Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Tathiana Mora escriba una noticia?

Cama, Comida y cariño

16/07/2010 09:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este es un dicho muy común entre las personas mayores; sobretodo, de las suegras a las nueras, como un consejo que deben tener en consideración para ser muy buenas esposas

Es común que la suegra le diga a la recién nuera: ¡mijita, grábatelo muy bien, si deseas que tu matrimonio dure y sea estable, siempre debes recordar que el hombre por su naturaleza es cama, comida y cariño, si carece de alguna, dalo por perdido!

Quizá es un comentario que mueve a la risa, pero ese tipo de dichos o frases populares, que finalmente están basados en ideas, sin ningún fundamento, pueden volverse una etiqueta, un “cliché” que defina al género masculino. Que si cierto o no, nos fija en la mente un prejuicio difícil de modificar, no imposible, pero cuando se tienen ideas tan arraigadas, el cambiarlas de raíz, se torna una tarea complicada.

¿Por qué cama?

Esto es porque se tiene la idea que la naturaleza del sexo masculino es netamente sexual, cuantas veces no hemos escuchado mofas como: “los hombres tienen dos cerebros: el de arriba y el de abajo”, “sólo piensan con la segunda cabeza”, “los hombres son muy temperamentales, no se sacian con nada”, por mencionar algunas ideas.

Inclusive, la misma suegra da consejos para mantener al “lucero de sus ojos” satisfecho, en esta área tan íntima de la pareja: “aunque tú no quieras, pero tienes que cumplir, porque si no buscan afuera lo que no tienen en su casa”.

La raíz de la infidelidad no es tan simple como suena, si sólo se tratara de este tipo de casos, realmente sería muy simple el sobrellevarla o comprenderla, pero sabemos de casos donde ellos llevan una sexualidad plena y frecuente y sin embargo, alguna de las partes comete una infidelidad.

Los motivos del por qué una persona es infiel, son diversos, y van entre las carencias afectivas, por una ruptura emocional y sexual de la pareja, por simple curiosidad o erotismo. El culpar al alcohol es un pretexto más que una razón de peso para cometer una infidelidad. La persona que es infiel siempre tiene plena conciencia de sus actos; sin embargo, hace uso de pretextos como un mecanismo de defensa, para no aceptar las responsabilidades de sus actos.

Otro consejo muy común y no sólo de las suegras, sino también de las amigas es, que si de plano él es tan sexual que no te deja descansar, y lo quiere hacer a cada rato o todos los días, en especial por las noches, expresar el típico: “me duele la cabeza”, “estoy muy cansada, tuve un día muy pesado, mejor lo dejamos para mañana”.

No es suficiente con ser buenas amantes y estar dispuestas a cada rato para satisfacerlos

Concluyendo, según tales creencias, el varón debe de estar muy tranquilito y satisfecho en la cama, para que esté en casa sin problemas, no ande de “cusco” y sea tan dócil como un felino.

¿Por qué comida?

Dicen que el amor nace de la vista y entra por la boca.

Que una mujer que atiende y le guisa al marido, lo va a tener muy contento, pero no sólo la comida; también, tales argumentos hacen referencia a tener limpia la casa; lavada, planchada y en su lugar la ropa. Hacerse cargo de los hijos, si es que hay o en su defecto, de llevar en orden las cuentas por pagar y de mantener lleno el refrigerador con los víveres su predilección; claro que, nosotras nos podemos dar nuestros gustos, pero son ellos los primeros y los últimos.

Todo esto es el reflejo perene de una cultura machista como la nuestra, donde todavía las mujeres llevamos la carga más fuerte, no sólo de la relación, asimismo del hogar. Como lo ejemplifica otra frase sexista: “la mujer debe ser una dama en la mesa y una prostituta en la cama”, dicho de manera decente para no herir susceptibilidades.

¿Por qué cariño?

Esto hace referencia a los afectos. No es suficiente con ser buenas amantes y estar dispuestas a cada rato para satisfacerlos. Ser buenas esposas, tener la casa como un espejo, a los hijos sobre la línea y tener siempre sin falta las tres comidas del día. También somos las responsables de prodigar amor, ternura y mimos. Idolatrarlos y cada que haya oportunidad, reafirmarles con palabras dulces lo lindo y maravillosos que son, que son nuestro centro y razón de ser; de lo contrario, nuevamente seremos las culpables de que dicho matrimonio o relación se fue por la borda.

Recomendaciones:

Si bien es cierto que estos tres elementos son fundamentales para llevar una vida en pareja sana, estable y duradera, también es importante destacar, que tanto hombres como mujeres necesitamos de una sexualidad plena, de que nos consientan, nos amen; sentirnos protegidos y seguros de donde estamos, porque así sabremos que no elegimos mal y que estamos compartiendo la vida con la persona adecuada. Debemos tener presente que la vida en pareja involucra a ambas partes y no sólo a una. Compartir la vida significa, a veces ceder y llegar a acuerdos. Es un aprendizaje continuo y mutuo. Así que podemos decir que ambos géneros necesitamos tanto de la cama, como de la comida y el cariño. Estamos en la época de la equidad. Basta del machismo; inclusive, del feminismo. Aunque, todo lo anterior tampoco es la fórmula magia para una relación perfecta, como puede durar mucho tiempo, como puede acabar pronto; pero, sí puede ayudar bastante en la consolidación de una pareja.

Escuche de lunes a jueves de 8 a 9 de la noche, el programa radiofónico “Sin Censura”, por www.juventudenradio.com, con el Dr. Guillermo Carmona, la Lic. Tathiana H. Mora y el Psic. Gerardo Castañeda.


Sobre esta noticia

Autor:
Tathiana Mora (1 noticias)
Visitas:
9676
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.