Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Atinachilepro escriba una noticia?

Cedepu Chile En La Onu

20/10/2013 03:09
0

CEDEPU CHILE SE HACE PRESENTE EN CUARTA COMISIÓN DE LA ONU

Política Especial y de Descolonización

Cuarta Comisión

Trata una variedad de asuntos tales como la descolonización, los refugiados palestinos y los derechos humanos, el mantenimiento de la paz, las actividades relativas a las Minas, los asuntos del espacio ultraterrestre, la información, las radiaciones ionizantes y la Universidad para la paz.

• COMISIONES:

• La Primera Comisión (Desarme y Seguridad Internacional)

• La Segunda Comisión (Asuntos Económicos y Financieros)

• La Tercera Comisión (Asuntos Sociales, Humanitarios y Culturales)

• La Cuarta Comisión (Política Especial y de Descolonización)

• La Quinta Comisión (Asuntos Administrativos y Presupuestarios)

• La Sexta Comisión (Jurídica)

image

image

Cuarta Comisión o Comisión de la Política Especial y de Descolonización

Esta Comisión, de índole política, surgió en la vigésimo octava Sesión de la Asamblea General, de la fusión de la Comisión de Política Especial y de la Comisión de Administración Fiduciaria (la cual se encargaba de la administración de territorios fideicomitidos). Trata cuestiones como conflictos entre Estados por razones de territorio, los problemas que sufren los pueblos a raíz de esos conflictos, problemas relacionados con los deseos de independencia de ciertos pueblos en relación con sus Estados colonizadores, y los casos importantes que ocupan gran parte de la agenda. Actualmente existen 16 territorios no autónomos que son supervisados por esta Comisión..

Las sesiones de esta Cuarta Comisión duran seis semanas e inician en el mes de Octubre de cada año, este 2013 le correspondió a CEDEPU CHILE, representado por la Doctora Jacqueline Andrea Hernández hacer la presentación como peticionario de la sociedad civil de América Latina en apoyo de la agenda Marroquí para la cuestión del Sahara Occidental.

Resumen del voto político-peticionario presentado:

La monarquía Marroquí ha reclamado con justo derecho que históricamente sus lazos económicos, religiosos y militares entre el sultán de Marruecos y los consejos tribales Saharauis demuestran que Marruecos siempre ha ejercido la autoridad sobre el Sahara Occidental. La Corte Internacional de Justicia reconoció tales lazos, por tanto la propuesta de Marruecos entonces es una invitación a ser garantes de un método innovador para la resolución de disputas. En juego sabemos esta la estabilidad de la región frente al fundamentalismo y terrorismo, lo que implica ajustes estructurales para así garantizar obligaciones humanitarias y derecho internacional humanitario y la estabilidad de la misma.

La posición de Marruecos de apoyar un estatuto de autonomía viene a garantizar la reducción de las tensiones, resolver las confrontaciones y garantizar un tratamiento equitativo. No debemos dejar pasar a juicio de observador independiente (Cedepu Chile) que el conflicto emana más bien de la rivalidad histórica entre Argelia y Marruecos y el generoso apoyo que Argelia le ha proporcionado al Frente Polisario; importante hoy en día es el apoyo que Argelia presta y proporciona en varios foros y frentes a los separatistas, siendo un agente patógeno que alimenta la inestabilidad.

En 2007, Marruecos presentó su propuesta de solución al conflicto del Sahara Occidental ante las Naciones Unidas, pidiendo un referéndum que permitiría a los residentes del Sahara Occidental a votar en convertirse en una región autónoma del Reino. Si la autonomía se aprobara – lo cual hubiera sido probable, ya que permitiría votar a los marroquíes que viven en el Sahara Occidental – los saharauis se encargarían de la administración local, la educación, programas de salud y temas sociales, mientras que los marroquíes administrarían la defensa y las relaciones exteriores de la región, elementos de toda lógica político-jurídica para estos tiempos del siglo XXI.

A nuestro juicio el gobierno marroquí ha propuesto un estadio de autonomía que a todas luces es la solución más realista, basándose en la relación histórica que ya tiene sobre gran parte de la región, los vínculos culturales y sus demandas históricas sobre Sahara Occidental.

Sostenemos que sin la presencia de Marruecos el Sahara solo es un desierto, el rol de Marruecos es facilitar entonces la integración de las provincias saharianas y les ha ayudado a poner fin al estadio de indigencia en que han vivido durante la colonización, ello ha permitido acceder a la modernización, gracias a una políticas eficaz de discriminación positiva.

Un ejemplo ilustrativo: la escolarización de las jóvenes generaciones saharauis es superior al resto de las regiones del país, incluso más ricas y dotadas económicamente, de lo que se deriva una conclusión del tamaño de una catedral: la evolución de la escolarización en la gran región sahariana corrobora ampliamente la hipótesis inicial de esta presentación, cual es que la autonomía como forma de gobierno permitiría avanzar más en la inclusión, donde los jóvenes saharauis no solo recuperen la gran diferencia educativa, sino que esta se vea superada.

La "RASD" no tiene ninguna existencia territorial, está instalada en Tindouf, en Argelia, y no tiene pueblo, puesto que el único pueblo de que dispone está formado por los detenidos que retiene y controla, muy a su pesar, en los campamentos y, no como resultado de una elección.

No posee ningún atributo de soberanía, no tiene existencia en ninguna parte salvo en Internet y en instituciones ficticias establecidas en el territorio de un país extranjero.

El Polisario, que ha establecido una serie de instituciones ficticias en Tindouf, como el gobierno saharaui, la media luna roja saharaui (CRS), la unión de la mujer saharaui, la unión de la juventud saharaui, se esfuerza sobremanera por organizar, en el suelo argelino, celebraciones conmemorativas bajo apelaciones como el 27 de febrero, el 10 de mayo, el 20 de mayo, o incluso el 12 de octubre.

El Polisario no puede, para nada, dar lecciones a nadie en materia de derechos humanos. Ahora bien, supongamos que se viable la creación de un estado en el Sahara:

1. El Sahara Occidental es un gran desierto de 270.000 km2, con una densidad demográfica inferior a un habitante por kilómetro cuadrado, con fronteras irregulares, difíciles de resguardar o vigilar, particularmente para un estado frágil.

2. La seguridad en este estadio de situación dependería siempre de la constante ayuda externa y lo pondría en situación de estado fallido, proliferando grupos terroristas y desarrollo de inmigración ilegal.

3. Los demás estados a nivel regional estarían bajo la amenaza de fuerzas desestabilizadoras, empezando por las Islas Canarias. Esta situación impediría a los países del África Occidental y Golfo de Guinea la construcción de una red oleoductos que atravesasen Marruecos, ya proyectados para apoyar el suministro de recursos energéticos a Europa y Estados Unidos.

La iniciativa marroquí es a nuestro juicio una acción coherente inspirada en un espíritu de apertura, se propone crear las condiciones de un proceso de diálogo y de negociación que desemboque en una solución política mutuamente aceptable, sobre la cual muchos observadores estamos al pendiente, donde sabemos que el referéndum no es la única salida, ya que la autonomía y un estatuto de regionalización son una herramienta de política real y no una rebuscada identidad.

image

Escrito por ; ANTONIO YELPI & JACQUELINE ANDREA HERNANDEZ

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en