Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

La UE celebra que Lisboa cuente ya con el apoyo "democrático" de "todos" los Estados miembros

03/10/2009 19:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las instituciones europeas han recibido con satisfacción el respaldo del pueblo irlandés al Tratado de Lisboa porque repercutirá en una Unión Europea "más fuerte y eficaz". El presidente de la Comisión, Jose Manuel Durao Barroso, y el primer ministro sueco y presidente de turno del Consejo, Fredrik Reinfeldt, se han apresurado a defender que el texto cuenta ya con la "aprobación democrática" de los 27, a pesar de que Praga no lo haya ratificado formalmente, y han anunciado una reunión el miércoles con el primer ministro checo para tratar de acelerar el proceso.

"El mensaje de hoy es simple y claro: Gracias, Irlanda". Así de rotundo se mostró Barroso al inicio de la rueda de prensa ofrecida en Bruselas tras conocer los datos del referéndum en Irlanda y en la que no pudo evitar mostrarse "muy feliz" por un resultado que evita una nueva crisis institucional a la Unión Europea. "Es un gran día para Irlanda y para Europa", aseguró.

Los resultados finales del referéndum, publicados hoy han deparado la aprobación del texto con un 67, 1 por ciento de apoyo de los votantes. El 'sí' ha sido la opción mayoritaria en 41 de las 43 circunscripciones del país, conforme a los resultados oficiales. El apoyo al 'No' fue del 32, 9 por ciento de los votantes, mientras que la participación de los aproximadamente tres millones de irlandeses con derecho a sufragio fue del 58 por ciento.

Barroso agradeció la "señal de confianza" enviada por el pueblo irlandés con este apoyo al Tratado de Lisboa y por reconocer con ello "el papel que ha jugado la Unión Europea respondiendo a la crisis económica".

Además, interpretó el resultado favorable como una prueba de que Irlanda quiere colocarse "en el corazón de Europa" y de que ha dado por buenas las "garantías" dadas por la UE a Irlanda como, por ejemplo, asegurar un comisario por cada Estado miembro, factor que Barroso ha juzgado "importantísimo".

La Unión ha demostrado que está "dispuesta a escuchar y a reaccionar" ante las preocupaciones de sus ciudadanos, dijo el ex primer ministro portugués, quien también presumió de la campaña desplegada por las instituciones y los favorables al 'sí', por haber informado a los votantes y "ayudar a la gente a tener las ideas claras".

En su opinión, el apoyo "rotundo" de Irlanda al texto europeo demuestra que "cuando se explica convenientemente Europa, el pueblo nos apoya" y acusó a los detractores del Tratado de haber promovido una "campaña del miedo" para que ganara el 'no'. "La campaña del 'sí' no ha jugado con el miedo, la campaña del 'sí' ha jugado con los hechos", insistió.

POLONIA Y REPÚBLICA CHECA, ÚLTIMOS ESCOLLOS

Una vez subrayado que el Tratado ya ha sido "aprobado democráticamente" por "todos" los Estados miembros, Barroso pidió a Polonia y a República Checa --países que aún no han ratificado formalmente el texto-- que aceleren los "procedimientos necesarios" para que Lisboa entre en vigor "lo antes posible".

El Parlamento "soberano" de República Checa expresó "claramente" su aprobación al Tratado y el Tribunal Constitucional ha fallado que es "compatible con la constitución checa", por lo que el presidente de la Comisión se mostró "tranquilo" sobre la total ratificación del texto en este país.

El presidente de República Checa, Vaclav Klaus, confirmó este sábado que no firmará la ratificación hasta que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre un segundo recurso de inconstitucionalidad presentado por un grupo de diputados. Mientras, el primer ministro del país, Jan Fischer, se ha mostrado convencido de que la firma se producirá "antes de que concluya este año". "Estoy convencido de que (Praga) lo va a aprobar formalmente. La única cuestión es saber cuándo", reiteró Barroso.

El presidente de turno de la UE, el sueco, Fredrik Reinfeldt, siguió la línea marcada por el jefe del Ejecutivo comunitario en su discurso y descartó la necesidad de convocar una cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de la UE para presionar a Praga. Los días 28 y 29 de este mes habrá una reunión oficial de los líderes europeos en Bruselas y para Reinfeldt ese es el "calendario perfecto" para abordar la cuestión.

"Estoy muy satisfecho por el resultado tan positivo del referéndum. Europa ha escuchado y actuado ante las preocupaciones del pueblo irlandés (...). Es algo bueno para Irlanda y algo bueno para la Unión Europea", resumió el mandatario sueco en rueda de prensa desde Estocolmo. También incidió en la consideración de que, a pesar de no haber concluido el proceso en Praga y Varsovia, el documento cuenta con "la aprobación democrática" de los Veintisiete.

REUNIÓN EN BRUSELAS

Descartada una cumbre extraordinaria, Reinfeldt sí ha considerado oportuno convocar al primer ministro checo a una reunión el próximo miércoles en Bruselas para hablar de la necesidad de acelerar el proceso completo de ratificación. A esta cita también asistirá el presidente Barroso quien ha asegurado que durante los últimos días ha mantenido "contactos muy estrechos" con Fischer.

El primer ministro sueco también acudirá al Parlamento Europeo el mismo miércoles acompañado de Barroso y enviará el jueves a su ministra de Asuntos Europeos, Cecilia Malmström, a Praga.

El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, se sumó a las felicitaciones a Irlanda y confió en que el apoyo al Tratado haga que la UE sea "más efectiva" y "nuestra cooperación más fructífera". No obstante, advirtió de que "no es el final de la historia" y que es el momento de "comenzar a trabajar para superar las dificultades" y añadió que "podemos hacerlo juntos en el futuro, como lo hicimos en el pasado. Todo ello basado en el principio de solidaridad".

Mientras, 'populares', socialistas y liberales en la Eurocámara coincidieron en enviar mensajes optimistas ante lo que supone el referéndum positivo en Irlanda y las ventajas que aportará al buen funcionamiento de las instituciones europeas.

En contraposición a la satisfacción mostrada por las instituciones y los principales grupos políticos, los conservadores euroescépticos en el Parlamento Europeo --grupo que reúne a los conservadores británicos y a otros diputados euroescépticos sobre todo de Polonia y República Checa-- advirtieron de que Lisboa aún debe salvar algunas "barreras" y recordaron que su plena ratificación no estará "completa" hasta que tengan la firma de Varsovia y Praga.

El líder del grupo, el polaco Michal Kaminski, criticó que las instituciones europeas hayan dedicado "mucho tiempo y recursos para asegurarse" un 'sí' en el referéndum de Irlanda y aseguró que "los irlandeses no han dado su apoyo total al Tratado, (sino que) han sido forzados a aceptarlo".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1479
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.