Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Americo Cuno Rodriguez escriba una noticia?

La castración Quirúrgica como solución al problema de la delincuencia de todo tipo

30/05/2018 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La castración Quirúrgica se plantea como solución al problema de la delincuencia de todo tipo que afecta nuestra sociedad

  1. Planteamiento de la teoria de la castracion quirúrgica como solución al problema de la delincuencia de toda laya

No debemos olvidar que, tanto en el animal como en el hombre, “el ser macho” (el pertenecer al género masculino), radica en tener “los testículos”;  en esencia aquí, radica  la existencia de la misma vida; en cuyo desarrollo, el espermatozoide (+) que se origina en los “testículos”, va en busca del “óvulo” (-) (femenino) para fecundarlo; ésta dinámica o acción de la naturaleza,   es instintiva y nos demuestra que; éste, es el sentido en el que se desenvuelve la vida; dinámica (acción) instintiva que va del positivo (+) al negativo (-); del espermatozoide (+) al óvulo (-); del macho (+) al encuentro de la hembra (-), (instinto sexual, fuerza que rige la vida, cuyo ingrediente importante lo constituye la “libido”); éste, es el PRIMER móvil básico, la fuerza sexual instintiva más poderosa que anima la existencia de la vida, fuerza que mueve la “Perpetuación de la Especie”; (sin sexo no hay Perpetuación de la Especie ni Conservación de la Vida, y, si no hay Perpetuación y Conservación de la Especie, entonces la especie desaparece; desapareciendo la especie, con ella también desaparece la vida y como vemos, junto a éste móvil (fuerza – instinto); viene en SEGUNDO plano el móvil o “Instinto de Conservación de la Vida”.  Éstos dos móviles (fuerzas o instintos) de naturaleza animal, constituyen el “sumun” y esencia de la existencia de la vida que, nos dominan y gobiernan; y, constituyen el “eje”, sobre el cual giran nuestras vidas  y conforman la base subyacente de todas nuestras acciones; y, se manifiestan a través de la “libido”  en el “subconsciente”, complementados por las pasiones “(inclinaciones ciegas, vehementes, persistentes e hiperconscientes)” de naturaleza animal; y, es a través de éstas manifestaciones que, los móviles (fuerzas) de la “Perpetuación” de la Especie  y de la “Conservación de la Vida” actúan  en forma de impulsos ciegos (fuerzas poderosas y persistentes); instintos que, por efecto del subconsciente (hiperconsciencia), muchas veces escapan al control, moderación o inhibición que, en ellos se ejerce en el “Plano Superior” mental a través del “Pensamiento”, la “conciencia”, (él yo); y la “Razón” (El Súper yo, la Inteligencia, la Súper Inteligencia [Inteligencia Divina – Meditación] de naturaleza mental y espiritual); que forman parte de la estructura espiritual del ser humano.

Como podemos ver, por éstas dos poderosas fuerzas  (instintos de “Perpetuación de la Especie” y “Conservación de la vida”), que dominan y gobiernan “la vida material – animal”; el “macho,   instintivamente es impulsado ir al encuentro de la hembra” (Instinto de Perpetuación de la Especie); y, en el caso humano, “con éste móvil, con éste fin y en este trance de ir al encuentro de la mujer”; (instinto de conservación de la vida) el hombre (macho) busca pertrecharse de: subsistencias, techo (vivienda), vestido, dinero, auto... etc.; y, para satisfacer este su poderoso móvil, es condición “Sin - ecuanum” El caballero Don Dinero, lo que consigue de dos maneras.

Uno es, trabajando honestamente como profesional, empleado, obrero, empresario, artesano, comerciante, agricultor.... etc.; y, Segundo, la otra forma cuando no hay dinero, precisa conseguirlo aun así sea a las malas, al margen de la ley, directamente haciéndose: violador, ladrón, coimero, corrupto, asaltante,   desfalcador, estafador, cogotero, secuestrador, ...etc.; llegando hasta hacerse criminal.

Si el “ser macho”, (tener testículos) entraña estar sujeto al influjo de los instintos de: (“Perpetuación de la Especie” y “Conservación de la vida”); y, si los impulsos de éstos instintos (fuerzas poderosas), “en algunos machos escapanal control que de ellos se ejerce en el “Plano Superior”, para ser moderados o inhibidos, a través del “pensamiento, la conciencia y la razón”; (es decir son nublados u obnubilados por los instintos); en este caso vencidas dichas barreras, se ven impelidos (empujados), ciegamente por éstas fuerzas a delinquir en cualesquiera de la formas del delito, sin atenuantes, sin reservas y sin remedio; entonces, es aquí, donde la delincuencia se genera; ésta, es la fuente y la causa donde se originan todas las formas de la delincuencia; y, es aquí en los testículos, donde se tiene que  aplicar el remedio; es en ésta fuente, donde se tiene que buscar la solución para eliminar o extirpar esta lacra; y, no en las Cárceles ni en la Pena de Muerte. Las Cárceles y la Pena de Muerte  no disuaden ni pueden acabar con la delincuencia; las Cárceles y la Pena de Muerte,   para la enormidad del volumen que representa la delincuencia “Per-se”, son insuficientes incompetentes e incapaces para terminar con la delincuencia, que se entienda esto de una buena vez.

Las Cárceles están atestadas, hacinadas de delincuentes, están que ya no tienen más capacidad, para seguir albergando mas violadores, ladrones, asaltantes (de bancos), secuestradores (de empresarios), criminales, sicarios, ... etc.: y, cada día que pasa  siguen en aumento incontenible; el índice de delincuencia está en crecimiento constante y no hay autoridad, norma o ley que la detenga; con el consiguiente mayor gasto para el Estado; y, en grave perjuicio de la sociedad.

Mientras tanto la delincuencia, sigue sembrando terror, intranquilidad, zozobra, muerte, lágrimas y dolor en la sociedad; sigue causando grave daño moral y material con pérdidas de bienes, economías y vidas; daños que lamentablemente en su mayoría son irreversible e irreparables, como el daño moral, físico, y psicológico que los violadores causan a criaturitas y niños indefensos de 1, 2, 3, .... etc., años  de edad  y a adolescentes de 11, 12, 13, .... etc., años de edad y que además, muchas veces en ambos casos, son salvaje y brutalmente golpeados,   vejado, cruelmente torturados y cobardemente asesinados en manos de estos monstruos depravados sexuales; por otro lado tenemos empresarios secuestrados, torturados, vejados, mutilados, despojados de sus fortunas y cruelmente asesinados y, sobre todo esto:

-          Los delincuentes tienen derechos humanos, el Estado y las ONGS, los protegen.

-          Las víctimas, no tienen derechos humanos ¡Que triste!, no hay ONGS que los protejan y, “a veces”, ni el mismos Estado lo protege, porque la justicia es retorcida y corrupta; “a veces”, la justicia la tiene el delincuente que paga, empezando desde el parte policial, pasando por el abogado, el escribano hasta el Juez, esto no es una ficción,   ni invento, estos es real y cierto; nadie puede negarlo; ni tapar el sol con un dedo.

 

¡Hasta cuándo la sociedad tiene que sufrir y seguir soportando todo esto!, esto no puede seguir así, tiene que acabar; la sociedad tiene derecho a defenderse, el Estado, el Congreso y las Autoridades, no pueden seguir permitiendo que los delincuentes sigan sembrando terror, intranquilidad, zozobra, lágrimas y dolor en la sociedad; con pérdidas de bienes, economías y vidas: con daños morales físicos, psicológicos irreversibles e irreparables.

Encima de todo esto, los delincuentes traen hijos que llevan sus “genes” y el “estigma” del delito de sus padres, hijos moral y psicológicamente traumados, a mas de esto  en su niñez sufren el abandono y la falta de apoyo educativo en sus hogares por parte del padre; hijos que, sin culpa ninguna en muchos casos están condenados a engrosar las filas de los resentidos sociales y que en algunos casos  él llegar a ser  profesionales, y ocupar altos cargos en la administración pública o en el Congreso, no les salva de ser resentidos sociales que hacen daño a la sociedad; por esto los delincuentes moralmente no tienen derecho a tener hijos;  por la calidad de hijos que traen, que no ofrecen ninguna garantía para la salud, bienestar y tranquilidad de la sociedad.

Si en verdad el Estado, el Congreso y las Autoridades, en cumplimiento de su deber  y obligaciones, quisieran resolver el problema de la delincuencia; deben entender de una buena vez que, no es castigando el delito por el delito con la Pena de Cárcel y la Pena de Muerte que van a lograr acabar con ésta lacra.

Si deberás hay decisión política del Gobierno y en función a ello las Autoridades, deciden combatir la delincuencia, entonces, el camino esta allanado; en este caso, la solución es sencilla; para esto, no hay nada más que recurrir a la verdadera fuente  que origina y genera el móvil de la delincuencia; ésa fuente como vemos lo constituyen “los testículos del macho delincuente”, aquí, en los testículos se originan los móviles (deseos)  que animan e impulsan “al macho” a delinquir instintivamente, en cualquier de las formas del delito existentes (violador, asaltante, secuestrador, ... etc.; en estos delitos están inmersos los Instintos de Perpetuación de la Especie y la Conservación de la Vida).

Si, “los testículos, son la fuente y la causa que originan, generan, e impulsan instintiva y ciegamente al macho a delinquir”; entonces aquí es, donde se impone como solución, la necesidad de “extirpar de cuajo los testículos, castrarlos quirúrgicamente” como castigo, sin contemplaciones, para que no sigan causando más intranquilidad, dolor y tanto daño físico, moral y psicológico irreversible e irreparable en la sociedad, con lamentables pérdidas de vidas, bienes y economías que, ni la propia muerte del delincuente, ni el Estado, ni nadie podrá reparar este grave daño causado.

La castración quirúrgica” (y no otra forma de castración), no es novedad ni cosa de otros mundos; o, algo al que hay que poner reparos, o tenerle pánico, esto no es así; la castración quirúrgica, es algo tan común, tan corriente y natural en la vida del hombre, la castración, no es inmoral, ni va contra la vida del delincuente.

La historia humana está plagada de casos de castración quirúrgica, ahí tenemos a los “eunucos” (hombres castrados) en la historia del Imperio Romano, en Egipto de los Faraones, en la Rusia de los Zares; en todos ésos casos los “eunucos” siempre han gozado de la mayor confianza de Emperadores, Reyes y Reinas; se les tenía mucha confianza por su fidelidad inquebrantable a todo prueba, por su gran envergadura física y poderosa fuerza; tanta era la confianza que se les tenía y por ello, se les encargaba el cuidado y vigilancia en la puerta de la alcoba de la Reyna, velando sus sueños; se les asignaba también, la vigilancia y seguridad de las puertas de los palacios, como centinelas que, en pareja hacían cruce de lanzas, de modo que no pasaba la puerta   nadie que no estuviera autorizado; la sola presencia de éstos hombres de gran envergadura física y poderosa fuerza, imponían serio respeto y orden en la puerta del palacio; y, con ellos no había problema alguno y además eran absolutamente leales y confiables.

Las Castraciones se han efectuado siempre para bien y nunca para mal; y, no existe ni un sólo caso en la historia humana en que la castración se haya hecho para hacer daño al hombre; esto, no existe en la historia de la castración.

Además, en la vida existen también  numerosos casos de hombres que han perdido sus testículos (castración casual), sea por accidentes, por terapia o enfermedad; y, de ellos, nunca se ha visto o escuchado queja alguna, estos hombres siguen en la vida con mejor carácter,    con mayor utilidad y fidelidad a su familia; se desenvuelven mucho mejor que antes  de haber perdido sus testículos (busque en Internet y encontrará centenares de  casos).

La castración en mujeres, en décadas pasadas, ha sido muy común en mujeres someterse a la “ligadura de la trompa de Falopio”, (una de las formas de castración), con el objeto de evitar tener más hijos, (mientras tanto el hombre al respecto, no hacía nada para limitar la prole, sólo servía para complicarse y traer más hijos irresponsablemente), en la actualidad existe muchísimos casos en que las mujeres,   se ven obligadas a someterse a que se les extirpe quirúrgicamente los ovarios, la trompa de Falopio e incluso todo el útero, para evitar las amenazas del cáncer o de otras enfermedades a fines al caso; y, esto no es extraño, es cosa que, casi a diario vemos; y  así, las mujeres siguen prolongando sus vidas, con la nobleza que las caracteriza, con valor y coraje siguen luchando valientemente en bien de sus hijos, sus familiares y de la sociedad, para salir adelante; por eso,   merecen un justo reconocimiento de la sociedad ¡Loadas sean las mujeres!.

Más sobre

Como vemos la castración no mata en el fondo es benigna, matan si, las enfermedades emocionales, mentales, psíquicas, psicológicas generados por los testículos como consecuencia del mal uso de la sexualidad y por las transgresiones de los principios cósmicos y las leyes de la naturaleza, la castración elimina lo malo, lo nocivo; la castración prolonga la vida, da tranquilidad, seguridad; del mismo modo:

La Castración en los delincuentes no mata, los que hacen daño y matan son ellos, los delincuentes; la castración solo elimina y extirpa la fuente que causa y genera los impulsos que impelen a cometer los delitos; la castración da tranquilidad, seguridad y continuación de la vida; la castración hace leales, fieles y útiles a sus familiares y a la sociedad; así que ya saben las mujeres lo que deben hacer  para tener maridos fieles y leales a sus hogares; del mismo modo los maridos ya saben lo que tienen que hacer para ser fieles a sus hogares o para que sus esposas les sean fieles en suma la castración limpia a la sociedad de toda delincuencia y lacra.

En el mundo de los animales,   actualmente es de necesidad y de mucha utilidad castrar animales con fines de beneficio; para obtener ejemplares de mayor envergadura física y más fuerza y/o para tener animales  mansos, dóciles inofensivos, fieles, y nobles con sus dueños; así tenemos que:

 

-          Los criadores de ovinos, castran anualmente cientos de corderos, con el fin de obtener ejemplares de mayor desarrollo en menor tiempo y así obtener más carne y mayores ganancias.

 

-          Los agricultores, en los lugares alejados y laderas, normalmente castran toros, para su rápido desarrollo mayor envergadura física y poderosa fuerza; (los toros así castrado se denominan bueyes); y son utilizados para el arado de la tierra; y, además se caracterizan por ser animales mansos, dóciles,   y resistente al cansancio y a las enfermedades.

 

-          En los lugares donde la geografía es agreste, con alturas y quebradas, con caminos estrechos, abruptos, con cuestas, bajadas y pendientes; los propietarios para trasladar la cosechas y sus cargas, mayormente prefieren utilizar burros y mulos castrados, por su gran envergadura física, su poderosa fuerza y resistencia; se caracterizan por ser animales dóciles, mansos; y, cargan normalmente el doble de lo que carga el animal sin castrar; además, el burro no castrado es terco y caprichoso y apenas ve una hembra, rebuznando corre, votando la carga tras de la burra. Los burros y mulos castrados Moqueguanos y de Majes en Arequipa, gozan de buena fama y se venden en las ferias ganaderas y tabladas del Sur del País.

 

-          Se castran chanchos para su rápido desarrollo mayor envergadura física en menor tiempo, con el fin de obtener más carne y mayores ganancias; además se castra normalmente al berraco, para que su carne, no tenga el mal olor característico en el chancho macho.

 

-          También  se castran gallos, con el mismo propósito que los casos anteriores; pero la singularidad está en que, cuando se castra un gallo de pelea muy sanguinario  que hace abuso y medio con los otros ejemplares del corral, en éste caso el gallo castrado en menos de 8 días pierde su fiereza, ya no pelea y con el correr de los días se vuelve tranquilo dócil y hasta es muy paternal con los pollitos,   además,   aumenta de tamaño y su plumaje se vuelve brilloso y vistoso.

 

-          Cuando el gato techero es castrado, se vuelve casero ya no va a los techos, se vuelve manso, fiel e inofensivo; aumenta de tamaño y su pelaje se torna brilloso y vistoso; ya no casa ratones, es inofensivo, juega con el ratón, ya no da zarpazos, da palmaditas suaves y así conduce al ratón hacia la puerta para que el ratoncito se vaya; las ratas huyen del gato castrado, le tiemblan.     

 

 

Y así témenos, una enorme variedad de casos de animales castrados, todos ellos con el común denominador,   de que aumentan de tamaño físico y fuerza, que son de mayor utilidad que se vuelven mansos, dóciles y fieles a sus amos que pierden el salvajismo el ser ariscos y la fiereza y en síntesis, está comprobado que la castración quirúrgica no es dañina; es beneficiosa para el hombre.

Los casos arriba expuestos nos demuestran que, el remedio para limpiar a la sociedad de la lacra de la delincuencia en toda sus formas está en la “Castración Quirúrgica” de los testículos del macho delincuente, sobre todo, de los criminales, violadores, asaltantes de bancos, secuestradores de empresario, ... etc., dice el dicho: “a grandes males,   grandes remedio”; las Cárceles y la Pena de Muerte que se claman hoy en día,   solo constituyen medios muy pequeños, “Per-se” insuficientes, impotentes, incompetentes e incapaces, para combatir y terminar con el enorme volumen que representa la delincuencia existente en todas sus formas y que, cada día que pasa va en aumento incontenible; es humanamente imposible, condenar a la Pena de Cárcel y a la Pena de Muerte a cientos de miles y miles de delincuentes que tenemos en el país; pero si, en cambio es más fácil, practico y factible; y, de menor costo “Castrar quirúrgicamente”  a medio Perú de delincuentes o algo mas; y, éstos no es una exageración, sólo de ésta manera podemos limpiar  a la sociedad de tanto delincuente de toda laya que a diario va en aumento imparable.

La “Castración Quirúrgica”, representa un costo muy bajo, es prácticamente lo que cuestan tres (3) inyectables de antibióticos por precaución, para evitar cualquier riesgo de infección en el castrado; y, entre ocho (8) días a 9 meses de cárcel según la peligrosidad y el daño que cause el delincuente; tiempo en el que los efectos de la castración, operan cambios radicales e irreversibles en lo físico, mental moral y psicológico del delincuente;  en cuyo lapso de tiempo  incluso el criminal más avezado, pierde su agresividad, ferocidad y valentía que le fueron habituales antes de ser castrado.

Con la castración “la libido y el subconsciente”, sufren un radical cambio los impulsos, las fuerzas que animaban los móviles del deseo sexual; en igual forma, también disminuyen radicalmente los impulsos y móviles que animaban a la Conservación de la Vida y de la especie de modo que, éstas dos fuerzas que animaban e impulsaban a delinquir ciegamente; con la castración de los testículos, prácticamente en el primer caso quedan desactivados, desaparecidos y en segundo caso quedan modificados y disminuidos radicalmente y aquí sucede, como dice el dicho: “muerto el perro se acabó la rabia”, así de éste modo, extirpados los testículos, se acabaron los impulsos que generaban delincuentes de toda laya.

Se puede asegurar sin lugar a dudas que, la  Castración Quirúrgica aplicada como castigo, es verdaderamente disuasiva; porque a ningún hombre y menos a un delincuente le va a gustar que se le quiten los testículos; porque sabe y siente que ahí radica toda su hombría, su machismo (valentía, intrepidez, agresividad, etc.).

En caso de aplicarse la  Castración Quirúrgica,  para combatir y terminar con la delincuencia, es muy probable que, a la vuelta de unos tres años, se habrá eliminado drásticamente en aproximadamente un 80% las causa que generan la delincuencia en todas sus formas; lo que constituiría un hecho sin precedentes en la historia mundial de la lucha contra la delincuencia, jamás lograda por país alguno.

Toca a los medios de comunicación, a las fuerzas vivas del país (Colegio Profesionales, Organización Laborales, Organizaciones de Comerciantes, Empresarios, Asociaciones de Vivienda, Pueblos Jóvenes, etc.) y a la ciudadanía toda; tomar conciencia de éste problema de la delincuencia; y, hacerse eco, de la solución que se propone; y, difundirla, asumiéndola como responsabilidad e interés propio; y así, todos juntos unidos, ponernos en pie de lucha  contra la delincuencia de toda laya, hasta lograr que por Ley.  Se Establezca la Ejecución de la Castración Quirúrgica,  como castigo para todo delincuente, previo juicio sumario de 15 días, de duración como máximo, por tratarse de delincuentes convictos y confesos, con reconocimiento expreso de la autoría del delito, en el que además está presente  el Cuerpo del Delito, y la  Certificación de la Autoridad Competente; Un juicio así no tiene porque durar más tiempo para su Sentencia; y  solo así, podemos liberar a la sociedad de ésta lacra de la delincuencia  que cada día va en aumento incontenible; del que, quiérase o no, somos responsables tanto el Gobierno, las Autoridades y la ciudadanía toda.


Sobre esta noticia

Autor:
Americo Cuno Rodriguez (1 noticias)
Visitas:
3877
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.