Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

Casado se postula

8
- +
06/08/2019 18:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Partido Popular se ha lanzado a la carga para «implantar» en la opinión pública española la idea de que ante la fallida investidura de Pedro Sánchez, el líder popular, Pablo Casado, debiera ser designado por el monarca para formar gobierno

En una salida extemporánea, el PP ha salido en tromba a lanzar la propuesta de que, dado que Pedro Sánchez parece que tiene serias dificultades en concitar el suficiente apoyo parlamentario para ser investido presidente del Gobierno, el PSOE debiera abstenerse para propiciar que gobierne Pablo Casado.

Tras la proposición, ha sido el secretario de organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, el que ha calificado la propuesta de «chiste del día» y ha invitado al PP a que informen a Felipe VI que Pablo Casado se ve con fuerzas para ser investido presidente del Gobierno.

Mientras tanto, los «fontaneros» del PP intentan, bajo mano, lograr el apoyo de Ciudadanos, apoyo que ya tienen en autonomías y ayuntamientos, para formar gobierno con Pablo Casado en la cúspide.

Gobierno de las tres derechas

Bien a las claras lo que está proponiendo el Partido Popular es reeditar el tripartito de las tres derechas que ya gobierna varias autonomías, diputaciones y decenas de ayuntamientos a lo largo y ancho de España.

Con Pablo Casado como presidente del Gobierno y con un acuerdo legislativo entre PP, Ciudadanos y VOX, los populares, en esta propuesta, asignan a las otras dos formaciones políticas un mero papel de corifeos.

«Rizando el rizo», desde Génova 13 también se pretende la quimera de que el PSOE se abstenga en la ceremonia de investidura, idea peregrina pergeñada por algunos de los «barones» territoriales del partido que fundase Manuel Fraga.

De hecho, el secretario general de los «populares», Teodoro García Egea invitó, en rueda de prensa, a que el monarca, vista la situación de bloqueo que existe tres meses después de las elecciones generales, a que proponga formar gobierno al Partido Popular.

Gobierno «a dos voces»

La fórmula preferida para el hipotético gobierno «popular» sería un acuerdo, no se ha dicho si programático o no, con Ciudadanos, aunque Pablo Casado no daría entrada a ministros del «combinado naranja».

Como ya sucede en comunidades autónomas y ayuntamientos, el gobierno de Casado tendría también el apoyo parlamentario de las dos docenas de diputados de la formación ultraderechista VOX.

Para el PP la ceremonia ideal de investidura sería, con Casado como candidato, el apoyo de lo que han venido en llamar una alianza constitucionalista, que estaría formada por los representantes del PP y Ciudadanos, y por supuesto con la abstención del PSOE.

Sánchez, un candidato amortizado

Es una de las «ideas fuerza» que defienden los «populares», por lo que la postulación de Casado sería una de las pocas soluciones para desbloquear la vida política en este país.

Después de negar por activa y por pasiva que el PP tenga la visión de Estado como para abstenerse en la investidura, el principal partido de la derecha española da casi por amortizado al candidato Sánchez.

Inclusive, desde las filas populares se abre la idea de que quizás con otro candidato socialista, sus posibilidades para ser investido presidente pudiesen ser mayores.

Toda esa «ofensiva mediática» del partido que gobernase con «mano de hierro» José María Aznar, se combina con el mensaje de que en caso de que los parlamentarios del PP sigan en la oposición, la misma estará basada en la coherencia, en la firmeza y en el «sentido de Estado».

La fórmula preferida para el hipotético gobierno «popular» sería un acuerdo, no se ha dicho si programático o no, con Ciudadanos, aunque Pablo Casado no daría entrada a ministros del «combinado naranj

Hilaridad en el PSOE

Desde el PSOE, en concreto en opinión del ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, la ocurrencia, no la ha calificado de otra manera, es el «chiste del día».

Un chiste que invitaría a una franca sonrisa si no fuese porque de lo que se está hablando es de las «cosas del comer», esto es, de una situación de bloqueo político que está paralizando las instituciones de este país, aunque afortunadamente no ha «gripado», al menos todavía, la economía.

Ábalos también ha impelido al PP a qué si pueden presentar una alternativa de gobierno real a la del PSOE que la presenten, pero si no la tienen que practiquen el «sentido de Estado» del que tanto presumen y dejen gobernar a un ejecutivo socialista.

El ejemplo de Navarra Suma

Es una de las alternativas que los «populares» tienen en la «recámara», siendo una reedición de la coalición electoral con la que PP y Ciudadanos, con su común denominador de ser formaciones políticas constitucionalistas, han intentado gobernar esa comunidad autónoma.

Bajo la posible mancheta electoral de España Suma, sería reeditar, a escala nacional, los acuerdos de gobierno PP y Ciudadanos, con el apoyo externo de VOX.

Dicha «fórmula» ha mostrado su efectividad en comunidades autónomas como Murcia y Andalucía, y parece que será la coalición que aupará a Isabel Díaz Ayuso a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, la propuesta no ha sido muy bien recibida en el cuartel general de Ciudadanos, donde Albert Rivera se ha negado en redondo a esa fórmula de gobierno.

A pesar de ello, en Génova 13 se sigue acariciando la idea de que dicha «entente» pueda acabar siendo la «llave» que abra la gobernabilidad en aquellos territorios en los cuales haya posibilidad real de gobierno.

Inclusive el secretario de Comunicación, Pablo Montesinos, se encuentra haciendo una turné por multitud de medios de comunicación defendiendo esa «fórmula», como una manera de optimizar los votos que han caído del lado de las derechas.

La solución, en septiembre

A pesar de que, durante este mes de agosto, no hábil en el legislativo español, las reuniones y conversaciones se seguirán prodigando, a medida que entremos en septiembre los contactos se harán frenéticos, por lo que la solución a este entuerto político, la tendremos en septiembre.

 La fecha tope para que Pedro Sánchez logre la investidura será el próximo 23 de septiembre, y como la investidura fallida, ocupará tres jornadas: una primera en la cual el candidato a presidente del Gobierno presentará su candidatura y recibirá la réplica de los portavoces del resto de formaciones políticas.

En la segunda jornada se producirá una votación en la cual Sánchez tendría que lograr la mayoría absoluta para ser elegido presidente, cosa que a día de hoy es un ejercicio de «política ficción».

En la siguiente votación, la del tercer día, para salir elegido presidente del Gobierno solo sería necesario que hubiese más votos afirmativos que negativos, aunque en estos momentos el único apoyo que el PSOE tiene «agarrado» es el del único diputado del Partido Regionalista Cántabro.

Más allá de esa fecha, la situación volverá a la «casilla de salida», esto es, se volverían a convocar elecciones y según el resultado el monarca Felipe VI convocaría a formar gobierno a candidato que mayor número de votos hubiese cosechado.

Fuente - el diario / Cortes Generales en Wikipedia


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (152 noticias)
Visitas:
340
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones
Personaje
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.