Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

La capacidad comunicacional; una competencia que deben incorporar los directivos y sus equipos de dirección

14/03/2011 21:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mucho se ha escrito sobre las competencias y en especial en el entorno de la gestión. Para algunos autores las llamadas Habilidades Directivas, deben permitir, en la medida que los directivos la incorporen y la manifiesten en su desempeño que las organizaciones que estos dirigen alcancen los resultados esperados.

Para M. Irigoin, las competencias se definen como "La capacidad de poner en acción conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes, así como fragmentos de unos y otros, generando una combinación de todos" . Lo cual nos refuerza la idea sobre que es en el desempeño donde el directivo puede y debe poner de manifiesto el nivel en que tiene incorporadas las competencias.

En un reciente proceso de investigación-acción realizado en una empresa, pudimos definir y nivelar el sistema de competencias que conformarían el perfil deseado para sus directivos en el periodo estratégico 2005-2015. En total fueron 15 competencia que en un primer momento funcionarían de forma provisional y experimental como competencias específicas para los cargos de dirección en los diferentes niveles. El sistema en cuestión quedó conformado por las competencias siguientes:

• Habilidad para comunicarse:

• Habilidad para el Manejo de Conflictos.

• Habilidad para trabajar en grupo.

• Habilidad para liderar y motivar.

• Habilidad para optimizar el uso del tiempo.

• Habilidad para delegar.

• Habilidad para identificar problemas.

• Habilidad para solucionar problemas.

• Habilidad para tomar decisiones.

• Habilidad para gestionar procesos de cambio.

• Habilidad para gestionar estratégicamente.

• Capacidad para negociar.

• Capacidad para gestionar orientado a la calidad.

• Habilidad para gestionar por valores.

• Capacidad para utilizar la Inteligencia Emocional.

La experiencia estaba orientada a lograr mediante la capacitación y acciones consultivas que los equipos de dirección de las unidades pilotos seleccionadas pudieran alcanzar una gestión efectiva, entendida como: "El arte de aplicar científicamente los principios de la gestión y el sistema de competencias directivas a los procesos que determinan el cumplimiento de los objetivos de la organización, logrando la participación consciente de los colaboradores y la correcta utilización de los recursos materiales y financieros en la obtención de productos o servicios de un gran valor para el sistema de públicos implicados".

Pero la práctica y los diagnósticos realizados sobre los avances de la experiencia fueron demostrando que no bastaba que los directivos incorporaran estas 15 competencias en los diferentes niveles (entrada, desarrollo, avanzado y experto) sino que además era necesario integrar esos saberes de una forma coherente y cohesionada para lograr la Comunicación Organizacional, definida por I. Trelles como:

"Un conjunto de procesos de construcción de significados compartidos entre los públicos de la organización tanto interno como externo, de otra forma, es necesario comprender la comunicación como proceso de implicación a partir de la construcción de significados compartidos y del logro de un nivel cualitativamente superior en la participación y la interacción de los trabajadores en empresas de producción y servicios".

Lo que ratifica Manucci cuando nos da su criterio sobre la comunicación en el marco organizacional. "Desde las perspectivas de las organizaciones, la comunicación adquiere otro rol. La comunicación deja de ser un instrumento de transmisión para transformarse en una herramienta de diseño y gestión de significados. Una herramienta que permite la sincronía de realidades compartidas entre diferentes sectores sociales".

Con estos elementos creímos prudente dar los pasos para construir una nueva competencias, que permitiera una vez incorporada por los directivos y sus equipos de dirección, soportara el desempeño esperado, una nueva actitud ante los procesos y los problemas comunicacionales que enfrentan las organizaciones y en especial las empresas en su sistemático hacer al interactuar con sus públicos mediante el intercambio de valores en un entorno cada día mas incierto y complejo.

Esta nueva competencia la denominamos Capacidad Comunicacional y en esta primera fase quedó definida como: "Capacidad del directivo y de su equipo de dirección de construir y compartir con los públicos de la organización los significados y atributos de la identidad corporativa como resultado de la efectividad gerencial, lo que se manifiesta en un desempeño coherente y cohesionado que es la base para el logro de la imagen corporativa deseada" . La cual tiene como indicadores o dimensiones los siguientes:

• Habilidad para identificar y definir las necesidades de comunicación sobre la organización de los públicos.

• Capacidad para diseñar de forma creativa soluciones a los problemas de comunicación sobre la organización de los públicos.

• Capacidad para lograr la cohesión entre todos los públicos implicados con la organización a partir de los significados y atributos de la Identidad.

• Habilidad para alcanzar una gestión coherente entre todos los públicos implicados con la organización.

• Capacidad para crear significados organizacionales de forma participativa y conformar con su gestión la cultura de la organización.

• Capacidad de lograr un desempeño exitoso tanto individual como colectivo.

• Capacidad de lograr la imagen corporativa deseada en los públicos de la organización.

De otra forma, la "capacidad comunicacional" sería la competencia integradora, que posean los directivos y los equipos de dirección de las organizaciones para lograr una gestión coherente y cohesionada que permita que la organización pueda crear significados de alto valor de forma compartida con y para sus públicos, propiciando un armónico sistema entre la Identidad y la Imagen de la organización.

La continuidad de la experiencia debe permitir validar esta competencia y sus dimensiones y tratar de llenar el vacío existente entre la necesidad y los requisitos de la comunicación organizacional y el rol de los directivos.

Carlos Eduardo Sierra Quesada - carlos.sierra@etecsa.cu

Especialista en gestión de RR.HH.Lic. en Bioquímica. MSC en Cambio organizacional y Consultoría (CEEC, UH, Cuba). Diplomado en Consultoría Interna (CETED, UH, Cuba). Diplomado en Gestión de Eventos (MINTUR Cuba). Actualmente prepara su tesis de doctorado en Ciencia de la Comunicación (UH, Cuba).

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com


Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (10097 noticias)
Fuente:
jcvalda.wordpress.com
Visitas:
5987
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.