Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Medio Oriente escriba una noticia?

EE.UU. cambia su versión y dice que Bin Laden estaba armado

07/05/2011 14:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En un principio, había dicho que el líder de Al Qaeda enfrentó a quienes lo liquidaron. Después aclaró que no portaba armas. Ahora afirma que tenía a mano una pistola y un fusil. Sale así al cruce de quienes critican la legalidad del operativo

06/05/11

La “versión oficial” de Washington sobre cómo fue el operativo que terminó con Osama bin Laden cambia día a día. En un principio, las autoridades estadounidenses dijeron que los miembros del grupo comando lo mataron cuando el líder de Al Qaeda los enfrentó; luego admitieron que no estaba armado; y ahora, cuando muchos se preguntaban por qué entonces no lo capturaron, surgió un nuevo relato: tenía a mano un fusil de asalto AK-47 y una pistola Makarov .

La información la brindó una fuente del Pentágono a The New York Times y a la cadena televisiva ABC, en momentos en que a los funcionarios y voceros se les hace difícil esquivar las susceptibilidades y sospechas de los periodistas en las conferencias de prensa. A través del diario neoyorquino, el informante aclaró que los detalles se fueron ajustando con el análisis de los reportes que brindaron los miembros del equipo SEAL que llevó adelante el ataque.

En esta nueva versión se confirma que el comando de élite estadounidense encontró poca resistencia en la casona fortificada de Abbottabad, donde se guarecía Osama en cercanías de la capital paquistaní. Los pasos, aseguran, fueron en el siguiente orden. Unos 25 SEALs despegaron en dos helicópteros Black Hawk –no tres como se dijo antes– de la Base Aérea de Bagram, en Afganistán. Hicieron una escala en Jalalabad, Pakistán, y siguieron viaje hacia Abbottabad. Descendieron con sogas sobre la casa y allí tuvieron su primer contacto, en este caso con el mensajero de Osama, Ahmed Al Kuwaiti, quien los enfrentó armado.

Fue rápidamente eliminado.

También una mujer, cuyo cuerpo aún no fue mostrado.

Luego ingresaron a la casa y se cruzaron con el hermano de Al Kuwaiti. No estaba armado pero, siempre según el nuevo relato, creyeron que iba a tomar un arma y lo acribillaron. Al subir al primer piso dieron con Khalid, uno de los hijos de Bin Laden, quien arremetió sin armas contra los comandos. También fue acribillado.

Finalmente, ya en el segundo piso de la vivienda, entraron a la habitación y se encontraron con el propio líder de Al Qaeda. Si bien mantienen la versión de que no estaba armado, ahora sostienen que muy cerca suyo tenía el AK–47 y la Makarov, la emblemática pistola que usaron tanto espías del ex bloque soviético como chinos. Recibió dos balazos, uno en la cabeza y otro en el pecho.

Ahí terminaron los disparos. Esto demuestra que en el operativo, los selectos hombres de “Team 6” del Navy–SEALS tenían una descomunal diferencia de poder de fuego. Algo extraño si se tiene en cuenta que el blanco era el terrorista más buscado del mundo. Además contradice algunas de las primeras afirmaciones que dieron el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, y el director de la CIA, León Panetta; entre ellas, que se encontraron con fuerte resistencia, que tuvieron que dispararle a una mujer a la que Bin Laden utilizó como escudo y que, particularmente, Bin Laden los enfrentó armado.

El cambio de versión se produce cuando crecen las críticas en el mundo al operativo de Estados Unidos y a las dudas sobre el modo y la oportunidad en la que Osama fue abatido. Y cuando se cuestiona, asimismo, el valor moral de una operación que la Casa Blanca presenta como “un acto de justicia” y que, según sus críticos, violaría la ley internacional. El portavoz de la Casa Blanca justificó ayer la multiplicidad de versiones en que “todavía estamos en un proceso de recopilación de todos los hechos de esa operación”.

Por el momento no existe un relato independiente al que brinda EE.UU. Aparte de los comandos, los únicos testigos directos son los sobrevivientes de la casa, presos en Pakistán. Por el momento, la única que habló es la hija de 12 años de Bin Laden, quien sostiene que a su padre lo ejecutaron cuando estaba desarmado. Para Washington, sólo hay una verdad. Y es que el grupo SEALS cumplió su misión: encontrar y matar a Bin Laden. En total, la operación arrojó como saldo oficial cuatro muertos –incluido Osama– más una mujer.

Fuente: Clarin


Sobre esta noticia

Autor:
Medio Oriente (1298 noticias)
Visitas:
1856
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.