Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

El camino de regreso a casa

11/09/2010 22:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Su paso nos recuerda que su milagrosa presencia no es la búsqueda de lo imposible, sino la maravilla de lo cotidiano

La Virgen María regresa sin haberse ido. Sí, regresa su imagen y con ella la renovación de afectos y promesas. La dinámica envuelve la relación de una hija o un hijo frente a su madre a quien mira con reverencia, pero también con la confianza de que una madre nunca olvida y no deja de creer.

Para los lojanos la Virgen del Cisne tiene una representación especial y diferenciada de otras credulidades occidentalistas. Sin ser especialista en la materia creería que la fe en la Churonita supone una relación más estrecha y más solida, que supera dificultades espaciales y que convoca a caminantes con las más dispersas necesidades; ha cohesionado una sociedad que históricamente ha sido fragmentaria y que se une en la simbología religiosa, en las celebraciones y en la fe.

El llamarla Churonita, y que este nombre sea reconocido en todas partes del país, concentra la articulación de una cercanidad inédita, muy propia de los hogares al sur del país donde el flujo de expectativas domésticas, que son las que movilizan las aspiraciones familiares y sus justificaciones, se arremolinan en torno a las madres. Es así como ellas deciden en último término; aparecen milagrosamente ‘ panes y pescados’ para alimentar a todos, y se alcanzan para amarnos hasta que nos domine el sueño; perdonan siempre y son la luz direccionante en un sendero de preocupaciones.

Esa es simbólicamente la ruta de nuestros peregrinos desde El Cisne, pasando por San Pedro y Catamayo, hasta llegar a Loja. Se trata de un camino de meditación y de una llegada de encuentro, reencuentro e iluminación.

Ella nos visita cada año, pero también todos los días en los ojos de nuestras mamás

En esta cosmogonía matriarcal cuyo centro del universo es la madre, hacemos un ejercicio bidireccional de lectura de una sola realidad: una madre divina que protege desde el cielo y una madre en la tierra que nos recuerda que esa protección existe.

Personalmente me gusta la fiesta de humanización de lo divino que se vive con la presencia de la Virgen María en Loja. Su paso nos recuerda que su milagrosa presencia no es la búsqueda de lo imposible, sino la maravilla de lo cotidiano; que ella vive materialmente en nuestros hogares y que su representación solamente es necesaria para el caso de olvidar esta realidad.

Ella nos visita cada año, pero también todos los días en los ojos de nuestras mamás.

Gahidalgo@flacso.org.ec

_____________________________________________________________________________

No deje de leer La Falsedad del Poder, re-pensar nuestra realidad política desde los textos y contextos cotidianos, de autoría de Gabriel Hidalgo Andrade, ya a la venta en Quito en: Librimundi, Mr. Books, Abya-yala, Librería Jurídica Cevallos, Librería Jurídica ONI; en Loja en: Librería San José (Rocafuerte y Bolívar) y Librería Ecuador (Bolívar y Colón).

Compras electrónicas en Librimundi, Ecuador: http://www.librimundi.com/libros/9942024956

También a la venta en los Estados Unidos, desde Miami-Florida, y el resto del mundo en el portal Libros Andinos. Visite: http://incabook.com/search.php

La Virgen María regresa sin haberse ido. Sí, regresa su imagen y con ella la renovación de afectos y promesas

_____________________________________________________________________________


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (207 noticias)
Visitas:
5425
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.