Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vakitazul escriba una noticia?

Celda 211

10/11/2010 18:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sé que tengo delito por no haber visto hasta ahora una película del calibre de Celda 211, que demuestra que realmente el cine español no está muerto y que tiene vida y calidad más allá de Amenábar.

Si algo sientes tras ver esta película, además de los millones de sensaciones mezcladas que la película te deja, es que estamos por resurgir y que Celda 211 es la primera muestra de ello. Personalmente así espero que sea y... Daniel Monzón... me quito el sombrero ante tu obra.

TÍTULO ORIGINAL: Celda 211

AÑO: 2009

DURACIÓN: 110 min

PAÍS: España

DIRECTOR: Daniel Monzón

GUIÓN: Daniel Monzón, Jorge Guerricaechevarría (Novela: Francisco Pérez Gandul)

MÚSICA: Roque Baños

FOTOGRAFÍA: Carles Gusi

REPARTO: Luis Tosar, Alberto Ammann, Antonio Resines, Carlos Bardem, Marta Etura, Vicente Romero, Manuel Morón, Manolo Solo, Fernando Soto, Luis Zahera, Félix Cubero, Joxean Bengoetxea, Juan Carlos Mangas, Jesús Carroza

PRODUCTORA: Coproducción España-Francia; La Fabrique de Films / Morena Films / Telecinco Cinema / Vaca Films

WEB OFICIAL: http://www.celda211.com

GÉNERO: Thriller. Drama.

SINOPSIS: El día en que comienza a trabajar en su nuevo destino como funcionario de prisiones, Juan se ve atrapado en un motín carcelario. Haciéndose pasar por un preso más, luchará para salvar su vida e intentar dar fin a la revuelta, liderada por el temido Malamadre. El joven tendrá que jugársela a base de astucia, mentiras y riesgo, sin saber todavía qué paradójica encerrona le ha preparado el destino...

CRÍTICAS:

- "Celda 211 es un thriller que se abre las venas y se desangra delante de tus ojos. El golpe inicial se presume demoledor, pero la brutalidad se diluye en las aguas tibias de una narración tensa, inteligente y muy bien llevada. Sus personajes tiran los estereotipos muros afuera, y en el patio hierve una lucha de indeseables en busca de dignidad. No es extraño cómo se queda el espectador recién llegado a este penal: perplejo ante un potentísimo drama carcelario que acojona. Luego el argumento tiene algún que otro giro algo efectista, pero al estar encerrado enseguida reaparece Malamadre con su voz aguardentosa, para clavarte su mirada y devolverte a la cruda realidad. Qué grande Tosar, magistral componiendo un personaje memorable, no sólo por cómo lo interpreta, sino por cómo logra que el público en la sala, la sociedad libre, consiga ver al ser humano que hay en todo recluso, aferrado a la violencia en nombre de sus principios. Como tantas veces hace la sociedad libre, vamos." (Pablo Kurt)

- "Peripecia llena de violencia e inteligencia (...) brillante película de género, probablemente la mejor española (o en español) del año. (...) Puntuación: **** (sobre 5)." (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)

- "Una de las mejores películas que ha hecho el cine español en mucho tiempo (...) Una narración tensa y compleja en la que todo posee fuerza, suspense, desasosiego y veracidad. Pasa volando y perdura en el recuerdo (...) Impresionante recital de Luís Tosar" (Carlos Boyero: Diario El País)

- "Un espectáculo trepidante, que maneja los hilos de la acción y del drama, el espacio cerrado de la prisión y los distintos puntos de vista sobre lo que ocurre con una desenvoltura cercana al virtuosismo. (...) interpretación apabullante de Luis Tosar" (Alberto Bermejo: Diario El Mundo)

- "Excelsa recreación de Luis Tosar (...) Monzón trabaja con maestría las constantes del género carcelario (...) Puntuación: **** (sobre 5)." (Sergi Sánchez: Fotogramas)

- "Un bestial Luis Tosar estremece en este sorprendente thriller carcelario. (...) un guión muy bien atado (...) Puntuación: ***1/2 (sobre 5)." (Irene Crespo: Cinemanía)

Fuente: Filmaffinity

La cinta comienza bañada en sangre, un hombre en su celda quema un plástico hasta obtener un filo lo suficientemente cortante tras lo que se corta las venas de la manera más eficiente... después la acción nos traslada a la llegada de Juan Oliver, novato funcionario de prisiones que se presenta el día anterior a su primer día de trabajo para conocer las instalaciones, a los compañeros, el ambiente de la prisión... vamos lo que pocos harían en realidad porque para perder un día de vacaciones por voluntad propia ya hay que tener ganas jeje. La cárcel es antigua y no está en muy buen estado, el desprendimiento de un pedazo de yeso del techo golpea en la cabeza al nuevo carcelero dejándolo inconsciente, al tiempo que se produce un motín en la cárcel. Los compañeros funcionarios, apresurados por salir de la zona de riesgo lo dejan dentro de una celda. La celda 211. Poco después Juan recupera la consciencia y descubre desde el interior de la celda lo que está ocurriendo fuera de ella. Con premura se dispone a hacerse pasar por un nuevo preso y es llevado ante Malamadre, el rey del cotarro.

Mientras veía esto pensaba: ya es mala suerte que todos los sucesos coincidan para llevar al protagonista a esa situación, pero lo que sientes al final de ella es cómo la vida puede cambiar en tan solo un segundo, por capricho del destino, por mala suerte, y todo tu mundo puede verse arrasado y volcado.

La cinta es fluida y directa en todo momento, la acción se sucede de forma vertiginosa llevando tanto al novato funcionario que se hace pasar por preso como a Malamadre y al resto de presos de la cárcel a una evolución que les condenará a todos a un mismo final. Vemos cómo el novato quiere salir de allí pero no puede evitar sentir cierta simpatía al tiempo que miedo por Malamadre, un personaje realmente sin igual, que se rige por sus propios principios, algo de lo que la mayoría de sus compañeros carece por completo, cómo entre ambos nace una extraña amistad que no podría haber ocurrido en ningún otro lugar ni tiempo, cómo la policía y los funcionarios en el exterior discuten sobre lo que hay que hacer, los mil caminos que cada uno de ellos tomaría, desde el más cruel y despiadado pasando por el puro egoísmo hasta llegar a la auténtica preocupación por la esencia humana, ya sea libre o condenada. Cada personaje tiene su propia visión de las cosas, visión que va cambiando y convulsionando conforme avanza la película, convirtiendo a los buenos en malos, a los malos en buenos, o en el fondo lo que realmente todos somos: personas con mil tonalidades que nunca sabremos cómo responderíamos ante algo así hasta que nos encontramos inmersos en ello.

Mucho más podría contar acerca de la película y los grandes valores y aciertos que tiene pero descubriría demasiado para aquellos que aún no la hayáis podido disfrutar y os aseguro que tenéis que verla sin saber nada, tan solo dejaros llevar por este micromundo carcelario.

ç

Las actuaciones de la película constituyen un gran acierto. El siempre increíble Luis Tosar se mete en la piel del carismático y temible Malamadre, que si bien es fiero también podía haber sido un cachorro si su vida hubiera sido otra. Alberto Ammann debutando en un espléndido papel, metido hasta la médula en la historia que vive Juan Oliver, un magnífico descubrimiento para el cine español en mi opinión. El siempre cumplidor Antonio Resines haciendo de malo como el funcionario más duro y cruel de la prisión, Utrilla. También aparece Carlos Bardem en una magnífica actuación como Apache, si bien no me acaba de convencer que le convirtieran en panchito jeje, pero da perfectamente el pego. Entre otros.

La película Celda 211 supuso la adaptación de la novela homónima escrita por el periodista Francisco Pérez Gandul, dirigida por Daniel Monzón, quién también ha tomado parte en el guión.

Celda 211 se convirtió en la película más aclamada en la XXIV edición de los Premios Goya, ganando ocho estatuillas de dieciséis nominaciones, entre ellas mejor película, mejor actor para Luis Tosar, mejor actor revelación para Alberto Ammann y mejor director. La coincidencia de Ágora de Alejandro Amenábar en el mismo año, que tuvo que conformarse con verse premiada en aspectos más técnicos, convirtió la gala en la más vista de la historia y supuso un gran encumbramiento para el cine español, cojo desde hace tanto tiempo. Ambas películas fueron, por supuesto, las más premiadas y alabadas.

Los dos protagonistas recibiendo instrucciones del director

Y lo dicho, después de ver Celda 211, confío que salgan a la luz más talentos como Amenábar y Daniel Monzón que hagan resurgir el cine español haciéndole un hueco en el resto del mundo. No os perdáis esta magnífica película.

Trailer


Sobre esta noticia

Autor:
Vakitazul (62 noticias)
Fuente:
vakitazul.blogspot.com
Visitas:
6592
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Guionistas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.