Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

Carrero Blanco: "El Caudillo es uno de estos regalos que la Providencia hace cada tres o cuatro siglos a un pueblo"

31/05/2011 14:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Franco era un dictador? No, por Dios. No era un dictador, como bien dicen los historiadores al servicio de José María Aznar, Esperanza Aguirre y el PP en su conjunto, sino quien arrojó "las herejías del liberalismo y la masonería". Lo que el Generalisimo debió ser de verdad fue cardenal. En diciembre de 1957, 17 años después de que terminara oficialmente la guerra civil, perdón, la Cruzada de Liberación Nacional, un grupo selecto de católicos a machamartillo -ilustres mea pilas todos ellos-, no contentos con que el Caudillo de España por la gracia de Dios compartiera con la Custodia el palio procesional, hicieron un llamamiento titulado así: "Nuestro invicto Caudillo, Príncipe de la Iglesia". Artículos relacionados

El escrito estaba rubricado por prohombres del Régimen, como Alberto Martín Artajo, el Sr. Conde de Ruiseñada, Rafael Calvo Serer, Miguel Mateu Pla, el general Álvarez de Rentaría, Raimundo Fernández Cuesta, Claudio Colomer Marqués, Blas Pérez González, Eduardo Aunós, Suanzes, Areilza, José Félix de Lequerica, Vicente Marrero y Fernando María Castiella "en representación de los ministros del Gobierno."

Cristianos caballeros

Estos cristianos caballeros –dos de los cuales años más tarde, por cierto, se cambiaron de bando- se conjuraron para "pedir el capelo cardenalicio para Francisco Franco Bahamonde por los grandes servicios que durante veinte años ha prestado a la Iglesia." "Nada más justo, nada más equitativo que este premio a otorgar al hombre que, sin ser sacerdote, mayores servicios ha prestado a la Santa Iglesia". Franco es "uno de los dos o tres más preclaros seglares que jamás la hayan servido [a la Iglesia] en todos los tiempos".

Constantino y Carlomagno

Dementes argumentos: "Porque, en verdad, que desde Constantino el Grande y Carlomagno, nunca soberano alguno (...), nunca hombre ninguno hizo tanto por la Iglesia católica como el glorioso Francisco Franco, el hombre que ha restituido España a Dios y Dios a España, reparando así la más grosera y odiosa paradoja histórica cometida por los regímenes anteriores: la de una España sin Dios ni Fe.

Gobernante providencial

Delirantes argumentos: "La Divina Providencia, según confesión del propio Caudillo a un redactor de la Agencia EFE, le ha venido asistiendo de manera especial y, de hecho milagrosa, a lo largo de su extraordinaria y preciosa existencia. Esta especial protección de lo Alto, hace realmente de Franco un gobernante providencial, directamente señalado por el dedo de Dios para regir el más católico y fiel de los pueblos."

Como el duque de Lerma o Mazarino

Reconocían los integrantes de la iniciativa que el Código Canónico impedia a los que no son sacerdotes que fueran cardenales. Pero solicitaban una excepción y añadían: "Si hubo seglares que ostentaron la sagrada púrpura, como el cardenal infante don Fernando de Austria, el duque de Lerma o Mazarino, por ejemplo entre muchos, ¿no es infinitamente más digno de tal honor nuestro católico Caudillo, que tanto y tanto ha hecho por la Santa Iglesia?

Señalado con el dedo de Dios

Prietas las filas, proclaman: "¡Sí, mil veces sí! (...) España, martillo de herejes, tiene en Franco el gobernante excepcional que su íntimo, su congénito catolicismo estaba esperando desde centurias, el que ha arrasado de cuajo las herejías del liberalismo y la masonería. No en vano (...) el Sr. Carrero Blanco, hablando antes las Cortes (...) lo dijo en frase lapidaria, en expresión que debería ser grabada en mármoles y bronces en todas las ciudades y pueblos de España: "El Caudillo es uno de estos regalos que la Providencia hace tres o cuatro siglos a un pueblo para premiarle los sacrificios que ha hecho por Dios (...) Centinela de Occidente, verdadero defensor de la Fe, hombre de la Providencia, señalado con el dedo de Dios para regir al pueblo escogido".


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
786
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.