Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Excalibur escriba una noticia?

Cannes, Francia: En el festival aumenta la presencia de los documentales

17/05/2010 19:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde 2004 en que los documentales de largometraje entraron en Cannes, seleccionados en competición y hasta alzándose con la Palma de Oro (Fahrenheit 9/11), una presea hasta entonces exclusivamente reservada a los largos de ficción, el documental se encuentra presente de manera significativa

Eva Herzigova, a su llegada a la presentación de "La Princesse de Montpensier". Foto: AFP

Resulta sintomático que este año, entre las más interesantes películas presentadas hasta ahora, hay, justamente, algunas del género documental.

Seleccionada en la sección oficial, presentada fuera de competencia, La nostalgia de la luz marca?un nuevo aporte del maestro documentalista chileno Patricio Guzmán, a su largo recorrido por la memoria del golpe que marcó la historia de su país a partir de 1973 (Salvador Allende, La batalla de Chile, La cruz del sur, La memoria obstinada).

A diferencia de estas películas donde el documento privaba, Guzmán?propone aquí una visión personal casi lírica, acompañada por una exégesis científica completada por la constante y continua búsqueda de los familiares de los desaparecidos/eliminados?durante la época de la cruenta dictadura, para encontrar los restos de sus seres queridos.

Todo esto se desenvuelve en el paisaje desértico de gran altura de Atacama, donde la comunidad científica internacional ha instalado los telescopios más potentes que existen para observar el fondo del universo, aprovechando las excepcionales condiciones climáticas de Atacama, donde hay ausencia total de humedad, mientras que el suelo guarda por su composición en calcio y sales, intactos los restos de todo ser viviente que allá se inhuma.

Es justamente en este desierto, al pie de los potentes telescopios y a lo largo del paisaje desértico que los familiares de los desaparecidos hurgan el suelo, encontrando aquí y allá restos de sus seres queridos inhumados por el ejército chileno, a raíz de la existencia en Atacama, del campo más grande de concentración de prisioneros, operado por las fuerzas militares bajo el mando de Pinochet.

Para mi gusto?esta es la película más fuerte y completa de las?que Guzmán ha creado sobre el golpe de estado y sus consecuencias. El realizador logra combinar en un armónico, potente e impactante relato, la búsqueda del pasado cósmico investigado por los astrónomos, a aquel de la compenetración del pasado del país, concretizado a través de la búsqueda de los desaparecidos.

Esta obra maestra fue dignamente acompañada por otros dos documentales:

Se trata, por un?lado, de Cleveland; y por otro, de Wall Street, presentados en la Quincena de Realizadores, donde el suizo Jean-Stephane Bron narra con fuerza de convicción; y al antípoda de la mistificación hollywoodense de Oliver Stone y de Su Wall Street-el dinero nunca duerme, presentado aquí hace un par de días, el proceso jurídico que los ciudadanos de aquel estado norteamericano trataron de levantar contra los bancos norteamericanos por el papel de estos últimos en el escándalo de bienes inmuebles que provocaron la pérdida por parte de millones de ciudadanos, de sus casas hipotecadas.

En cuanto al segundo, se trata de Inside Job, presentado en selección oficial fuera de competencia, donde Charles Ferguson ataca a la plaga de la corrupción enfocada, aquí también a las acciones de los grandes bancos norteamericanos y de su papel en el desmoronamiento de la economía mundial.

En cuanto a las películas de ficción mencionaremos la presentación hoy día en competición de La princesa de Montpensier, donde el veterano realizador francés regresa con este drama de época, a terrenos y temáticas propias de su país, después de haberse aventurado, a últimas fechas, con resultados desiguales del otro lado del atlántico (In the electric Mist, con la actuación de Tomy Lee Jones).

Si uno puede entender la razones por las que este inocuo drama de época está en competición -entre otras, por ser una producción francesa, un veterano realizador galo prestigioso, y que Cannes tiene que dar cabida en la competición a su producción nacional- de ninguna manera se puede encontrar explicación válida alguna por la que El hombre que grita, tercer film del realizador Mahamat-Saleh Haroun, originario?de Tsad, país africano, antigua colonia francesa, fue seleccionado en competición. A no sea que por paternalismo y expiaciones de culpabilidad por el ex régimen colonial galo.

La película, un drama familiar que se desarrolla con telón de fondo en el reciente conflicto civil que aquejó el país, está mal hecha; las situaciones presentadas son predecibles, los personajes son mal desarrollados, a la vez que?las actuaciones resultan rudimentarias. Dicho en dos palabras: una verdadera catástrofe...un film que no amerita su selección en la competición de este festival. Se puede pensar que si el comité de selección deseaba hacer un gesto hacia una cinematografía que, como la de los países africanos tiene enormes dificultades de producción, ya que rara vez películas africanas llegan a festivales y menos aún a las pantallas comerciales, pues qué mejor que seleccionar la película en la sección oficial no competitiva, Un Certain? Regard.

Siendo así porque la buena película húngara Adrienn Pal fue presentado hoy en Un Certain Regard y no en competición. Hay algo que aparentemente no funciona aquí en algunas de las decisiones del comité de selección. Pal es el segundo film de la húngara Agnes Kocsis, donde la realizadora se mete con el caso de una chica pasada de peso, enfermera encargada del transporte de los muertos a la morgue del hospital, quien busca una salida a su miserabilísimo aislamiento emocional y físico, al meterse a investigar el destino de una amiga suya.

Relato que se antoja opresivo, depresivo y con mínimas posibilidades de que el personaje principal se encuentra con esperanza alguna de salida...

Interesante película nos regaló hoy día también la Quincena de Realizadores: Las cuatro vueltas, donde el? italiano?Michelangelo Frammartino propone a través de un estilo de docudrama, una mirada y reflexión situadas?entre lo poético y lo etnográfico, a la relación del hombre con la naturaleza, en una remota localidad de Calabria en el sur de Italia.

América Latina estuvo presente hoy día en la Quincena, a través de la desigual película de terror La casa muda, dirigida por el uruguayo Gustavo Hernández.

En cuanto a México, veinticuatro horas después de la exitosa presentación de Somos los que hay, de Jorge Michel Grau, en la Quincena, y antes de la entrada con fuerza en el primer plan del certamen el día de mañana, de producciones y talento mexicanos -la muy esperada Beautiful, de Iñárritu, en competición; Año Bisiesto, de Michael Rowe, en la Quincena- Imcine ofreció la tarde de hoy un muy concurrido cóctel en honor a la presencia abultada e importante; habría que señalar lo del cine y talento mexicanos, en esta edición de Cannes.


Sobre esta noticia

Autor:
Excalibur (747 noticias)
Visitas:
3111
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.