Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Riqui Romero escriba una noticia?

Cardiólogo prominente admite el error de la medicina convencional, revela la verdadera causa de las enfermedades del corazón

10/03/2017 01:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ser humano por mucho tiempo ha seguido la dieta recomendada por los médicos que es baja en grasas saturadas y alta en grasas poliinsaturadas y carbohidratos, sin saber que esto estaba causando daños repetidos en nuestros vasos sanguíneos

 

 

Dr. Dwight Lundell, médico cardiólogo, publicó un artículo muy humilde y revelador sobre las verdaderas causas de las enfermedades del corazón. Abre su declaración  admitiendo que él, y otros médicos destacados que había entrenado durante años, estaban equivocados acerca de sus supuestos sobre las enfermedades del corazón. A través de literatura y seminarios científicos él y sus colegas intentaban convencernos de que la enfermedad cardiaca simplemente era el resultado del colesterol alto con una  única forma de tratamiento: el prescribir medicamentos para reducir el colesterol y dietas bajas en grasa.

Lundell pasa luego a exponer la forma como fueron descubiertas estas nuevas y reales causas: "desde hace varios años se sabe que la inflamación en la pared de la arteria es la causa real de la enfermedad cardíaca....Las recomendaciones dietéticas establecidas desde hace tiempo han creado las epidemias de obesidad y diabetes, con sus consecuencias que empequeñecen cualquier plaga histórica en términos de mortalidad, sufrimiento humano y las consecuencias económicas nefastas”.

Este científico aclara que "sin inflamación no hay manera de que el colesterol se acumule en la pared del vaso sanguíneo y se produzcan las enfermedades del corazón y los accidentes cerebro vasculares", ya que si no existiera dicha inflamación el colesterol se movería libremente por todo el cuerpo. "Es la inflamación la causa de que el colesterol sequede atrapado".

¿Y cómo se produce este proceso de inflamación?

Lundell  expresa quela inflamación es la respuesta que da el sistema defensivo ante la presencia de un invasor externo, que podrían ser bacterias, virus, toxinas o alimentos, queel cuerpo humano no está diseñado para procesar. Este continuo ataque externo de sustancias nocivas extendido en el tiempo es lo que produce la llamada inflamación crónica, que es más dañina que la inflamación aguda.

El ser humano por mucho tiempo ha seguido la corriente principal de la dieta recomendada por los médicos que es baja en grasas saturadas y alta en grasas poliinsaturadas y carbohidratos, sin saber que esto estaba causando daños repetidos en nuestros vasos sanguíneos. Este ataque repetido sobre las paredes de los vasos sanguíneos causa una lesión por inflamación crónica que conduce a la enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes, obesidad y enfermedad de Azmehiner.

Según este médico debe quedar claro que  “la lesión y la inflamación en los vasos sanguíneos es causada por la dieta baja en grasa recomendada durante años porla medicina convencional”. 

¿Cómo se explica sencillamente esto?

Cuando consumimos en exceso hidratos de carbono simples altamente procesados (azúcar, harinas refinadas y todos los productos derivados de ellos) junto con el exceso en el consumo de aceites vegetales omega-6, como el de soya, girasol y maíz, que se encuentran en muchos alimentos procesados, este continuo ataque sobre las paredes de los vasos sanguíneos produce la inflamación crónica.

Pero, ¿cómo se producen esas lesiones? 

Expliquémoslo de manera simple. Visualice por un momento frotándose continuamente  un cepillo de cerdas duras sobre la piel hasta que ésta se torna enrojecida, hasta casi sangrar. Haga esto  varias veces al día, todos los días, durante cinco años. Si se pudiera tolerar este cepillado se produciría una hemorragia sobre un área infectada e hinchada producto de esta repetida acción a lo largo del tiempo y que empeoraría al producirse una lesión sobre otra lesión. Este proceso inflamatorio podría estar ocurriendo en estos momentos en su organismo debido a una mala práctica dietética.

Varias veces al día, todos los días, los alimentos que se consumen causan pequeñas lesiones que se van convirtiendo en grandes lesiones haciendo que el organismo responda continuamente, y de manera apropiada,   con la inflamación.

Alimentos cargados de azúcares y carbohidratos simples, o procesados con omega-6, que son aceites de larga vida,  han sido el pilar de nuestra dieta durante décadas. Estos alimentos han ido envenenándonos  poco a poco y continuamente.

Pero,  ¿cómo comer un simple pan dulce crea una cascada de la inflamación para hacer que  alguien se enferme?

Imagínese derramando un jarabe en su teclado y tendrá una imagen visual de lo que ocurre dentro de la célula. Al consumir hidratos de carbono simples, como el azúcar, el nivel deglucosa en la sangre se eleva rápidamente. En respuesta, el páncreas segrega insulina, cuyo objetivo principal es impulsar el azúcar en cada célula, donde se almacena la energía. Si la celda está llena y no necesita la glucosa, se rechaza para evitar exceso de azúcar.

Cuando las células llenas rechazan el exceso de glucosa, el azúcar en la sangre se eleva produciendo más insulina y la glucosa se convierte en grasa almacenada. 

 ¿Y qué tiene que ver todo esto con la inflamación? 

La medicina convencional cometió un terrible error cuando aconsejó a las personas evitar la grasa saturada a favor de los alimentos ricos en grasas omega-6

El azúcar en la sangre se controla en un rango muy estrecho. Las moléculas de azúcar extra se adhieren a una variedad de proteínas que a su vez dañan la pared del vaso sanguíneo. Esta lesión repetida a la pared del vaso sanguíneo desencadena la inflamación. Al aumentar su nivel de azúcar en la sangre varias veces al día, todos los días, es exactamente como tomar el papel de lija en el interior de los vasos sanguíneos delicados.

Volvamos al pan dulce. Este alimento de aspecto inocente  no sólo contiene azúcares, sino que se hornea en uno de los muchos aceites omega-6 como la soya. Las patatas fritas o papas fritas se sumergen en aceite de soya, alimentos procesados se fabrican con aceites omega-6 para mayor vida en  el anaquel. Por supuesto que los omega-6 son esenciales ya que son parte de cada membrana celular y controlan lo que entra y sale de la célula, pero debe existir un equilibrio correcto con los omega-3. Si el equilibrio se rompe por el consumo excesivo de ácidos grasos omega-6, la membrana celular produce sustancias químicas llamadas citoquinas que causan directamente lainflamación.

Nuestros errores en la dieta producen un desequilibrio extremo de estas dos grasas. Cuando la opción óptima y saludable se sitúa en una proporción de 3:1, la relación de las gamas de desequilibrio se sitúa en 15:1 hasta llegar a 30:1 a favor de los ácidos grasos omega-6. Esto provoca una enorme cantidad de citoquinas que son causantes de la inflamación.

Para empeorar las cosas, el exceso de peso causado por la ingesta de estos alimentos crea una sobrecarga  en las células de grasa que vierten grandes cantidades de sustancias pro-inflamatorias  aumentando el daño causado por tener azúcar en la sangre. El proceso que se inicia con un rollo dulce se convierte en un círculo vicioso en el tiempo que crea la enfermedad cardíaca, presión arterial alta, la diabetes y, finalmente,  la enfermedad de Alzheimer,  ya que el proceso inflamatorio no  disminuye.

No  escapa el hecho de que cuanto más consumimos alimentos preparados y procesados, más se acciona el interruptor de la inflamación, poco a poco, cada día. El cuerpo humano no puede procesar ni fue diseñado para consumir alimentos envasados con azúcar empapados en aceites omega-6.

¿Existirá alguna manera de evitar esto?

Regrese a los alimentos que se sitúen lo más cercano posible a su estado natural. Elija carbohidratos más complejos como frutas y  verduras. Reduzca el consumo o elimine los aceites de soya y maíz procesados industrialmente, que son los causantes de la inflamación.  Una cucharada de aceite de maíz contiene 7.280 mg. de ácidos grasos omega-6, la soya contiene 6.940 mg. En su lugar, consuma aceite de oliva o mantequilla de ganado alimentado con pasto.

Las grasas animales contienen menos de 20% de omega-6 y son mucho menos propensas a causar la inflamación que producen los aceites supuestamente sanos etiquetados poli insaturados. Olvídese de la "ciencia" que se ha inculcado en la cabeza durante décadas. La ciencia que le dice que la grasa saturada por sí sola causa la enfermedad cardíaca debe desaparecer. La ciencia que le dice que la grasa saturada aumenta el colesterol en la sangre también ya está muy debilitada. Desde que se sabe que el colesterol no es la causa de la enfermedad cardíaca, la preocupación acerca de las grasas saturadas es aún más absurda hoy.

La teoría del colesterol llevó a recomendaciones médicas sobre el no consumo o bajo consumo de grasas saturadas, esto propulsó  la creación de un mercado de alimentos bajos en este tipo de grasas y alto en grasas poliinsaturadas que causaron un desequilibrio en la proporción de ácidos grasos en nuestro organismo ocasionando una terrible epidemia de inflamación que enfermó nuestro sistema circulatorio.

La medicina convencional cometió un terrible error cuando  aconsejó a las personas  evitar la grasa saturada a favor de los alimentos ricos en grasas omega-6. Ahora tenemos una epidemia de inflamación arterial que conduce a la enfermedad cardíaca y otros asesinos silenciosos.

 ¿Qué  hacer? 

Regresara los alimentos naturales e integrales de la abuela  y eliminar los que nuestras madres se volvieron locas comprando en los pasillos de los supermercados y grandes automercados, siempre llenos de alimentos manufacturados. Mediante la eliminación estos alimentos inflamatorios y añadiendo nutrientes esenciales de los alimentos no elaborados y frescos,  se pueden revertir años dedaño en las arterias y en todo nuestro cuerpo  producto del consumo excesivo de estosalimentos industrialmente procesados.

El Dr. DwightLundell fue Jefe de Estado Mayor y Jefe de Cirugía en el Hospital Banner corazón, Mesa, AZ. Su práctica privada, CardiacCare Center fue en Mesa, AZ. Recientemente, el Dr. Lundell dejó la cirugía para centrarse en el tratamiento nutricional de enfermedadesdel corazón.Él es el fundador de la Fundación Healthy, que promueve la salud humana con un enfoque en ayudar a las grandes empresas a promuever el bienestar. Él es también el autor de la curación para la enfermedad cardíaca y la gran mentira del colesterol. 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Riqui Romero (45 noticias)
Visitas:
5505
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.