Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Andres Gonzalez escriba una noticia?

Camuñas, escenarios del terror, fosas comunes

26/01/2010 22:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Durante la Guerra Civil, las víctimas de las represiones republicanas milicianas y políticas de los partidos del Frente Popular arrojaron a lo largo de varios años a sus víctimas de Ciudad Real, Toledo y cadaveres de otras ciudades españolas, en el municipio de Camuñas

Este fué escenario de una serie de asesinatos y torturas sobre las que se ha pasado por alto durante mas de 70 años.

El historiador Martín Rubio, en el informe elaborado por la Alcaldía de Camuñas en 1940 ya se daba cuenta de la existencia de esta enorme fosa común el pozo principal de una antigua mina de plata romana fue utilizado como fosa común.

A veces se usaba para deshacerse de cadáveres que venían de pueblos de los alrededores, otras, las víctimas eran llevadas vivas a la entrada del pozo tras ser torturadas y las echaban vivas Aurelio Rodríguez, un carretero a quien fueron a buscar a su casa y tirotearon en la cama. Su mujer Úbeda Bolaños se agarró a él siendo también herida a ambos les metieron en un camión y les llevaron a la mina, donde les arrojaron juntos, ella estaba todavía viva.

El cura Tapia bendijo a quienes habían de ser sus verdugos. Después le arrojaron vivo. A Ismael Moreno que no podía levantarse de la cama le cosieron a balazos. Su mujer tuvo que apagar las ropas del lecho que ardían de los tiros. les acribillaban a tiros y luego les echaban a la mina. A otros grupos les cogian en sus casas; luego les llevaban a una cueva que había en un monasterio y allí les torturaban hasta hartarse. Después les llevaron a la mina y allí les arrojaron, a unos muertos y a otros vivos.

A Victoriano Rodríguez le emparedaron, a Emilio García le mataron en plena calle; a Moisés Beteta le asesinaron en el camino delante de unos niños". A mediados de septiembre con el pretexto de que un bombardeo nacional había incendiado los depósitos de CAMPSA en Alcázar de San Juan se sacó de la cárcel y de sus domicilios a numerosas personas, entre ellos al sacerdote Luis Castellano, se le llevó hasta la mina donde se negó a blasfemar y fue asesinado. El mismo día cayeron en Alcázar mas de cien víctimas, fusiladas en su mayor parte en las tapias del cementerio y arrojadas otras al pozo de la mina de Camuñas" [Historia de la Cruzada, IV, p.546; en la Causa General son unos cincuenta los nombres de vecinos de Alcázar que aparecen como fusilados alrededor de esta fecha.

En el mejor de los casos, eran fusiladas antes de ser arrojadas. Mucha peor suerte tuvieron los que fueron lanzados vivos al fondo de la fosa.

El juez Baltazar Garzón abrió una macro investigación judicial para conocer 70 años después las listas de desaparecidos en ese periodo y en la primera etapa del franquismo viajo durante siete dias a una antigua mina de plata donde suegun informaciones de un video podría haber mas de seis mil victimas de la guerra civil

Amador Rodríguez, actual propietario de la mina, recuerda los hechos ‘ Eran frecuentes las expediciones para deshacerse de cadáveres y prisioneros civiles. En 1962 un grupo de expertos en minas, a las órdenes del ingeniero José Granados Moreno, bajó al interior de la mina por iniciativa del dueño de la finca, cuyo padre se encuentra sepultado en ella. El objetivo era realizar un presupuesto de lo que costaría extraer los restos para un posible traslado al Valle de los Caídos.

Antes de iniciar el reconocimiento se procedió a medir la profundidad del pozo, aprovechando que habían sido separadas dos de las cuatro losas de granito que lo cubren (habían sido colocadas por los hijos de los caídos, para tapar la entrada del pozo) y habían abierto un boquete de unos 50 centímetros de diámetro en la bóveda que hay debajo de las losas.

La profundidad de este pozo, al cual llamaremos principal, es de 20 metros desde la boca a los escombros que cubren la calderilla. Sus medidas son 3, 5 x 2, 5 metros. A unos 18 metros del pozo principal existe otro, al que llamaremos auxiliar, el cual también se encontraba tapado por una bóveda, pero en la cual se había abierto un espacio de 2, 5 x 2 metros.

Se procedió a medir su profundidad y nos dio una distancia de nueve metros desde la boca al fondo. Este pozo auxiliar se comunica con el principal por medio de una galería en rampa, que forma una línea quebrada

Para que os hagáis unan idea de la profundidad del pozo, os contaré que de pequeño jugaba con mis hermanos a tirar piedras, y el sonido se perdía sin oírlas llegar al fondo. Para hacer sitio a nuevas víctimas, cuando el pozo se llenaba, lo rociaban con gasolina y lo prendían fuego. Ya en agosto del 36 recuerdo la primera hoguera, que duraría varios días. Apenas acabar la guerra, un peón caminero me contó que allí había miles de cadáveres cubiertos con cal’ .

Se prohibió a los médicos forenses que hicieran fotografías para evitar que se supiera. Durante aquellos días se escuchaban alaridos atroces, porque los tiraban vivos

Según cuenta el Sr Rodriguez había auténticas excursiones. Hay un testigo que ahora está muy enfermo que cuenta como presenció, con 11 años, la llegada de una furgoneta llena de cadáveres que venían a tirar a la mina.

Está el testimonio de los hermanos Nombela y el de Don Manuel Azaña diciendo que esto era otro Paracuellos. Para Amador Rodríguez no existe odio ni intento de revancha, lo único que pretende es ‘ que se sepa lo que aquí ocurrió".

No pretendemos sacar ningún resto. Tenemos que tener en cuenta que solo de Herencia hay aquí 70 personas. Yo digo todo esto sin ningún resentimiento. Lo perdono todo, pero quiero que se sepa que se hicieron muchas barbaridades’ . Sigue señalando que el ejército del Frente Popular tuvo participación en los sucesos:

El ejército del Frente Popular no hizo nada para frenar los crímenes. Se prohibió a los médicos forenses que hicieran fotografías para evitar que se supiera Durante aquellos días se escuchaban alaridos atroces, porque los tiraban vivos. Los jefes de los milicianos se limitaron a ordenar que tirasen cal y arena encima para sepultarlos’ .

Jorge López Teulón es el postulador de la causa Canonizaciones de los mártires para las provincias de Toledo y Ávila. Deja muy claro el propósito de la Iglesia en esta investigación: ‘ La causa de canonización continuaría aunque no se recobrasen los restos. Esto sería para recuperar reliquias o restos para dignificarlos en una iglesia. A lo mejor encontramos algo.

Si la beatificación es dentro de 70 años habrían desaparecido’ . Conocedor de la importancia del hallazgo explica: ‘ Los científicos de Aranzadi hablan de 300 personas. De ellas siete están en el proceso de beatificación abierto en 2002’ . Deja muy claro que no quiere entrar en una guerra estéril sobre quien mató más en la guerra. No le mueve el resentimiento porque ‘ el ejemplo de los mártires debe servir para que no se repitan las barbaridades que se cometieron en una guerra que destrozó un país’ .

La financiación la sufraga el Arzobispado de Toledo, que a su vez ha recibido donativos para poder desarrollar toda la investigación. López Teulón señala que la memoria histórica ‘ debe ser para todas las víctimas, más para las inocentes, como son las que descansan en el pozo de la mina de Camuñas’ y confirma que los miembros de Asociaciones para la recuperación de la memoria histórica ‘ no se han puesto en contacto’ con ellos. Un espeleólogo de la Sociedad Científica Aranzadi Rafael Zubiría quien está actualmente realizando los trabajos técnicos para que se pueda acceder a la mina y se desarrollen los trabajos científicos en su interior.

Para poder acceder a la fosa, tendran que hacerlo descolgados por una grúa, los miembros del equipo forense que evaluarán el número de cadáveres almacenados. reconoce que tras haber excavado numerosas fosas ‘ en estos casos siempre hay emoción e impresiona’ , el caso de la mina de Camuñas ha sido un reto en su trayectoria: ‘ Hasta el último día dábamos por perdida la investigación.

En un momento postrero encontramos cantidad de restos humanos. Se trata de los restos que se van a estudiar esta semana’ . Este tipo de actuaciones hacen que Zubiría se sienta conmovido: ‘ Te trasladas a un momento y una época que te hacen ver lo dura que fue la guerra civil. Te das cuenta de lo trágico que fue para todos y del sinsentido tan grande que supuso’ .

Pienso que en este caso abrir esas fosas comunes, que por desgracia todos tenemos algún antepasado o familiar, en mi caso mi abuelo, desapareció en la cárcel en Almería, cuando fue mi abuela a visitarlo, se encontró con la triste noticia que se había muerto, jamás le entregaron su cuerpo, quizás en una de esas fosas esté mi abuelo. Creo que ya no importa el bando nacional o republicano, pues los muertos nos duelen a todos y que desaparezcan y ni siquiera puedas ver su cadáver, ni dónde ni cómo se murió y sin saber donde está eso es realmente duro.

En el informe elaborado por la Alcaldía de Camuñas en 1940 ya se daba cuenta de la existencia de esta enorme fosa común el pozo principal de una antigua mina de plata romana fue utilizado

Video de los trabajos actuales ARANZADI http://www.persecucionreligiosa.es/mina_camunas/principal_mina.html

Informa Andrés González Corresponsal Andalucía.


Sobre esta noticia

Autor:
Andres Gonzalez (582 noticias)
Visitas:
14126
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.