Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

Cataluña se adivina republicana y de izquierdas

8
- +
09/04/2019 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Uno de los últimos estudios de opinión que se han realizado para aventurar los resultados de las elecciones catalanas, indican que el independentismo volvería a ganar las elecciones, por lo que la mayoría en el parlamento les permitiría volver a seguir avanzando en el proceso de independencia

La última oleada del Centre d'Estudis d'Opinió, una suerte de CIS catalán augura que, en las próximas elecciones generales y autonómicas, tendrá como vencedor claro a ERC.

La formación que lidera Oriol Junqueras se haría con el mayor número de votos, en detrimentos de JxC. La formación auspiciada por Carles Puigdemont y Quim Torra se hundiría en ambos comicios.

El Procés da alas al independentismo, ya que, según la encuesta, el 48, 4% de los catalanes se declara, hoy por hoy, como independentista.

Mayor número de votos y mayor número de escaños

En unas virtuales Elecciones Generales que se celebrasen hoy ERC sería el vencedor claro, logrando entre 14 y 15 actas de diputado y el 24, 1% de la intención directa de voto.

Inmediatamente, y a solo dos escaños de la previsión más optimista para ERC, sea situaría el PSC. La formación política que lidera Miquel Iceta lograría entre 11 y 13 diputados y se constataría el hundimiento del partido independentista por excelencia.

JxC, que recoge el independentismo más irredento, solo lograría entre 5 y 7 curules, alejado de los peores resultados que obtuviera CiU, su antecedente político más remoto.

Nuevos actores entran en juego

Dentro del espectro de la izquierda, el progresismo no indepe, esto es, la marca catalana de Unidas Podemos, perdería entre 5 y 6 diputados, pasando de 12 representantes electos a 9, en la previsión más benévola.

En lo que si parece que hay «movimientos» es en el bando de la izquierda republicana independentista, con un nuevo partido político que no es sino una escisión de la Candidatura de Unidad Popular (CUP).

La nueva formación política, en un sindiós en el cual su cabeza de lista es el que fuera dirigente de la «mancheta» catalana de Podemos, Albano Dante Fachín, aunque las previsiones electorales indican que solo obtendría un escaño, el suyo propio.

El PP se hunde

Seguramente producto de la «cabezonería» del Partido Popular y las soflamas de su líder nacional, Pablo Casado, referentes a la aplicación de un artículo 155 – suspensión de la autonomía – permanente, el PP se desploma en Cataluña.

Una nueva mayoría parlamentaria

Con las previsiones electorales, ERC se convertiría en el máximo poder de la Cámara catalana, con entre 40 y 43 actas, mientras que Ciudadanos lograría la segunda posición, con entre 28 y 29 escaños, perdiendo seis.

Otro de los partidos políticos que mejoraría los resultados sería el PSC de Miquel Iceta, subiendo, en el mejor de los pronósticos cinco curules, llegando a ocupar entre 21 y 23 asientos.

Una clara mayoría independentista

El «mapa» electoral después de los comicios autonómicos, dibuja una clara mayoría nacionalista, ya que, la suma de los curules de los partidos a favor de la independencia, en el mejor de los «escenarios», es de 75 diputados.

La mayoría absoluta está situada en 68 actas de diputado, de manera que los independentistas tendrían una mayoría clara que les permitiría seguir desarrollando su campaña de desobediencia civil de baja intensidad.

El «mapa» electoral después de los comicios autonómicos, dibuja una clara mayoría nacionalista, ya que, la suma de los curules de los partidos independentistas suman

Torra cosecharía malos resultados

Debido a desgaste que está sufriendo producto de estar liderando el movimiento independentista desde las instituciones catalanas, Quim Torra, llegando a una calificación que no llega al 5, concretamente solo logra un 4, 83.

Seguramente producto de haberse quedado a aguantar el «chaparrón», y estar por ello sufriendo un juicio en el Tribunal Supremo, Oriol Junqueras es el político más valorado por los ciudadanos catalanes, logrando una puntuación de 6, 37.

En lo que respecta a la valoración de la labor de gobierno de este licenciado en derecho metido a político, una abrumadora mayoría, que casi llega al 50%, valora negativamente su labor de gobierno.

Además, algo más del 20% considera que la ejecutoria del gobierno de Quim Torra está siendo mala o muy mala.

Cada día más a favor de la independencia

Producto del «clima» que se está viviendo en Cataluña, producto del juicio que una parte del gobierno de Cataluña está sufriendo en el Tribunal Supremo, cada día que pasa son más los catalanes que están a favor de la independencia.

En estos momentos, el 48, 1% de los catalanes apoyarían una eventual independencia, contra un 44, 1% que no la apoyarían. En dos años, el independentismo ha escalado casi dos puntos porcentuales, lo que es mucho.

Unos catalanes mayoritariamente independentistas

Cuando se inquiere qué tipo de régimen político prefieren, los catalanes señalan que mayoritariamente se siente independentista y que les gustaría que Cataluña fuese independiente.

El segundo grupo más mayoritario es el que prefiere un régimen de autonomía como el que se está viviendo hasta ahora y ascienden a un 26, 3% de la población de Cataluña.

Del mismo modo, la mayoría de la población catalana se muestra a favor de un nuevo a que se consulte el estatus político de la comunidad autónoma que gobernase Jordi Pujol, mediante un nuevo referéndum.

Las falsedades de independentismo

Las asunciones que hace el independentismo sobre los agravios por los cuales Cataluña debiera de ser independiente, no resisten el más básico de los análisis lógicos e historiográficos.

La primera de las inexactitudes, por definirla de alguna manera, tiene que ver con el hecho de que Cataluña, una vez lograda la independencia, obtendría automáticamente la inclusión en la Unión Europea.

Se trata de un aserto completamente falso, debido a que sería necesario que iniciase un proceso, un largo proceso institucional, antes incluso de poder ser candidata al ingreso en el club de los 27.

En cuanto a al agravio histórico que supuestamente asiste a Cataluña, desde que en 1714 los Borbones ahogasen a Cataluña como estado, la realidad es que el conflicto bélico se produjo en una lógica europea.

Fue una conflagración que enfrentó a las dos grandes casas reinantes en ese momento, de manera que, por así decirlo, a Cataluña, le «pilló» en medio, por lo que nadie ejerció, «ex profeso» como liberticida de un estado, inexistente, catalán.

La última oleada del Centre d'Estudis d'Opinió, una suerte de CIS catalán augura que, en las próximas elecciones generales y autonómicas, tendrá como vencedor claro a ERC


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (124 noticias)
Visitas:
376
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.