Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Paco Arias escriba una noticia?

El camino del corredor de fondo

31/05/2011 22:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El camino es largo pero enriquecedor, tanto en el aspecto físico como en el mental. Se mucho sufre para llegar al final, pero el esfuerzo siempre vale la pena

<a href="http://www.flickr.com/photos/57529747@N00/4827314226/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/57529747@N00/4827314226/" target="_blank">lleuger</a> via Flickr

Correr una larga distancia supone la mayoría de las veces, un sufrimiento para quien lo realiza. No obstante, llega un momento, en el que, con la practica continuada se consigue superar, y el organismo se adapta de forma disciplinada al esfuerzo que se debe de realizar. El cuerpo y la mente se ponen de acuerdo actuando al mismo tiempo. Digamos que se sufre, pero de otra forma mucho más soportable.

Es indudable de que la disciplina mental de quien corre largas distancias con frecuencia, aumenta día a día, es como una fuerza interior, que como si fuera una goma, cada vez se va estirando un poco más, llegando a límites insospechados, para lograr los objetivos propuestos, en forma de distancia recorrida. Algo impensable en el inicio de la actividad, y que con el paso del tiempo se acaba logrando a base de mucha constancia.

Resulta también interesante observar, la cantidad de cosas nuevas que se pueden aprender cada día que uno va a correr

No resulta raro, que cuando ya han transcurrido bastantes kilómetros desde el inicio de la carrera, el cansancio comience a pasar factura, y el entusiasmo del principio, se transforme en ocasiones, en un auténtico lastre provocado por el agotamiento que se apodera del organismo y lo invita, más bien casi le obliga, a parar. Y es que hay días, en los cuales, sin saber la causa exacta, el cuerpo se ha convertido como por arte de magia, en un pesado baúl, en una especie de bulto sospechoso, que a duras penas se consigue hacer avanzar muy lentamente, aunque tan solo sea un metro. Es como tener la sensación, de que al ir tan despacio, incluso una pequeña tortuga podría pasar a tu lado a toda pastilla y adelantarte.

Resulta también interesante observar, la cantidad de cosas nuevas que se pueden aprender cada día que uno va a correr, es como si el ejercicio, pusiera al cerebro en alerta despertándolo de forma contundente, sobre todo, en momentos en que parece estar completamente aletargado, más bien desenchufado, y lo hace entrar en una especie de frenética actividad para que desarrolle una provechosa capacidad creativa que favorece enormemente tu comprensión de las cosas, lo que te permite verlas con mucha más claridad, al menos algunas de ellas, que parecían estar en la penumbra y cuyo conocimiento

Es indudable de que la disciplina mental de quien corre largas distancias con frecuencia, aumenta día a día

Paco Arias

Blog El Líder del Equipo


Sobre esta noticia

Autor:
Paco Arias (49 noticias)
Visitas:
1669
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.