Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Joel Villegas escriba una noticia?

Carta al mundo entero: la agonía de la tierra, la casa donde nacimos y estamos viviendo

09/11/2009 12:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se describe la destrucción de la Amazonia Peruana, por la tala indiscriminada de los bosques, para dar paso a actividades agrícolas, ganaderas, petroleras, mineras, destruyendo los bosques y la gran biodiversidad, con repercusiones negativas para la humanidad

El caso de la Amazonia Peruana, el gran pulmón verde del mundo en peligro, podría desaparecer.

Joel Villegas Villegas.

Hermanas y hermanos de todo el mundo, cuando Dios creó la tierra, creó el ‘ Paraíso Terrenal’, desde entonces los seres humanos hemos vivido por miles de años en paz y en armonía con la naturaleza y el medio ambiente, porque somos parte de la tierra y la tierra forma parte de nosotros. Todo lo que en ella existe, las plantas, los animales, los vientos, las aguas, los valles, las colinas y las montañas y hasta las nubes y las nieves, forman un todo único y están interconectados entre sí, y no podemos afectar a uno porque inmediatamente repercute negativamente en los otros elementos.

La madre tierra nos ha proporcionado todo para vivir y aún sigue siendo bondadosa con nosotros, no obstante estar destruyéndola. Cada día miles de hectáreas de bosques en la Amazonia Peruana son talados y quemados para dar paso a una agricultura itinerante de nunca acabar. Ese gran pulmón verde del mundo que reclamamos por su integridad, que nos podría salvar de esa gran catástrofe que es el calentamiento global que hoy amenaza a la humanidad, se reduce mas y mas, de los 5.5 millones de Km² de Selva Amazónica, hasta el 2006 solo quedaban 3.4 millones de Km². La destrucción de esta selva es incontenible, por los propios vivientes de la zona, por migrantes que a diario llegan en grupos procedentes de distintas regiones del Perú y por compañías extranjeras, que deforestan grandes extensiones de terreno, para actividades agrícolas, ganaderas, madereras, petroleras, mineras, aniquilando los bosques y a esa asombrosa biodiversidad, representada por plantas, animales y muchas otras especies únicas en la misma Amazonia, pero la frontera agrícola se amplía cada vez, a pesar de que ya se están presentando inundaciones catastróficas, fuertes temporales con granizada y vientos huracanados, prolongadas sequías con un calor intenso, que están haciendo que las pequeñas quebradas y riachuelos, afluentes de otros mas grandes y que estos a su vez forman parte del río Amazonas, el mas caudaloso del mundo, hoy se estén secando, afectando a los bosques amazónicos, que podrían desaparecer en el presente siglo, con repercusiones negativas para la humanidad, porque estos bosques juegan un papel fundamental en el ciclo del carbono y en la regulación del clima del planeta. ¡Desde aquí, damos la voz de alarma!

No obstante, los hombres de todo el mundo le hemos dado la espalda a esta maravillosa selva y contemplamos indiferentes como es saqueada y destruida salvajemente por el mismo hombre. Día a día se desangra, sus recursos naturales son diezmados sin piedad. Sin agua y con un ambiente contaminado la selva amazónica agonizará lentamente y con ella también lo hará el ser humano, que creyó y sigue creyendo que el agua, tan abundante en otros tiempos, nunca faltaría, que los bosques exuberantes con abundancia de fauna silvestre, se mantendrían igual y que el hombre viviría sin ningún problema; pero hoy nos damos cuenta que no es así, que los bosques que hemos destruidos son para siempre, nunca mas volverán, que los daños que hemos ocasionado al medio ambiente y sus efectos catastróficos que estamos sintiendo, son producto de una visión equivocada, de la fata de conservación de nuestros recursos naturales, y también, a la falta de políticas claras de los gobiernos de turno y de una educación ambiental eficaz en todos los niveles de la población.

Los hombres de todo el mundo le hemos dado la espalda a esta maravillosa selva y contemplamos indiferentes como es saqueada y destruida salvajemente por el hombre

Tenemos una gran amenaza que se cierne sobre nuestras cabezas, que cada día nos golpea más, el calentamiento global, por el uso desmedido del petróleo y el carbón en las industrias y por la tala indiscriminada de los bosques, una realidad que ha alterado la naturaleza y que ha comprometido gravemente el futuro de la humanidad. Futuro que se decidirá en diciembre próximo, en Copenhague (Dinamarca), en la XV Cumbre de Negociaciones sobre Cambio Climático, en donde las grandes potencias deben firmar un acuerdo para la reducción de gases de efecto invernadero (GEI), principal causante del cambio climático, aunque muchos políticos y Jefes de Estado hacen oídos sordos o se muestran apáticos y muy renuentes a firmar ese acuerdo, sobre todo los gobiernos de las grandes potencias, porque a ellos solo les interesa acumular mas y mas riquezas, miles de millones de dólares, que no les servirá, cuando ya nada se pueda hacer para revertir este trastorno climático; por cuanto, si la temperatura media de la atmósfera de la tierra se incrementa en mas de 2ºC de los promedios actuales, el fenómeno climático será irreversible, según los científicos, que no se verá a fines del siglo, como algunos piensan, sino en 5 ó 10 años más.

Pero además, es necesario recordar, que el fenómeno del cambio climático no solo producirán desequilibrios medioambientales, sino también una fuerte desestabilización económica, social y política en los países mas pobres y en vías de desarrollo, incidiendo así mismo en el frágil equilibrio de la paz mundial. En este contexto, la humanidad se encuentra en una grave encrucijada, conforme aumenta la temperatura del planeta, según las predicciones, a mediados de este siglo, miles de millones de personas sufrirán escasez de agua en todo el mundo, porque con toda seguridad, primero se acabará el agua antes que el petróleo, y con una sequía galopante, los efectos en los países que lo sufran serán devastadores.

Para el mundo entero, es de vital importancia la preservación de los bosques amazónicos, no solo para la protección de la biodiversidad, sino también por su papel en el secuestro de carbono y la mitigación del cambio climático, y no importa si vivamos o no en esta región, la humanidad entera le debo mucho a este gran ecosistema tropical, porque a lo largo de la historia ha jugado y juega aún un rol fundamental como purificador del aire que respiramos, absorbiendo gran parte de las emisiones de dióxido de carbono y ha actúa como sumidero del mismo. Ha llegado el momento de hacer algo por esta selva generosa, que nunca pidió nada a cambio, hoy, herida como se encuentra, necesita nuestra ayuda, pero no bastan los gestos y la buenas intenciones, hay que ser consecuentes y efectivos, actuar con acciones concretas, esto es, ayudar a conservar lo que queda y reponer lo que se ha destruido, caso contrario el futuro nos alcanzará, con trágicas consecuencias para la humanidad, aunque quizá la tierra seguirá existiendo como hasta ahora, pero el ser humano no, si es que no actuamos con responsabilidad y ahora, mañana ya será demasiado tarde.

Cada día miles de hectáreas de bosques en la Amzonia Peruana son talados y quemados para dar paso a una agricultura itinerante de nunca acabar

Noviembre 07 del 2009.


Sobre esta noticia

Autor:
Joel Villegas (4 noticias)
Visitas:
13027
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.