Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Cataluña, capital: Madrid

7
- +
11/10/2017 14:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El feo futuro de Cataluña se vislumbra a través de GVC Gaesco, su principal grupo de intermediación financiera, que aparece entre las decenas de empresas cuya mayoría se traslada a Madrid huyendo de su futura "patria", y que de momento representan ya la mitad del PIB de esa Comunidad.

Gaesco le tiene miedo al independentismo y busca puerto seguro.

Pero resulta que su principal propietario, Joan Vallvé i Ribera, es vicepresidente del separatista y elitista Omnium Cultural (OM), cuya energía alimenta ideológicamente el radicalismo de Puigdemont y de Oriol Junqueras, junto con la más plebeya Asamblea Nacional Catalana (ANC).

Les acompaña la revolucionaria y ultraizquierdista Candidatura d'Unitat Popular (CUP), fuerza de choque y previsible origen de cualquier futuro disturbio.

Obsérvese, pues, que por un lado está la clase más poderosa, pues Omnium fue fundado por Luis Carulla, creador de Gallina Blanca y sus empresas herederas, y la familia Vallvé está unida familiar y empresarialmente al presidente de la Bolsa de Barcelona, Joan Hortolà, militante de ERC.

Y por otro lado está la tropa ideológica de la ANC, clase media y baja, y sobre todo la CUP, antisistema y proetarra que intimida a todos, incluyendo a los separatistas menos entusiastas.

El interclasismo de estas fuerzas reproduce la estructura clásica del fascismo, por lo que, sabiéndolo, la burguesía separatista, franquista mientras vivía y la protegía el dictador, abandona ahora Barcelona y huye a Madrid, la nueva capital de Cataluña.

No es mala noticia: al no confiar en el futuro de la República Catalana, los burgueses separatistas podrían expatriar sus empresas y capitales a otros países, pero no, se quedan en España al verla como puerto próspero y seguro.

Sí, es una buena señal para España que la fuga de capitales sea de una región a otras, y no solo a Madrid, en lugar de huir al exterior: son separatistas pero confían en España.

----------

SALAS

image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (1948 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
141
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.