Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Mundo escriba una noticia?

Caso Cassez: “La justicia mexicana es una parodia”

12/03/2011 17:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los escritores galos son autores de Penas mexicanas, Florence Cassez, Jacinta, Ignacio y los otros, primer libro que se publica sobre el caso de la ciudadana francesa acusada de secuestro y en el que se pone en tela de juicio su culpabilidad

El montaje mediático del caso Cassez es más amplio de lo que se ha contado”, denuncia Anne Vigna, coautora con Alain Devalpo del libro Peines Mexicaines, Florence Cassez, Jacinta, Ignacio et les autres, que ha salido a la venta en Francia y en el que se pone en tela de juicio, con declaraciones de testigos, analistas, víctimas y la información que arrojan los más de 10 mil folios del expediente del caso —del que sólo 20 están dedicados a Florence Cassez—, la participación de la ciudadana francesa en el entramado de una banda de secuestradores, por lo que purga en México una condena de 60 años de cárcel.

http://vivirmexico.com/files/2011/02/Florence-Cassez-300x208.jpg

El libro “narra el caso de Florence Cassez desde el principio, con testimonios de personas que se han cruzado en esta historia; quisimos dar la palabra al informe judicial en el cual se basa el juicio. Somos periodistas y trabajamos sobre hechos”, dice, desde Francia, Devalpo, al hablar de una investigación que les llevó tres años de trabajo y cientos de entrevistas.

Tanto Vigna —periodista independiente, colaboradora en Le Monde Diplomatique, Le Figaro, la televisora cultural Arte y la radio RTL, radicada en México desde hace seis años—, como Devalpo —periodista radicado en París y colaborador de France Culture y Radio France Internationale— han tenido acceso al movimiento de las cuentas bancarias de Florence en 2005, a boletos de autobús que confirman que durante todo noviembre de ese año, uno de los acusados, Israel Vallarta, viajó a Guadalajara para ver a sus hijos, a expedientes sobre registros de identificación de voz, a informes de testigos, vecinos del rancho Las Chinitas, a expertos en criminología y secuestro, a los abogados defensores de la francesa, así como a familiares o conocidos de los Ríos Valladares y Ezequiel Elizalde, presuntas víctimas de Florence Cassez a quienes, según los autores del libro, la justicia mexicana jamás investigó.

Ambos periodistas cuentan a detalle omisiones o irregularidades del proceso penal, al señalar, por ejemplo, que los secuestrados aducen haber escuchado la televisión permanentemente, pese a que la cabaña en la que fueron confinados dentro del rancho no tenía electricidad, o de testimonios que no han sido tomados en cuenta a la hora de dictaminar

la sentencia.

Cuestionado sobre por qué el libro involucró los encarcelamientos de la indígena Jacinta Francisco, en Querétaro, y de Ignacio del Valle, líder de los ejidatarios de San Salvador Atenco, Devalpo afirma: “es evidente que en los tres casos se habla de secuestro, de una parodia de justicia y de penas muy altas. Queremos explicar al público francés que Florence Cassez no es la víctima de un error judicial, sino de un patrón dentro de la policía y la justicia hoy en día en México, de cuyos responsables damos nombres y apellidos”.

Testimonios manipulados

La tesis de Peines Mexicaines es clara: la culpabilidad de Cassez se ha basado en el testimonio manipulado de las víctimas, primero de Ezequiel Elizalde, y más tarde de Cristina Ríos Valladares y Cristian Ramírez Ríos. “Las víctimas son doblemente víctimas; han sido secuestradas, pero también han sido manipuladas por la autoridad”, afirma Vigna en entrevista con MILENIO.

Ezequiel Elizalde “es el único que acusa a Florence Cassez desde el día 9 de diciembre (de 2005). Y lo hace frente a las cámaras, lo que quiere decir que era parte del montaje desde el principio” señala Devalpo.

Vigna, quien se entrevistó recientemente con Elizalde en Estados Unidos, ha descubierto hechos que no cuadran con lo que ha dado a conocer de su vida en Laredo, Texas, además de que la “cicatriz” que siempre dijo le había dejado Cassez cuando le ponía anestesia en el dedo, a fin de cortárselo, no es otra cosa que una marca de nacimiento: “Ezequiel dice que quiere ser un súper policía como Genaro García Luna y los medios le creen, pero ni siquiera está inscrito en la

universidad que dice estar”.

¿De qué vive Ezequiel en Estados Unidos?, se pregunta Vigna. “Nadie lo sabe”, responde ella misma.

¿La familia Ríos Valladares? El 14 de febrero, tanto la madre como el hijo implican, por primera vez, a Florence Cassez como responsable de su secuestro y consignan, en una videoconferencia, haber escuchado la voz de una mujer, un testimonio que contradice por completo sus primeras declaraciones del 9 de diciembre. Cristina, quien el 9 de noviembre de 2005 dijo haber sido tratada respetuosamente, en una carta difundida por los medios en junio de 2008, tres años después del secuestro, afirma haber sufrido “violencia sexual y tortura psicológica”.

¿Por qué no pudieron hablar con Cristina Ríos?, le pregunto a la periodista. “Porque la señora Wallace (Isabel Miranda, cabeza de un movimiento antisecuestros) no nos dio acceso”. Un entrevistado en Peines Mexicaines lanza la hipótesis: Wallace ha negociado con el gobierno mexicano la extradición de Estados Unidos de uno de los asesinos de su hijo a cambio de sumarse a la campaña contra Florence Cassez.

El otro gran ausente en la investigación es Pablo Reinah, reportero que presuntamente se exilió en Estados Unidos durante un año, y quien fue el primero en grabar el acceso de la AFI a la cabaña el 9 de diciembre. ¿Contactaron con él? Sí, dice Vigna, “pero no quiere hablar”.

Durante la entrevista, Vigna lanza un dardo contra la prensa mexicana: “Los medios siempre han contado la versión de la policía”.

“Hay presiones muy fuertes para que no se publiquen cosas sobre Florence”, dice Vigna, quien ofreció a medios mexicanos algunos episodios de la investigación que ahora han salido a la luz en Francia, y nadie quiso publicarlos.

Servicios secretos franceses

http://www.revistaplus.com.py/images/6749_noti_imagen1_Nicolas-Sarkozy.JPG

Tajante, Vigna afirma: “Los servicios secretos franceses han investigado a Florence Cassez. Sarkozy es muy calculador y sabe que el caso le permitirá dar la imagen del hombre bueno que quiere pasar como ‘el salvador’”. Explica que de 2 mil franceses encarcelados en el mundo, actualmente el gobierno galo tiene las manos metidas en sólo dos casos, el de Clotilde Reiss, detenida en Irán y el de Florence Cassez.

Finalmente, le pregunto a Devalpo si cree, a título personal, en la inocencia de Cassez. Su respuesta es contundente: “No es un asunto personal. Es un trabajo periodístico y profesional. Pienso que un lector, al terminar el libro, no puede tener más dudas sobre la no implicación de Florence Cassez en lo que le atribuyen las autoridades mexicanas”.

Vía: Grupo Milenio

Fuente a Consultar: http://www.cassez.com/Florence/Portada.html


Sobre esta noticia

Autor:
El Mundo (4819 noticias)
Visitas:
10015
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.