Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Causas de contracciones y calambres en las piernas y en los pies, cuidados en casa

13/07/2010 13:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Varios factores: deshidratación, fatiga, esfuerzo físico excesivo, deficiencias de nutrición, o ropa muy ajustada que restringe la circulación.Presión y colesterol altos, diabetes y cigarrillo.Recomendaciones para la noche, dieta y suplementos, vitaminas y minerales, ejercicios caseros

CAUSAS DE CONTRACCIONES Y CALAMBRES EN LAS PIERNAS Y EN LOS PIES, CUIDADOS EN CASA

Las contracciones dolorosas e involuntarias de los músculos de las piernas y los pies se provocan por varios factores: deshidratación, fatiga, esfuerzo físico excesivo, deficiencias de nutrición, o ropa muy ajustada que restringe la circulación.

La causa de un calambre es, a menudo, un golpe en una pierna o un estirón muy fuerte durante la actividad física.

Presión y colesterol altos, diabetes y cigarrillo

La claudicación intermitente (dolor en la pierna al caminar, que se alivia cuando descansa), experimentada como un calambre, suele acompañarse de una sensación de pesadez; llega a responder a un síntoma de endurecimiento ateroesclerótico de las arterias, y se empeora debido a la presión alta, el colesterol elevado, la diabetes y los cigarrillos.

Recomendaciones para la noche

Para prevenir la acumulación de líquido en las extremidades inferiores, que a la noche se alternan con crispaciones espasmódicas y estirones de los músculos, hay que elevar el pie o la cabecera de la cama.

Colocar una almohada entre las rodillas, cuando se duerme de costado; o debajo de las rodillas, si se duerme boca arriba, lo que contribuye a evitar los calambres.

También hay que aflojar el extremo inferior de las colchas, o ubicar una tabla o una almohada al pie de la cama, de modo de reducir la presión que sobre los pies efectúan los calambres. Se aconseja el uso de medias para dormir de manera que se mantengan tibios los pies.

Para relajar los músculos acalambrados sirven una compresa tibia o una almohadilla eléctrica.

Una calma del dolor en las pantorrillas con calambres consiste en agarrarse los dedos de los pies y tirarlos hacia las rodillas con una mano, mientras se masajea hacia arriba, desde la pantorrillas hasta la rodilla; el proceso se acelera si se frota el área con hielo envuelto en una tela.

Dieta y suplementos

Si se beben pocos líquidos (se aconsejan ocho vasos de agua al día) disminuye el volumen de sangre, lo cual conduce a problemas circulatorios.

Cuando se hacen ejercicios fuertes, los calambres se previenen si se comen

bocados salados, y se bebe por lo menos medio vaso de agua antes, cada 20 minutos durante, e inmediatamente después de concluirlos.

Los alimentos necesarios son: bananas, vegetales frescos y granos enteros, todos ricos en potasio; los suplementos de este último se deben tomar sólo con la aprobación del médico.

Vitaminas y minerales

Conviene adoptar una alimentación rica en vitaminas y minerales, que incluya verduras de hoja verde, soja, frutos secos, yogur, cereales enteros, semillas de zapallo, sésamo y girasol.

A veces se recomienda evitar alimentos ricos en colesterol, como las grasas lácteas y de los animales en general, por la acumulación de colesterol en las paredes arteriales.

Si la afección se debe a una deficiencia nutricional, proporcionan alivio los complementos de calcio, magnesio, hierro, vitaminas B, C. D y las tabletas de algas marinas.

En caso de que las molestias ocurran luego de ejercitarse, o por la noche, conviene tomar vitamina E. Si se transpira profusamente en el trabajo o al ejercitarse, es posible la necesidad de sal para restituir el sudor.

Ejercicios caseros

Se debe caminar hasta que se sienta molestia, descansar hasta que el dolor se va y repetir la caminata.

Pararse a un brazo de distancia de un pared e inclinarse hacia delante, apoyando el peso del cuerpo en ambas manos, manteniendo al mismo tiempo las piernas rectas y los talones sobre el piso.

Otro recurso es sentarse, estirar las piernas, extender los talones y doblar los dedos de lo pies en dirección al cuerpo.

Fuente: Buttaravoli P. Muscle cramps In: Buttaravoli P, ed. Minor Emergencies. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 121.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
10378
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.