Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

C.O.T: El futuro ya está aquí

05/08/2010 23:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La semana pasada empezamos a definir algunas de las características del Car Of Tomorrow, modelo de competición que se emplea en la NASCAR Sprint Cup Series desde el año 2007, y que todavía sigue en proceso de desarrollo. Tras conocer los aspectos referentes a su tamaño y su aerodinámica, nos concentramos ahora en las diferencias en cuanto a fabricación, y en las mejoras en relación a la seguridad que aporta al espectáculo.

Con la introducción del COT, los coches empleados por los diferentes equipos están más estandarizados que nunca, haciendo parecer a la NASCAR una categoría monomarca. Es este sentido, dejan de tener tanta relevancia el presupuesto de cada equipo y el trabajo de los expertos ingenieros, para ser el piloto quien marque la diferencia en la pista. Pese a esto, los equipos con mayor capacidad económica siguen acaparando el mayor número de victorias, mientras la NASCAR continúa buscando métodos que igualen la partida.

En principio, la aparición del Car Of Tomorrow debía suponer también un ahorro para todos los equipos que compiten el la máxima categoría de la NASCAR, ya que a diferencia de años anteriores, en los que se construían varios coches dependiendo del tipo de pista, el COT utiliza el mismo chasis para todos los circuitos. Aunque esto no impide a las organizaciones con más presupuesto construir varios coches extra, permitiendo a sus pilotos pisar el acelerador a fondo sin miedo a destrozar el coche en los entrenamientos y no poder participar en la carrera.

Pero por otra parte, el desarrollo e implementación del nuevo coche ha supuesto una inversión multimillonaria para todos los equipos, ya que debieron descartar el modelo anterior y adaptar toda su infraestructura al COT. De momento, esa inversión no ha resultado en beneficios, ya que el desarrollo del nuevo modelo todavía continua, y hasta que no transcurran varias temporadas más no se estabilizará el diseño definitivo.

La opinión general de los aficionados a la NASCAR ha sido rotunda desde la aparición del nuevo coche. Para ellos, con el nuevo coche la NASCAR se alejaba aún más de sus orígenes, donde multitud de modelos y marcas diferentes competían en cada carrera.

Entonces, ¿Cuál ha sido la razón con más peso para decidir el cambio?

Por supuesto, y sin ningún atisbo de duda, la seguridad de los pilotos.

La muerte de Earnhardt precipitó esta revolución, y la NASCAR encargó a sus ingenieros el diseño de un coche que pudiera aguantarlo todo. Debía de poder aguantar en pista con muchos más daños que cualquier modelo de competición anterior, y aprovechando esto, salvar algunas vidas de paso. El famoso accidente de Michael McDowell en el Texas Motor Speedway en Abril del año 2008, fue la prueba definitiva para pilotos, equipos, prensa y aficionados, de que el COT cumpliría a la perfección esa labor.

Diseñado para dejar más espacio alrededor del piloto, el cockpit es 5 centímetros más alto y 10 centímetros más ancho, y se sitúa más centrado en el habitáculo que en el modelo anterior. De esta manera el coche mejora en seguridad al ampliarse la zona que puede deformarse en caso de impacto. Las zonas de deformación están diseñadas para absorber la energía cinética liberada en el choque en forma de pliegues y deformaciones, alejando la fuerza del choque del piloto, que se sujeta mucho mejor gracias a un asiento más rígido, diseñado a su vez para soportar grandes fuerzas G.

Otra de las diferencias más notables es el tamaño de las ventanas. En el Car Of Tomorrow son más grandes, facilitando en gran medida la escapatoria del piloto en caso de accidente. Además, las zonas laterales están forradas con varios centímetros espuma, que ayuda a absorber energía, y en el lado izquierdo se emplazan barras de acero para aumentar la protección del piloto.

El depósito de gasolina ve reducido su tamaño, de los 83 litros de su predecesor a los 66 actuales, y tiene paredes más gruesas para mantener en su interior el combustible de alto octanaje con el que se mueven los monstruos de 850 CV. De esta forma se reduce el riesgo de incendio a la hora de producirse un accidente.

Desde el año 2007, donde se estrenó en varias pruebas de la Sprint Cup, la NASCAR ha continuado con la evolución de su "pequeño". Tras dos temporadas analizando su comportamiento, este año estamos viendo nuevos cambios, siempre con la intención de mejorar la seguridad y contentar a los fans.

La vuelta al spoiler empleado en años anteriores, ha ayudado a ganar estabilidad a altas velocidades, y ha mejorado la estética del coche. Pero la mayor modificación la veremos el año que viene, cuando cada marca pueda personalizar el frontal de sus coches, y la NASCAR pueda hacer un guiño a sus orígenes. La primera prueba ya la hemos visto en la Nationwide Series, donde se ha estrenado el nuevo coche, y se probarán los cambios que se introducirán en la Sprint Cup en un futuro muy cercano.

Desde la implementación de COT, ningún piloto ha muerto en las pistas, y todos hemos sido testigos de que el nuevo coche no solo ha salvado la vida de varios pilotos, sino que ha permitido que saliesen por su propio pie de escalofriantes accidentes.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
2705
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.