Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cenefos escriba una noticia?

CALCENA: ad petendam pluviam

28/12/2010 14:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageAD PETENDAM PLUVIAM.Y bien que se satisfizo, sino fuera porque Maldonado, una vez más, la ha clavado. Y es que hoy era el día de la Calcenada de otoño al que fuimos los cenefos que sobrevivimos a los coches y los hijos. Las sentidas bajas de Juancho y Fernando, no desalentaron al resto que nos reunimos en Calcena bajo un encapotado cielo y una lluvia pertinaz, aunque no intensa. Pintaba mal. Pero ya había avisado Maldonado que la cosa no iba a durar mucho más alla de las 9 h. Con esas, recogimos los dorsales, saboreamos el chocolatito caliente de costumbre, saludamos a Susana, los de Senderos al Sol (esta vez, a la lluvia), a algunos de la Peña Ciclista que se han animado y tras buscar sin éxito a Miguel y Carlos (Nigüella) partimos Rafa, Ángel, Javi, Carlos (Mesones) y Luis.

El primer tramo hasta la ermita ya sabemos que es regular y pinta hacia arriba, así que con la densa fila de andarines, la lluvia y el barro no nos queda más remedio que tomarlo con tranquilidad. Conforme vamos subiendo hacia arriba se nos une el viento (también predicho por Maldi) y la cosa se pone cruda. Frío, mucho frío. Ya nos llama Miguel desde arriba para avisarnos queno pueden esperar, por el frío, y se van al siguiente avituallamiento. Llegamos el grueso de los cenefos y nos reconfortamos con un bocadillo caliente de chorizo y panceta regado con vino. Aún hay tiempo para una foto con Chema, la niña de la silga y cia. La lluvia, por supuesto ha cesado como quedó predicho (www.eltiempo.es para los escépticos).

Bajamos todos para abajo con calma y empiezan a pasarnos los primeros de la carrera de invidentes en montaña. El ritmo es lento y a Miguel y Carlos (Nigüella) no les queda más remedio que seguir huyendo del frío hacia otro avituallamiento. Mientras tanto, y para regodearse en la herida, Carlos y Chema recuerdan el estupendo rancho de la primera bloguerada que desde aquí reclamamos los ausentes.

Para reagruparnos con Miguel, en la segunda parada dejamos a los de Senderos y Carlos (Nigüella) y vamos al encuentro del resto del cenefismo. Ahora sí que el ritmo es vivo, con Rafa en plan locomotora (ojo con las interpretaciones). Tirando del resto llegamos a la siguiente parada, este año situado en una zona más recogida que otros años. No llegamos a coger a Miguel, pero no anduvimos mucho más allá cuando porfin damos con ellos y ya recuperamos un ritmo más normal. Tras una foto para enviársela al Guía ausente por reparación de chapa. vamos tirando ya con diversas conversaciones, algunas para retomar la calcenada de verano y las impresionantes vistas que pudimos disfrutar, otras para recordar a algún que otro Carlos.

La zona de pinos en la que transcurre esta agradable zona de la calcenada, y ya el frío es menor, amén de que por fin nos sale el sol que algo distrae el frío. En el siguiente avituallamiento nos reconfortamos con un caldito y un bocadillo de jamón con tomate. Las fuerzas siguen intactas y ya nos queda poco.

imageEn la bajada, Carlos (Nigüella) se retrasa recogiendo setas. Y algún momento para la posteridad nos deja. Porque si nos referimos a los que gustan de la micología como seteros y nos interesamos por alguien con la pregunta ¿es setero?, la respuesta puede dejar patidifuso a los mortales que entendemos ¿es hetero?. Vamos, que tomamos a Carlos (Nigüella) por ídolo de los cenefos. Dejamos también constancia de la recomendación de Rafa de un maravilloso medicamento: ungüento Cañizares. Lamentamos comunicar a Ángel que ya no se fabrica, según dice el Sr. Google.

imageCon estas vamos llegando a Calcena, donde tomamos una fugaz cañita (no está el día para muchas más) y nos vamos a recoger la camiseta y el vale de comida. Nos dirigimos a la carpa a disfrutar del guisado, la ensalada, el Borsao con Casera (¡qué grandes marcas!), y ya arrancamos hacia Morata para rematar con un cafecito en el Albergue. Y así acabó una bonita Calcenada, que aunque ya es la tercera vez nos ha dejado un buen recuerdo pese al mal tiempo. Dejamos una adivinanza final para el abollado (incluso para iron-man): ¿a quién reconoces en la foto?

image


Sobre esta noticia

Autor:
Cenefos (58 noticias)
Fuente:
cenefos.es
Visitas:
3651
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.