Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ecoivan escriba una noticia?

Cambiar la educación en el Perú

14
- +
11/11/2018 05:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los cambios estructurales son costosos pero fundamentales, son lentos pero garantizan desarrollo y calidad educativa, ¡el ahora es ponerlo en marcha!

La educación en el Perú refleja pasividad e identidad; somos lo que hemos cultivado desde hace siglos atrás, sin embargo, el poder del ahora nos abre una posibilidad de cambiar, posibilidad que no somos capaces de asumir y reflejarlo en resultados; ¿Qué es lo que falta para poder cambiar?

podría decirse que la base es la institucionalidad de todos los organismos que rigen nuestra democracia, autonomía y soberanía como país y dentro de lo cual diverge nuestra educación justicia y libertad, es así que inculcar valores y patriotismo es la forma mas confiable en que todos demos abocarnos.

La inversión, la dinámica demográfica, el consumo, el ahorro; ¿qué de común tienen todas estas palabras? Pues bien, la convergencia de estas variables lleva al país hacia un crecimiento económico si se saben aprovechar bien los recursos y políticas económicas; pero esto dista mucho de desarrollo económico; el país puede incrementar su PBI per cápita de un año para el otro, pero de nada habrá servido si eso solo se concentra en una pequeña masa, quizá exista discrepancias a favor de los mas beneficiados de todo esto, de los que dirigen el país, el orden y las leyes, pero eso no quita ni desmerece la opinión del pueblo, aquella voz austera y tenaz que reclama por una reducción de la desigualdad, inversión en educación y sobre todo conciencia; por que hace mucho que los líderes políticos han dejado de tenerla y solo han buscado beneficiarse de la coyuntura y dejadez de la población; conciencia por aprender a tomar decisiones sensatas, por involucrar a todas las partes a la hora de trabajar y hacer lo mismo a la hora de recibir los frutos del trabajo; nuestra población aumenta cada vez más y tenemos energía y fuerza bruta para poder pulir habilidades y generar ingresos para nuestro país, lo que nos falta es ideas, ideas que valgan la pena ponerlas en leyes, estatutos, proyectos y demás cosas que involucren a la población. Basta ya de seguir mendigando, basta ya de esperar, basta ya de mentiras y falsas promesas, el futuro no existe si siempre vivimos posponiendo cosas, planificando y pensando en el mañana ¿Por qué no empezar ahora? ¿Por qué no salir a la calle y ver la realidad? ¿Por qué no compartir? Todos tenemos metas y sueños, pero pongamos la mano en el pecho y pensemos dar algo por la tierra que nos vio nacer, dar un poco de tu tiempo, energía y esfuerzo en cambiar una situación desfavorable y volverla favorable, enseñar si sabes algo genera un valor  agregado para el aprendiz como para la sociedad que solo se te recompensara con gratitud, y la gratitud puede venir a través de dinero, fama o lo que uno desee; pero negarse a hacerlo genera crisis y rompimiento social que se transforma a su vez en una mayor desigualdad.

El excedente de consumo existe, el excedente de producción también, el excedente del ahorro también; a todo esto existe su contrariedad, escases; vivimos en un mundo dual donde cada palabra tienes su antónimo; donde siempre va a existir pobreza y riqueza o donde siempre vamos a ver dos caras en una misma moneda; pero la cuestión no es tan obvia como parece, hay una cara de una moneda que cada vez mas esta llamando la atención, pues se esta volviendo mas oscura; oscura por la tristeza y falta de importancia, por el olvido y exclusión, no digo salvedades plausibles e incomprensibles acerca de nuestra realidad, solo digo que prestemos atención a toda la moneda, `prestemos atención a todos los actores en este país y hagamos que parte del excedente baya a parar a los que padecen escases e inclinemos un poco la balanza. Si queremos seguir navegando en este barco, no lo hundamos tratando de arrinconar a la mayor parte de la población en alguna esquina; ayudémonos y sopesemos equidades que de alguna forma llegaremos a buen puerto.

La educación es fundamental para lograr desarrollar como país, es la pieza principal para armar un rompecabezas, es el eslalon que une culturas y permite una mejor calidad de vida en estas épocas, es la solución a la mayoría de problemas que pueda existir en una sociedad, es la ventana hacia la democracia y libertad de nuestros derechos humanos, es la principal arma contra la ignorancia.

Vivimos en una sociedad donde el emprendidurismo es la herramienta de muchos que no alcanzaron la educación deseada, pero que sin embargo supieron aprovechar sus habilidades innatas, se generaron oportunidades y supieron asumir responsabilidades, siempre teniendo en claro su dignidad, valor y ética moral; pero que hay de quienes ante las dificultades se derrumban y se van por caminos tortuosos de violencia, crimen y muertes, esto permite hacer una introspección a nivel de gobierno y reformularse políticas que genere oportunidades laborales, sociales, educacionales y que incentive al cambio y el progreso.

Nos encontramos en un abismo del cual hemos hecho cotidiana nuestra forma de pensar, sentir y actuar: poseemos una cultura educacional que esta aferrada en la coyuntura tradicional, a pesar de que la modernidad y la sociedad Pos capitalista genero grandes cambios a nivel mundial, parece que ello no pasó por nosotros.

Más sobre

Podría acaso mejorar la coyuntura actual de la educación peruana con la estructura política-institucional que poseemos.

Podría acaso mejorar nuestra calidad de vida, con los esfuerzos que hacemos para tratar de superarnos dentro de un ambiente donde prima la desigualdad social, y que por ahora es más benéfico combatir esos problemas, de fuerzas internas, que tratar de compensar las consecuencias externas que pueda generar.

Somos lo que recibimos, y lo que recibimos son las fuerzas contractuales apegadas al tradicionalismo político, donde en este caso el interés individual no es la causa para el bien común; es nuestra sociedad la cuna de revanchismos políticos, que solo buscan el apego al poder y que la educación pasa por un segundo plano, muestra de ello es el PBI destinado a este rubro.

Cambiar nuestra forma de pensar, obliga a tener que escalar ese abismo donde nos encontramos, cambiar de dirección, es adoptar medidas que nos permitan tener acceso abierto hacia una educación superior, sin tener en cuenta, circunstancias de edad, ni grados previos.

Por qué tener siempre apego a la escuela tradicional, donde los productos que más enorgullecen a dicha escuela, son los que sacan las mejores calificaciones en aplicación y aprovechamiento, son los que satisfacen normas generales mediocres. No son los que realizan, son los que cumplen. Cambiemos nuestra ideología educacional, fomentemos disciplina, motivación para el aprendizaje, y sobre todo la realización como seres humanos, donde podamos enfocar nuestras aptitudes y habilidades.

Sin embargo, todo cambio, genera cosas nuevas, aprendizajes nuevos y formas de vivir diferentes; pero eso no se da de un dio para otro, incube una espera, que a la larga nos va a permitir salir de la sima donde estamos.

Por estas consideraciones pienso que es factible reorganizar nuestra educación, estabilizar modelos que generen resultados positivos para avanzar dentro de una sociedad mundial pos capitalista, que exige aprendizaje durante toda la vida, no es tan difícil hacer esos cambios, solo resta empezar a tomar la batuta y enmarcar nuestro trayecto, que las generaciones futuras nos lo van a agradecer


Sobre esta noticia

Autor:
Ecoivan (1 noticias)
Visitas:
284
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.