Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hechizada escriba una noticia?

Camisetas con rostro de Barack Obama se venden en China el diseñador Liu Mingjie

18/09/2009 22:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El rostro del presidente de Estados Unidos aparece entre la gorra y el cuello del difunto fundador de la República Popular, Mao Zedong. Liu ha triplicado sus ventas

<a href="http://www.flickr.com/photos/80571617@N00/2980463626/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/80571617@N00/2980463626/" target="_blank">jdebner</a> via Flickr

Cuando Liu Mingjie insertó con el Photoshop el rostro del presidente de Estados Unidos Barack Obama, entre la gorra y el cuello del difunto fundador de la República Popular, Mao Zedong, poco imaginaba que en las antípodas se había forjado el término de Obamao, pero en sentido peyorativo.

No sabía que estaban acusando a Obama en Estados Unidos de ser un comunista, declaró Liu Mingjie, propietario de una tienda de camisetas de diseño en el centro de Beijing. Me enteré después.

Liu, un diseñador gráfico de 39 años que montó su propio negocio en 2007, dijo que se le ocurrió la idea disfrazar a Obama de Mao al observar cómo los turistas se ponen la gorra del Gran Timonel cuando visitan China, pero inclinada.

Desde que creó el diseño Obamao, la tienda de Liu, Elegancia sincera Jinxiu Qiancheng, ha triplicado sus ventas 300 camisetas y mil monederos con el rostro presidencial.

Con la adopción del capitalismo desde 1978, Mao se ha convertido en un ícono comercial estampado en recuerdos para turistas que se vende tanto en figuritas de yeso, como en llaveros o relojes, pero también ha sido objeto de inspiración pop para artistas y artesanos.

Liu, antiguo empleado de Siemens, era uno más de estos artesanos de la calle Yandai Xie, junto al lago Houhai, hasta que empezó a estampar su Obamao. Locales y extranjeros se paran ante su aparador y exclaman ¡Obama!, y éste saluda estático y sonriente con su mano izquierda, embutido en Mao y estampado en bolsos, camisetas y monederos.

Obamao, con derivaciones como Obamunismo, fue inventado por la actual oposición de EE UU, que tilda a Obama primer líder negro en la Casa Blanca, de socialista o comunista por sus políticas impositivas y públicas; sin embargo, los analistas empiezan a hablar también de Guerra Fría entre Washington y Pekín.

Liu, ajeno a la política como la mayoría de sus un mil 300 millones de compatriotas y centrado en la armonía social que promueve su gobierno autoritario, sólo pensó que Obama era popular y simpático.

Tiene una buena familia, buenas hijas y una buena mujer. Seguro que él es también un buen hombre. Me parece muy simpático. En China a todos nos gusta Obama, todos lo conocen. No porque el color de su piel sea negro, quizá el próximo sea amarillo, y también nos gustaría, ríe sonoro.

Liu ha triplicado sus ventas 300 camisetas y mil monederos con el rostro presidencial

La mayoría de estadounidense que entran en su tienda exclaman ¡Oh Dios mío! al ver la camista, afirma un 90 por ciento se declara pro Obama, y el otro 10 por ciento dice que lo odian y que lo pone en la camiseta es cierto, que es un comunista.

Precisamente son los estadounidense quienes más compran su Obamao, un 40 por ciento; otro 20 por ciento son turistas de otros países o de Hong Kong; y los restantes, chinos. Explica que un americano le ha encargado 120 camisetas para regalar a sus amigos cuando regrese a su país.

Dice Liu que no se atreve a vender en internet por miedo a la piratería. Si me copian el resto de chinos, pueden producir millones de camisetas. Pero la tendencia va a ser imparable; el nuevo ícono empieza a venderse también en Dashanzi, el distrito pequinés de arte contemporáneo más importantes de China.

El diseñador asegura que la idea para su negocio surgió de sus viajes a Europa, donde viven sus padres, y que su formación le ha dado una ventaja sobre el resto de comerciantes de la pintoresca calle.

Su imaginación no deja de trabajar, y se le está ocurriendo hacer una serie Obamao de ropa interior que puede ser muy divertida, o convertir a Obama en una especie de TinTín en series tales como Obama en Shangai, Obama en Cantón y Obama en Pekín en las que el hombre más poderoso del mundo vestiría trajes tradicionales.

En cuanto a trasladar la idea a otros políticos extranjeros, no cree que vaya a prosperar. En China sólo conocemos a los americanos. Si hago una camiseta de Vladimir Putín nadie la comprará. ¿Españoles? Sólo son populares jugadores de fútbol del Huangjia Madeli Real Madrid. Y latinos Fidel Castro y el Che Guevara, pero ellos ya eran comunistas... Quizás Liu pueda hacer realidad su sueño de ver a Obama con su gorra verde, ya que el presidente estadounidense tiene prevista una visita a China en noviembre. EFE.


Sobre esta noticia

Autor:
Hechizada (607 noticias)
Visitas:
8074
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.