Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nogoya escriba una noticia?

La camioneta propulsada con chocolate

10/06/2009 21:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un alimento hasta hoy pasara en el futuro a generar combustibles, pasara lo mismo que con la soja

¿Chocolate como combustible?

Aunque parezca increíble, los aventureros Andy Pag y John Grinshaw se propusieron demostrar que una camioneta podría funcionar con biocombustible producido a partir de restos de chocolate, y lo hicieron viajando desde Londres a Timbuktú (Mali, Africa occidental).

La travesía, de más de 8500 kilómetros, se llevó a cabo en unas desvencijadas camionetas que fueron modificadas para poder funcionar con un biocombustible compuesto de restos de chocolate reciclado, una fórmula experimental de la empresa británica Ecotec. “Muchos piensan que para ser considerados ‘verdes’ tienen que disponer de los últimos adelantos tecnológicos”, explica John Grinshaw, “pero no creo que haya que descartar las cosas tan pronto. A estas viejas camionetas todavía les queda mucha vida por delante.”

El experimento resultó todo un éxito, tal como Pag y Grinshaw lo cuentan en su sitio www.biotruck.co.uk. Claro que el viaje no fue tan sencillo, ya que en el camino se enfrentaron a fuertes tormentas de arena, oficiales de aduana corruptos y hasta un tiroteo de las fuerzas de Al-Qaeda. Además, las camionetas tuvieron que recibir constantes reparaciones para poder resistir los duros caminos desérticos del continente africano.

El experimento resultó todo un éxito

Los intrépidos viajeros no se consideran ambientalistas acérrimos. “Sólo queríamos realizar un viaje que no tuviese un efecto negativo sobre el ambiente”, afirma Andy Pag. De hecho, analistas independientes calculan que durante la expedición se ahorraron cerca de 15 toneladas de emisiones de carbono.

Apenas llegaron a Timbuktú hace un mes, y Andy Pag ya está entusiasmado con su próximo proyecto: preparar un viejo avión impulsado por biocombustible para llegar hasta China. “Lo primero que debo hacer es aprender a volar”, dijo Pag con una gran sonrisa


Sobre esta noticia

Autor:
Nogoya (1 noticias)
Visitas:
4425
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.