Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

El PP catalán desempolva el contrato de inmigrantes para saltar a la primera división de la política municipal

09/03/2011 12:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Criminalizará a los inquilinos de "origen árabe" de la infanta o sólo al moromierda de Makinavaja?

El PP catalán desempolva el contrato de inmigrantes para saltar a la primera división de la política municipal

Rajoy está dispuesto a tener un buen resultado en Cataluña. El domingo pasado se puso la piel de cordero en una entrevista en La Vanguardia y dijo sin pestañear –el mismo que presentó el recurso contra el Estatuto y habla de los privilegios de los catalanes- que escucharía atentamente la propuesta sobre concierto económico que le haga el gobierno de Cataluña cuando él mismo llegue a La Moncloa. Un guiño a los votantes moderados que consideran que el PP se ha pasado cuatro calles agitando la catalanofobia. Ahora en puertas de las elecciones, Don Mariano se pone estupendo y se muestra comprensivo. Esa pose, ha durado sólo dos telediarios.

  • Noticias relacionadas
    • El plan de Alicia: entregar Barcelona a CiU a cambio de que ellos apoyen al xenófobo Albiol...
    • Incluso los obispos critican el contrato de inmigrantes de la Generalitat Valenciana

Rajoy y su tropa se han quitado el disfraz – no en vano se acabó el Carnaval- y han vuelto a las andadas. El PP ha desempolvado la inmigración. Mejor dicho, la criminalización de la inmigración. Como todo el mundo sabe, todos los inmigrantes son delincuentes. Rajoy está dispuesto a atizar los más bajos instintos. Esos que le pueden permitir dejar de ser un partido residual en Cataluña. Hoy sólo tiene 6 alcaldías en Cataluña. La población mayor pasa escasamente de los mil habitantes. O sea, el PP no existe en Cataluña. Es sólo una marca y, con la inmigración, los de Rajoy pretenden subir a la primera división de la política catalana municipal. Al menos a jugar la promoción.

Los inquilinos de “ origen árabe” de la infanta

En esta línea, el PP presentó un contrato de integración en el Parlamento de Cataluña que deberán firmar todos los inmigrantes que lleguen a nuestro país. Todos, incluidos por ejemplo, los jugadores de fútbol del Barça y el Espanyol, y también la familia de “ origen árabe” que ha alquilado la casa que tiene en Barcelona la Infanta Cristina. Fíjense que remarco lo de origen árabe. Si hubieran sido pobres estaríamos hablando de peligrosos delincuentes más conocidos como aquel personaje de Makinavaja que se llamaba “ moromierda” . Por cierto, los inquilinos de la Infanta han puesto una haima en el jardín con una bandera con la media luna.

Propuestas de Perogrullo

Sin embargo, Rajoy y sus chicos deberían pasar por un cursillo de formación. Dado su nivel, quizás deberíamos rebajar las exigencias y dejarlo en una sesión rápida del Libro de Petete. Dice el contrato de integración que los extranjeros están obligados a cumplir las leyes. Ahora, sin contrato, también. Dice el contrato que deben conocer la lengua autóctona. Propuesta de Perogrullo. Si no la conocen lo tienen crudo para salir adelante. Por cierto, el PP de Cataluña dice que también deben aprender el catalán. Seguro que algunas estructuras del rancio españolismo se rasgan las vestiduras.

Impuestos

Dice el contrato que deben pagar sus impuestos. Ahora, no lo duden, también. Lo que pasa es que algunos se escaquean. También los españoles no se engañen. Bastante más, por cierto, a la luz de las investigaciones de la Administración Tributaria. Y sobre todo, los que tienen dinero. Esos, atienda señor Rajoy, lo escaquean hasta en paraísos fiscales. Un ejemplo, el señor Correa al que conoce bien.

Ya está previsto

Dice el contrato que si no encuentran trabajo los inmigrantes deben irse. No se lo tomen a mal, el Reglamento de la Ley de Extranjería así lo prevé. Para renovar los papeles, un inmigrante debe justificar al menos 6 meses de cotización a la Seguridad Social o una oferta de empleo en firme. Si no debe abandonar el país.

Rajoy, el regularizador

Con este tema, el abandono del país, el PP está obsesionado. Sin embargo, olvida que el ministro Rajoy legalizó de una atacada 300.000 inmigrantes. Quizás eran necesarios para dar cobertura a la burbuja inmobiliaria de aquellos años. En ese periodo se expulsaron 14.397 extranjeros. En la primera legislatura socialista, 40.787. Sólo un 183% más. Y un pequeño detalle. El ministro Rajoy fue el que decretó que los ayuntamientos empadronarán obligatoriamente a los inmigrantes. Hoy no parece acordarse.

¿Repatriación de delincuentes?

También Rajoy con la obsesión de la expulsión pidió la repatriación de los delincuentes extranjeros. El Supremo lo puso a caldo. Su discípula Sánchez Camacho no se ha enterado, y el candidato racista de Badalona, el ciudadano de Barcelona García Albiol, tampoco. Dijo el Supremo que la expulsión se cargaba la presunción de inocencia, porque la culpabilidad la decide un juez. Que la expulsión libraba de la cárcel al delincuente. Que la expulsión burlaba el derecho de las víctimas a ser resarcidas. Hoy, señor Rajoy, los extranjeros delincuentes son expulsados cuando han cumplido sus penas de cárcel.

Los buenos y malos inmigrantes de CiU

Ahora, la incógnita. ¿Que hará CiU con todo esto? No me acusen de sectario. En las elecciones de 2007, Artur Mas presentó un contrato de inmigración que hacía una aportación imprescindible al tema. El contrato daba puntos a los buenos inmigrantes y a los malos. Imagino que los que se pongan barretina, coman escudella y participen en los castells tendrán puntuación extra.

Toni Bolaño es periodista y analista político


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
2859
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.