¡esa mujer es mia y de nadie más!" o "... ¡a esa mujer ni mirarla!..." y otras lindezas que demuestran que las cosas de los sentimientos no han cambiado al mismo ritmo que la investigación tecnológica, por ejemplo. Y eso, incluso en los muy jóvenes. Podemos asitir en las calles e institutos a verdaderos recitales de prepotencia a cargo de los machitos de turno que harían sonrojar al mas pintado por verguenza ajena.

Lo de los celos no sería noticia a no ser porque la periodista Adriana Balaguer nos sorprendió con la investigación de los laboratorios Bayer de Alemania de que el ordenador ha desplazado al televisor en las causas de la "distracción" de los varones en las relaciones inter- personales, lo cual provoca un fuerte impacto en sus vidas sexuales. En definitiva que tanto ellas como ellos "sienten" celos de los cacharros y sus posibilidades. La recaraba, vamos.. Pues veréis cuando los "juguetitos" sexuales empiecen a desplazarnos de sus vidas, ¡que sucederaaa! mas ntarde o mas temprano... ¡!¿Quien puede competir con eso?...

Celos tecnológicos

Por: Adriana Balaguer

Celos de pareja, de eso se trata. Pero no de los que pueden provocar otras mujeres sino de los que genera la web. Y no se trata sólo de que ellos puedan pasar horas colgados frente a la computadora: la proliferación de los celulares multiplicó el problema (si no están respondiendo mails, están hablando por teléfono o interactuando en Facebook o Twitter).

Una investigación realizada por el laboratorio Bayer en Alemania asegura que la computadora ha desplazado a la televisión entre los culpables de distraer a los varones a la hora del amor. En este estudio, las mujeres afirman también que el correo electrónico y navegar en la web están causando un fuerte impacto en sus vidas sexuales, deteriorando su frecuencia y calidad.

..."la computadora ha desplazado a la televisión entre los culpables de distraer a los varones a la hora del amor"..

¿Es una competencia para temerle? ¿Pueden abandonar ese hábito? ¿Es un vicio exclusivo de los hombres?

Hace un par de años, un amigo me contó apesadumbrado que su mujer lo había dejado porque, literalmente, no "se desconectaba": tenía el celular prendido todo el fin de semana y recibía llamados de trabajo permanentemente. "No quiero esta calidad de vida", le dijo un día y lo ayudó a armar las valijas(hacer las maletas).

Entonces solo atiné a consolarlo y le aconsejé que intentara revertir ese hábito. "¿Y si tenés dos celulares -le dije-, uno para el trabajo y otro para las relaciones sociales, y al primero lo dejás en un cajón de la oficina antes de irte los viernes?". La idea de sumar otro aparatito a su vida le encantó y prometió hacerme caso. Cuando meses más tarde lo volví a encontrar, seguía enchufado pero en vez de un teléfono, cargaba dos. Y se había puesto de novio con una mujer que no sólo no sufría su adicción sino que le divertía.

Es que de eso se trata, de acordar, de establecer las reglas de convivencia con nuestra pareja, así como también con los amigos y compañeros de trabajo. Es por respeto. Por escuchar y ser escuchado. A nadie le gusta que le presten atención a medias. A nadie le gusta que su compañero de cama se fugue de la habitación a través de la pantalla más cercana. Y no se trata de querer ser siempre el centro del mundo, solo de preservar, de cuidar los espacios de contacto personal con el otro.

Sobre el autor Adriana Balaguer Adriana Balaguer

Editor, Soy periodista, tengo 40 años (pero lejos estoy de ser una

cuarentona) y tres hijos. Hago Pilates, amo las frutillas con

crema y compartir margaritas a solas con mi marido.

Desde hace 5 años retrato la vida de otras mujeres en

www.mujeressinfronteras.com. Así confirmé que a la mayoría

de las mujeres nos gusta ejercitar la omnipresencia: pensamos

en qué vamos a cocinar en medio de las reuniones de trabajo.

¿Será por eso que vivimos desesperadas?


Sobre esta noticia

Autor:
Wizfun (353 noticias)
Visitas:
5120
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.