Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Fue Cabañas el gran ausente en la selección mundialista guaraní

25/12/2010 11:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Alvador Cabañas debía brillar este año en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010 con la selección paraguaya, pero una bala disparada a mansalva en un bar mexicano truncó su anhelo, su carrera y las esperanzas de millones de paraguayos. A los 29 años, este muchacho nacido en Itauguá el 5 de agosto de 1980 aceitaba en las Aguilas del América de México la artillería que planeaba desplegar en Sudáfrica, en la culminación de una carrera que lo llevó a ser el Mejor Jugador de América en 2007. Pero su brillante trayectoria en clubes de Paraguay, Chile y México, siempre vinculada a la red, fue interrumpida en forma abrupta el 25 de enero pasado por una bala que perforó su cabeza en un bar de la ciudad de México, donde departía con su esposa y un cuñado. Cabañas, sin embargo, se salvó de manera milagrosa de ese oscuro episodio, tras lo cual inició un largo y aún inconcluso peregrinar para intentar recuperarse de las secuelas físicas y sicológicas que le dejó el brutal ataque. El 10 del América y de la Albirroja estuvo internado varias semanas, mientras sus seguidores en México y Paraguay protagonizaban conmovedoras manifestaciones de aliento, solidaridad y cadenas de oración por su vida. Cabañas era la gran esperanza de Paraguay en el Mundial, pero no pudo ser. Todos le recordaron y añoraron en esas vibrantes jornadas del más popular deporte celebradas en tierras sudafricanas, teniendo en mente lo que significó su participación en las eliminatorias. “Salvagol”, “Mariscal” o “Chava”, como se lo llama, fue el gran ausente en esa lid en la cual Paraguay llegó a una instancia honrosa, pero siempre fue centro de las dedicatorias, tanto de dirigentes como de técnicos y sus compañeros. Antes de llegar a México, en 2003, Cabañas jugó en el Audax Italiano de Chile y luego pasó al Jaguares de Chiapas, pero su gloria llegó en el Torneo de Clausura 2004, cuando compartió el título de goleo, con 15 tantos, con los argentinos Bruno Marioni y Andrés Silvera. Constante y dedicado, virtudes que le calificaron como excelente profesional, obtuvo otro logro como artillero, en el Clausura 2006, con 11 goles, superando al uruguayo Sebastián Abreu, y fue el máximo goleador de la historia del Jaguares con más de 50 goles. Llegó al América en el Apertura 2006 y cuando se alejó Cuauhtémoc Blanco se convirtió en el máximo referente del club, junto al actual guardameta Guillermo Ochoa, y la casaca 10, que sería retirada para homenajear a Blanco, la recibió Cabañas en medio de una polémica. En diciembre de 2007 fue elegido “Mejor futbolista de América” por el diario El País de Uruguay y el 18 de enero de 2009 marcó su gol número 100 en el fútbol mexicano gracias a los dos que anotó para el América ante Santos Laguna en la jornada inaugural del Clausura 2009. Cabañas fue pieza clave para la selección paraguaya y hasta diciembre de 2009 jugó 45 partidos y marcó 10 goles, aunque sus inicios no fueron fáciles porque no lucía ante delanteros como José Cardozo, goleador histórico del seleccionado y del Toluca de México. Hoy Salvador está vivo, pero con una bala alojada en la cabeza y en recuperación física y mental. Comparte los días con su familia en Asunción, pero está lejos, muy lejos de retornar al fútbol, aunque los milagros, como lo demuestra su recuperación, existen.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1761
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.