Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Los campos magnéticos también controlan la formación de las estrellas masivas

27/02/2010 23:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un equipo de astrónomos, dirigido por el Dr. Wouter Vlemmings en la Universidad de Bonn, ha utilizado la red de radiotelescopios MERLIN centrada en el Observatorio de Jodrell Bank para mostrar que los campos magnéticos desempeñan un papel importante durante el nacimiento de las estrellas masivas. Los campos magnéticos son ya conocidos por su gran influencia en la formación de las estrellas de menor masa como nuestro Sol. Este nuevo estudio revela que las formas en que las estrellas de gran masa y baja masa se forman puede ser mucho más parececidas de lo que se había sospechabado.

Impresión artística de la estrella joven y masiva Cepheus A HW2. El chorro fino y colimado se origina en el embrión de la estrella que se encuentra en el centro de la imagen, oculta en un disco de polvo que la rodea y en un disco más grande de gas. Las líneas blancas indican la estructura tridimensional del campo magnético a lo largo de la cual el material cae con lentitud en el disco en rotación. (Crédito: Tobias Maercker)

Las estrellas masivas, más de 8 veces la masa del Sol, son cruciales para la formación de otras estrellas, los planetas e incluso la vida. Aunque son raras, dominan el contenido y la evolución del material interestelar en la Galaxia y son responsables de la producción de elementos pesados como el hierro. Sin embargo, responder la pregunta de cómo se forman las estrellas masivas ha demostrado ser extremadamente difícil. El papel de los campos magnéticos en particular, ha sido un tema de gran debate. Muchos científicos pensaban que la radiación y las turbulencias serían los factores más dominantes, y por lo tanto su proceso de formación sería significativamente distinto a la de las estrellas menos masivas, como nuestro Sol.

"Mientras que los campos magnéticos se han observado en las nubes de hidrógeno molecular donde se forman las estrellas, las observaciones de cerca de estrellas masivas hasta ahora han sido escasas", explica Vlemmings. "Si la formación de estrellas masivas es similar a sus hermanas más pequeñas, deberíamos poder detectar los campos magnéticos intensos necesarios tanto para producir los chorros como para estabilizar sus discos asociados."

Por primera vez, Wouter Vlemmings y sus colaboradores han podido observar la estructura tridimensional del campo magnético alrededor del disco de la nueva formación masiva de estrellas (o protoestrella) Cepheus A HW2. A una distancia de 2300 años-luz del Sol, Cefeo A es una de las regiones más cercanas donde forman estrellas masivas y en observaciones anteriores de esta región se observa la presencia de un disco a partir de la cual el gas cae a HW2. En sus nuevas observaciones, los astrónomos han descubierto que el campo magnético es sorprendentemente regular e intenso, lo que implica que controla cómo la materia se transfiere a través del disco para alimentar a la estrella embrionaria de crecimiento.

"Nuestra nueva técnica nos permite por primera vez medir la estructura tridimensional del campo magnético alrededor de una protoestrella masiva. Podemos ver que su estructura es sorprendentemente similar a cómo pensamos que se ve el campo cuando se forman estrellas más pequeñas", añade el coautor Huib Jan van Langevelde, director del Joint Institute for Very Long BaseIine Interferometry in Europe (JIVE).

Para determinar la estructura del campo magnético, los investigadores utilizaron el sistema de radiotelescopios MERLIN para observar ondas de radio (con una longitud de onda de aproximadamente 5 cm) que son amplificadas por las moléculas de metanol. Estas moléculas de metanol, la forma más simple de alcohol, se encuentran en las regiones que rodean el disco masivo en torno HW2, que se extienden sobre una región de 10 veces el tamaño de nuestro sistema solar. Estas regiones se llaman máseres, porque amplifican la radiación de microondas de la misma manera que un láser amplifica la radiación de luz. A pesar de que un fuerte campo magnético produce sólo una huella muy débil en la señal de las moléculas de metanol, esta amplificación es lo suficientemente fuerte para hacer el nuevo trabajo posible.

Estas nuevas observaciones serán una piedra angular de uno de los primeros grandes proyectos del legado científico que se llevará a cabo con la nueva red e-MERLIN de radiotelescopios. E-Merlín es una importante actualización de la red MERLIN que la hizo 10 veces más sensible. El proyecto legado, de los cuales el Dr. Vlemmings es uno de los científicos principales, utilizará las capacidades únicas de la red actualizada para revelar tanto el campo magnético como las inmediaciones de muchas protoestrellas masivas de diferentes edades.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
4829
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.