Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nathaly escriba una noticia?

¿Qué hace que una canción, un paisaje, un sonido o un olor, nos recuerde algo o a alguien determinado?

01/09/2009 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Quién no ha vivido alguna vez esa extraña sensación de recordar a alguien por un perfume, o recordar un hecho del pasado escuchando una canción o un sonido determinado? Y de inmediato nos sentimos transportados a ese lugar o momento específico

¿Quién no ha vivido alguna vez esa extraña sensación de recordar a alguien por un perfume, o recordar un hecho del pasado escuchando una canción o por el olor de la comida, o recordar un pasaje de nuestra infancia al escuchar un sonido determinado? Y de inmediato nos sentimos transportados a ese lugar o momento específico.

Siempre se escucha decir a las personas o a nosotros mismos, frases como… “ese perfume me recuerda a mi profesora del kínder, ella olía igual” o… “esa canción me gusta porque cuando la escucho, me parece ver a mamá en la cocina, cantándola o bailando mientras revolvía las salsas para la pasta”, o quizás diremos, “este paisaje me transporta a la casa de campo que visitábamos de niños con la familia”; también podrían decir algunos, “no me gusta el olor de esa loción de manos, me recuerda cuando estuve en el hospital y detesto ese recuerdo”; en fin, son muchas las formas y las frases como podría representarles esta forma de recordar que se graban en nuestra memoria de alguna forma y que retornan a nosotros en momentos determinados, cuando existe un estímulo ya sea visual, auditivo o cognoscitivo.

En este artículo te explicaré un poco del porqué suceden estos retornos casi inconscientes de nuestra memoria.

Tenemos tres grandes sistemas para representar mentalmente la información, el visual, el auditivo y el kinestésico. Utilizamos el sistema de representación visual siempre que recordamos imágenes abstractas (como letras y números) y concretas. El sistema de representación auditivo es el que nos permite oír en nuestra mente voces, sonidos, música. Cuando recordamos una melodía o una conversación, o cuando reconocemos la voz de la persona que nos habla por teléfono estamos utilizando el sistema de representación auditivo. Por último, cuando recordamos el sabor de nuestra comida favorita, o lo que sentimos al escuchar una canción estamos utilizando el sistema de representación kinestésico.

Este modelo, también llamado visual-auditivo-kinestésico (VAK), toma en cuenta el criterio neurolingüístico, que considera que la vía de ingreso de la información (ojo, oído, cuerpo) –o, si se quiere, el sistema de representación (visual, auditivo, kinestésico)- resulta fundamental en las preferencias de quien aprende o enseña.

La mayoría de nosotros utilizamos los sistemas de representación de forma desigual, potenciando unos e infra-utilizando otros. Los sistemas de representación se desarrollan más cuanto más los utilicemos. La persona acostumbrada a seleccionar un tipo de información absorberá con mayor facilidad la información de ese tipo o, planteándolo al revés, la persona acostumbrada a ignorar la información que recibe por un canal determinado no aprenderá la información que reciba por ese canal, no porque no le interese, sino porque no está acostumbrada a prestarle atención a esa fuente de información. Utilizar más un sistema implica que hay sistemas que se utilizan menos y, por lo tanto, que distintos sistemas de representación tendrán distinto grado de desarrollo (Sin mención de autor, 2000a).

En nuestro estilo de aprendizaje influyen muchos factores distintos pero uno de los más influyentes es el relacionado con la forma en que seleccionamos y representamos la información. Todos nosotros estamos recibiendo a cada momento y a través de nuestros sentidos una ingente cantidad de información procedente del mundo que nos rodea. Nuestro cerebro selecciona parte de esa información e ignora el resto. Si, por ejemplo, después de una excursión le pedimos a un grupo de turistas que nos describan alguno de los lugares que visitaron probablemente cada uno de ellos nos hablará de cosas distintas, porque cada uno de ellos se habrá fijado en cosas distintas. No recordamos todo lo que pasa, sino parte de lo que pasa a nuestro alrededor.

Seleccionamos la información a la que le prestamos atención en función de su interés, naturalmente. Nos es más fácil recordar el día de nuestra boda que un día cualquiera. Pero también influye él como recibimos la información.

Algunos de nosotros tendemos a fijarnos más en la información que recibimos visualmente, otros en la información que reciben auditivamente y otros en la que reciben a través de los demás sentidos.

El que nos fijemos más en un tipo de información que en otra parece estar directamente relacionado con la forma en la que recordamos después esa información.

Aunque las investigaciones sobre la memoria no han hecho más que empezar parece bastante claro que nuestro cerebro no es un archivador donde guardar las fotos o grabaciones que hacemos de lo que nos rodea. Cuando recordamos algo no recuperamos una grabación almacenada en un fichero, sino que, partiendo de datos muy diversos creamos una representación de lo que queremos recordar.

Por ejemplo, cuando le presentan a alguien, ¿qué le es más fácil recordar después, la cara, el nombre, o la impresión que esa persona le produjo? Las personas que se fijan más en lo que ven recuerdan las caras, pero a veces tienden a olvidarse de los nombres, por el contrario las personas que se fijan en lo que oyen suelen aprenderse antes los nombres que las caras. Cuando le prestamos más atención a la información que recibimos visualmente nos resulta más fácil reconstruir en nuestra mente la información visual. O dicho de otro modo, nos es más fácil representar visualmente lo que sabemos.

A continuación se especifican algunas de las características de cada uno de estos tres sistemas.

Sistema de representación visual.

Los visuales aprenden mejor cuando leen o ven la información de alguna manera. En una conferencia, por ejemplo, preferirán leer las fotocopias o transparencias a seguir la explicación oral, o, en su defecto, tomarán notas para poder tener algo que leer.

Cuando pensamos en imágenes (por ejemplo, cuando 'vemos' en nuestra mente la página del libro de texto con la información que necesitamos) podemos traer a la mente mucha información a la vez. Por eso la gente que utiliza el sistema de representación visual tiene más facilidad para absorber grandes cantidades de información con rapidez.

La capacidad de abstracción y la capacidad de planificar están directamente relacionadas con la capacidad de visualizar. Esas dos características explican que la gran mayoría de los alumnos universitarios (y por ende, de los profesores) sean visuales.

Este modelo, también llamado visual-auditivo-kinestésico (VAK), toma en cuenta el criterio neurolingüístico, que considera que la vía de ingreso de la información (ojo, oído, cuerpo)

Sistema de representación auditivo.

Cuando recordamos utilizando el sistema de representación auditivo lo hacemos de manera secuencial y ordenada. Los alumnos auditivos aprenden mejor cuando reciben las explicaciones oralmente y cuando pueden hablar y explicar esa información a otra persona. En un examen, por ejemplo, el alumno que vea mentalmente la página del libro podrá pasar de un punto a otro sin perder tiempo, porqué está viendo toda la información a la vez. Sin embargo, el alumno auditivo necesita escuchar su grabación mental paso a paso.

Sistema de representación kinestésico.

Cuando procesamos la información asociándola a nuestras sensaciones y movimientos, a nuestro cuerpo, estamos utilizando el sistema de representación kinestésico. Utilizamos este sistema, naturalmente, cuando aprendemos un deporte, pero también para muchas otras actividades. Por ejemplo, muchos profesores comentan que cuando corrigen ejercicios de sus alumnos, notan físicamente si algo está mal o bien. O que las faltas de ortografía les molestan físicamente.

Los alumnos kinestésicos aprenden cuando hacen cosas como, por ejemplo, experimentos de laboratorio o proyectos. El alumno kinestésico necesita moverse. Cuando estudian muchas veces pasean o se balancean para satisfacer esa necesidad de movimiento. En el aula buscarán cualquier excusa para levantarse y moverse.

Se estima que un 40% de las personas es visual, un 30% auditiva y un 30% kinestésica.

Algunos ejemplos de actividades adaptadas a cada estilo.

VISUAL

Ver, mirar, imaginar, leer, películas, dibujos, videos, mapas, carteles, diagramas, fotos, caricaturas, diapositivas, pinturas, exposiciones, tarjetas, telescopios, microscopios, bocetos.

AUDITIVO

Escuchar, oír, cantar, ritmo, debates, discusiones, cintas audio, lecturas, hablar en público, telefonear, grupos pequeños, entrevistas.

KINESTESICO

Tocar, mover, sentir, trabajo de campo, pintar, dibujar, bailar, laboratorio, hacer cosas, mostrar, reparar cosas.

Es diferente a lo que denominan 'Déjà vu'; que es la sensación de experimentar haber vivido anteriormente una escena determinada, los científicos le dan un nombre, Paramnesia. Trastorno mental consistente en un falso reconocimiento de información.

Los científicos creen algunas personas parecen recordar personas o situaciones como conocidas o vividas pero en realidad son nuevas para la persona. Tildándolo de un fallo de la memoria por el que se admite el recuerdo erróneo de una información como si esa información hubiera sido previamente adquirida, pero en realidad la mente no la tiene codificada como un recuerdo.

El término déjà vu fue creado por el investigador psíquico francés Emile Boirac (1851-1917) en su libro L'Avenir des Sciences Psychiques, basado en un ensayo que escribió mientras estudiaba en la Universidad de Chicago (Estados Unidos). En el libro se explica que la experiencia previa al déjà vu es con frecuencia atribuida a un sueño.

La Memoria humana es la función cerebral resultado de conexiones sinápticas entre neuronas mediante la que el ser humano puede retener experiencias pasadas. Los recuerdos se crean cuando las neuronas integradas en un circuito refuerzan la intensidad de las sinapsis.

Estas experiencias, según el alcance temporal con el que se correspondan, se clasifican, convencionalmente, en memoria a corto plazo (consecuencia de la simple excitación de la sinapsis para reforzarla o sensibilizarla transitoriamente) y memoria a largo plazo (consecuencia de un reforzamiento permanente de la sinapsis gracias a la activación de ciertos genes y a la síntesis de las proteínas correspondientes).

La memoria humana, a diferencia de la memoria de los animales que actúa principalmente sobre la base de sus necesidades presentes, puede contemplar el pasado y planear el futuro. Respecto de su capacidad, se ha calculado el cerebro humano puede almacenar información que “llenaría unos veinte millones de volúmenes, como en las mayores bibliotecas del mundo”. Algunos neurocientíficos han calculado que en toda una vida se utiliza solo una diezmilésima parte (0, 0001) del potencial del cerebro.

La Teoría del procesamiento de información se puede aprender por medio de la Psicología cognitiva. Que nos ayuda a entender, cómo es que queda anclado en la memoria, un evento con otro, por ejemplo, una canción con una determinada persona, aunque no la veas mas, cada vez que escuches la canción "disparas" el recuerdo. Lo mismo es aplicable a casi cualquier cosa, un olor, color, lo que fuera, lo mismo pasa con la comida, con lo que tú quieras, en el caso de la comida, (otro ejemplo) una persona que se sienta sola, puede sentirse tentada a comer dulces, porque le recuerda su infancia, cuando era atendida y contenida por sus padres, etc. No es una condena perpetua, ni tampoco "se va", salvo que te arranquen un pedazo de cerebro, lo único que se puede hacer es vincular ese "disparador" con otro evento. Se trata simplemente de un mecanismo psicológico, una especie de programación, que -por supuesto- puede ser modificada.


Sobre esta noticia

Autor:
Nathaly (27 noticias)
Visitas:
39291
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.