Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manelprofessor escriba una noticia?

Bush dejó ‘tirado’ a Zapatero con la Alianza de Civilizaciones

11/04/2011 22:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

■ Estados Unidos se comprometió, de palabra y por escrito, a contribuir a la iniciativa antes de su I Foro en 2008; en el último momento, se echó atrás

Alianza de Civilizaciones De izquierda a derecha, Rodríguez Zapatero, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y el Alto Representante Jorge Sampaio. (ARCHIVO/EFE)

La Alianza de Civilizaciones , proyecto de José Luis Rodríguez Zapatero , co-patrocinado por España y Turquía y avalado por Naciones Unidas , nunca fue una prioridad para EE UU. Hasta que Barack Obama llegó a la Casa Blanca. El Gobierno de George Bush se comprometió, de palabra y por escrito, a colaborar económicamente con la iniciativa, pero en el último momento dejó tirado al Ejecutivo español, que le acusó en privado de faltar a su palabra, de romper un "pacto de caballeros" y dejar "mal sabor" de boca con su falta de "honestidad".

Así consta en uno de los cables diplomáticos filtrados por Wikileaks a los que 20minutos.es ha tenido acceso a través del diario noruego Aftenposten . El autor de la bronca, que tuvo lugar el 13 de febrero de 2008 en la Embajada de EE UU en Madrid, fue Rafael Dezcallar, entonces director general de Política Exterior. El destinatario, Hugo Llorens, número dos de la delegación. Fue justo un mes después del I Foro internacional de la Alianza , el primero desde que se anunció su creación en 2004 ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York; su puesta de largo.

España preparaba para ese día una gran noticia: Estados Unidos había decidido asociar a la Alianza uno de los planes educativos del MEPI ( Middle East Partnership Initiative ), programa dependiente de su Departamento de Estado. El coste, de 1.200.000 dólares, sería asumido por ellos. Culminaba así un tira y afloja entre ambos gobiernos que comenzó en 2005 y en el que el exministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos , intervino "personalmente" accediendo ese año a la donación de un millón de dólares al G-8 -las ocho potencias mundiales- para obtener a cambio el respaldo en este asunto. Pero no pasó nada: la promesa se convirtió en humo.

Cuestión de imagen, no de dinero

Según unos 30 cables analizados por 20minutos.es, EE UU siempre creyó que la Alianza de Civilizaciones se "solapaba" con otras iniciativas parecidas, como la BMENA ( Broader Middle East and North Africa ) del G-8 para la que, cosas de la política, se necesitaba el apoyo de España por su situación estratégica y su experiencia con el Proceso de Barcelona . A Zapatero también le interesaba interactuar con el G-8 para ganar peso en Europa, por eso aceptó el desembolso del millón de dólares en espera de una respuesta acorde. Incluso logró arrancar en 2006 a Condoleezza Rice un compromiso por carta que la prensa recogió con entusiasmo.

La consecución del supuesto pacto estuvo llena de pegas: que si la inclusión del expresidente iraní Jatami en el Grupo de Alto Nivel de la Alianza no era adecuada, que si se había criticado a EE UU e Israel por aumentar "tensiones con el Islam", que si España no se ponía exigente con Cuba, etc. Lo que más parecía irritar a los estadounidenses era la falta de propuestas concretas por parte de la Alianza, un reproche que los diplomáticos usaban como excusa cada vez que un miembro del Gobierno español les sacaba el tema. Estados Unidos, que defendía ante terceros la "tibia acogida" de la iniciativa y su "futuro incierto", cedió por fin en diciembre de 2007.

Primero pensaron en dar 100.000 dólares a un proyecto que les aconsejaran desde España o desde la secretaría de la propia Alianza Subió la aportación inicial -primero había pensado en dar 100.000 dólares a un proyecto que le aconsejaran desde España o desde la secretaría de la Alianza-, pero ésta no se traduciría en una contribución al Fondo Fiduciario Voluntario de la Alianza , sino en un proyecto propio del MEPI en el que participarían escuelas del Magreb . EE UU tampoco quería que este esfuerzo le supusiera un "coste administrativo" excesivo o un seguimiento obligado en el tiempo. Además, tal y como explica en un cable del 21 de diciembre de 2007, creía que el Gobierno español estaba poco interesado "en la cantidad y la sustancia" de la ayuda y mucho más en las cuestiones de "imagen". En el último momento, se echaron atrás y nada de esto vio la luz.

Al I Foro de la Alianza de Civilizaciones , que se celebró los días 15 y 16 de enero de 2008 en Madrid, Estados Unidos envió una representación de bajo nivel: fueron el embajador Eduardo Aguirre y su segundo de a bordo. Pero no intervinieron ni escenificaron nada que llevara a pensar que había un acuerdo cerrado. En febrero, Dezcallar transmitió en la embajada, en términos muy duros, la "decepción" española por la "incapacidad" de los estadounidenses de "mantener su palabra" y su desconfianza en una cuestión de la que "deberían querer formar parte". De nuevo, la representación de EE UU dio largas al Gobierno con un "lo intentaremos".

El "cambio" llegó con Obama

La pelota quedó en el tejado de Bush, que la dejó ahí hasta que llegaron los demócratas al poder en enero de 2009. Según han explicado fuentes de la Misión española en Naciones Unidas a 20minutos.es, el "cambio" de actitud fue más que evidente. Nada más tomar posesión, Obama acudió , de forma testimonial aunque reveladora, al II Foro de la Alianza de Civilizaciones , que tuvo lugar en Turquía en abril. Un año más tarde, unos días antes de la tercera edición de esta cita anual -en mayo, en Brasil-, EE UU anunció que entraba a formar parte del Grupo de Amigos de la Alianza , que actualmente tiene 127 miembros.

El apoyo político de EE UU es "muy importante", según fuentes de la Misión española en la ONU, que atribuyen a la Alianza una salud "excelente" El apoyo político de EE UU es "muy importante", según las mismas fuentes, que atribuyen a la Alianza una salud "excelente" y un papel clave -"está situada como nadie"- en las actuales revueltas en los países árabes, a las que ha proporcionado un "instrumento utilísimo" como es la Estrategia Regional para el Mediterráneo , aprobada en 2010 en Malta. Sin embargo, los problemas de financiación son notables: el Alto Representante de la Alianza, Jorge Sampaio , los puso sobre la mesa el pasado octubre; Moratinos había pedido ya más contribuciones en Brasil, y en 2011, justo antes de verano, habrá una conferencia especial de donantes.

Según el último presupuesto de la Alianza , a fecha de 3 de septiembre de 2010 Estados Unidos aún no había puesto un dólar en el Fondo Fiduciario. España lo atribuye al poco tiempo que lleva como amigo en la Alianza y a que el sistema de toma de decisiones en la Administración estadounidense incluye multitud de niveles y obstáculos, incluido el paso por el Congreso. "Quizá lo veamos en los próximos meses", dicen en la Misión española en Naciones Unidas, explicando que Estados Unidos sí está participando activamente en las reuniones y que su posible colaboración en proyectos concretos se encuentra "en fase de estudio".

Las aportaciones estatales "a cualquier cuestión de carácter multilateral se ven resentidas", añaden, y más en tiempos de crisis aunque, según la diplomacia española, "el sector privado tiene mucho que decir". Por eso la Alianza de Civilizaciones se está replanteando su estrategia económica . La próxima fecha clave será en diciembre: se celebrará en Doha (Catar) su IV Foro.


Sobre esta noticia

Autor:
Manelprofessor (5477 noticias)
Visitas:
6198
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.