Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jose A. Delgado escriba una noticia?

Caldera, calentador o calefactor ¿cuál es la mejor opción para ahorrar energía?

14/10/2009 08:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los sistemas de calefacción consumen casi la mitad de la energía que gastan de media las familias españolas

Llega el invierno y, con él, la necesidad de caldear nuestra vivienda y asegurar que las duchas sean de agua caliente. Para conseguirlo, no todas las casas precisan el mismo nivel de calor ni los mismos aparatos. Saber elegir y combinar entre las diferentes clases de caldera, calentador y calefactor puede mejorar la eficiencia de tu consumo energético y de tu factura.

Los sistemas de calefacción consumen casi la mitad de la energía que gastan de media las familias españolas. Según datos del sector, la mayoría de sus usuarios optan por sistemas de calefacción individuales que, por lo general, se articulan en torno a calderas de gas. Los sistemas van desde los simples generadores de calor, que calientan el agua hasta unos 90 ºC, para después distribuirlos por los radiadores, hasta los sistemas regulados. Estos últimos, más eficientes, adecuan la respuesta del aparato a las necesidades de calefacción para que no se sobrepasen las temperaturas preestablecidas.

Para elegir la caldera que mejor se adapte a nuestras necesidades, existe un sistema de catalogación por estrellas que divide los aparatos en función de su potencia (entre 4 y 400 kilowatios) y su combustible (líquido o gaseoso). Entre una caldera clasificada con cuatro estrellas y un modelo con tan sólo una hay una diferencia de rendimiento de 9 puntos porcentuales.

Para maximizar su eficiencia, los expertos también recomiendan que optes por un modelo estanco, en los que la admisión de aire y la evacuación de gases tienen lugar en una cámara cerrada, sin contacto alguno con el aire del local en el que se encuentra instalada. Contrasta con el sistema empleado en las calderas atmosféricas —las que incorporan el clásico encendedor o quemador—, en las que se realiza la combustión en contacto con el aire de la estancia donde está ubicado el aparato.

Otra opción recomendable es el sistema de modulación de llama, que minimiza los arranques y paradas de la caldera. Gracias a este dispositivo se ahorra energía, ya que regula el aporte de calor de acuerdo a las necesidades mediante el control de la potencia térmica aportada; o lo que es lo mismo, la llamada potencia de llama.

Realizar una buena elección es importante para el ahorro.sencillo de hacer

Calefactores, una solución clásica modernizada

Pero no todas las viviendas precisan de sistemas de calefacción tan potentes. De hecho, según estimaciones del sector, aproximadamente el 14% de los domicilios españoles no tienen sistemas de calefacción. Son las casas de las islas y las zonas costeras del sur y el levante español, en su mayoría. Pero, aún en ausencia de radiadores, a veces sus inquilinos también necesitan protegerse de los (escasos) días de frío y, en estos casos, se puede mirar al pasado: los calefactores de gas, herederos de los antiguos braseros de mesa camilla, constituyen una opción interesante.

Los antiguos braseros de carbón cayeron en desuso. Paulatinamente, fueron sustituidos por braseros eléctricos o propulsados por gas. Entre ambos, los expertos recomiendan los segundos: son seguros, eficaces, apropiados para espacios reducidos y más eficientes. Basta con realizar un buen mantenimiento.

Para calentar agua

Si la calefacción supone el 50% de tu gasto energético (salvo que vivas en la playa), calentar agua es el segundo factor de consumo energético más importante: un 26% de tu factura. La mayoría de los hogares se sirve de calderas mixtas (calefacción y agua) con sistemas instantáneos, es decir, modelos eléctricos o de gas que calientan el agua cuando es demandada. No obstante, se trata de una opción menos eficiente, ya que desperdicia agua y energía hasta que logra la temperatura deseada. En ausencia de calderas, son frecuentes los calentadores de agua de gas, que siguen el mismo sistema.

Son preferibles, por tanto, los sistemas de acumulación, que calientan el agua y la almacenan para su posterior uso. Los expertos recomiendan optar por sistemas mixtos que unen caldera y acumuladores. La primera calienta el agua y el segundo, instalado de forma aislada, la guarda y distribuye. Se trata de una opción más recomendable que los calentadores de resistencia eléctrica, ya que estos, cuando la temperatura del agua contenida en el termo baja, entran en funcionamiento de nuevo.


Sobre esta noticia

Autor:
Jose A. Delgado (98 noticias)
Visitas:
4976
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.