Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Macarena Latti escriba una noticia?

Qué es Bursitis y con qué remedios caseros puedes tratarla

08/06/2016 22:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Qué es bursitis y cómo se manifiesta

Por si aún no lo sabías, te cuento que la bursitis es la inflamación e irritación de la bursa, una especie de bolsa que se encuentra en las articulaciones, que cumple la función de amortiguar los movimientos y golpes entre los músculos, los tendones y los huesos. La bursa contiene naturalmente líquido, pero en ocasiones se produce un exceso del mismo que puede causarte mucho dolor.

Generalmente, esto puede sucederte debido a:

  • Un cambio en el tipo y cantidad de actividad física que realizas.
  • Un aumento en tu peso corporal.
  • Un accidente.
  • A la artritis reumatoidea o a la gota.

Pero, ¿la bursitis es lo mismo que la tendinitis? Busca la respuesta a tu interrogantes en los siguientes párrafos.

Diferencia entre bursitis y tendinitis

Si bien las dos son enfermedades bastante comunes, que producen dolor e inflamación y reducen la movilidad, se trata de dos padecimientos diferentes. Por un lado, la bursitis se produce en una articulación, generalmente por el uso excesivo de la misma o como causa de una lesión.

En tanto, la tendinitis se origina después de sufrir lesiones repetidas en un tendón cercano a una articulación, por ejemplo la muñeca o el tobillo.

Síntomas de bursitis

Puedes sufrirla en el hombro, la rodilla, el codo, la cadera, el tendón de Aquiles y el pie. Te darás cuenta enseguida de que estás sufriendo bursitis si presentas la mayoría de estos síntomas:

  • Dolor en las articulaciones cuando presionas alrededor de la misma.
  • Rigidez y dolor cuando mueves la articulación afectada.
  • Inflamación, calor o enrojecimiento sobre la articulación.
Tipos de bursitis Bursitis de hombro o bursitis subacromial

Tiene lugar cuando la bursa o bolsa de tu hombro se inflama. Esta dolorosa situación puede darse como consecuencia de:

  • Una caída que haya producido una lesión.
  • Una infección por bacterias.
  • Practicar en forma continua deportes donde interviene el hombro, por ejemplo nadar, remar o pintar.
  • Formación de alteraciones en el hueso que rozan e irritan la bolsa y los tendones.
Bursitis de rodilla

En este caso la que se inflama es la bursa de tu rodilla, produciéndote un gran dolor. Esta lesión puede haberse ocasionado por:

  • Una lesión.
  • Una infección.
  • Por la práctica de actividades deportivas en donde utilices demasiado las rodillas, por ejemplo al correr, saltar, patinar, etc.
  • Por estar mucho tiempo de rodillas, por ejemplo al trabajar en el jardín o limpiar una alfombra.
  • Como consecuencia de la artritis reumatoide o gota.
Bursitis de codo

Se produce por una inflamación de la bursa del codo, que está situada debajo de la punta del mismo, lo cual te producirá gran sensibilidad en esa zona. Las principales causas que pueden provocarte este problema son:

  • Una caída.
  • El uso excesivo del codo al jugar tenis, limpiar con aspiradora o martillar por mucho tiempo.
  • Apoyarse mucho tiempo sobre los codos.
  • Una infección.
  • Como consecuencia de la artritis reumatoide o la gota.
Bursitis de cadera o bursitis trocantérea

Es la inflamación de la bolsa de la cadera, lo cual te producirá dolor, disminución del movimiento, rigidez e inflamación. Generalmente suele ser ocasionada por diversos factores, entre los que se encuentran:

  • Una caída.
  • Una infección de la bursa.
  • Por esta mucho tiempo parado o sentado.
  • Por realizar demasiado tiempo algunas actividades: subir escaleras, andar en bicicleta o correr.
  • Como consecuencia de enfermedades como la escoliosis, artritis reumatoide o gota.
  • Por cirugías de cadera.

Afortunadamente, existen tratamientos para la bursitis así como remedios naturales que tu mism@ puedes preparar en casa, con ingredientes de uso cotidiano. ¿Quieres saber cuáles son? Lee con atención los siguientes párrafos.

Remedios caseros para aliviar la bursitis

Antes de aplicarte cualquier remedio casero ten en cuenta estos consejos que te ayudarán a recuperarte con mayor rapidez:

  • Deja descansar e inmoviliza la zona afectada.
  • Coloca hielo para reducir la inflamación.
  • Disminuye el peso de las rodillas si duermes de lado, colocando una pequeña almohada entre las piernas.
  • Aplica un remedio casero sobre la zona afectada.

Conoce los remedios naturales más efectivos.

El aceite de ricino

Su rico contenido en ácido ricinoleico tiene propiedades antiinflamatorias que pueden serte de gran ayuda para aliviar el dolor y reducir en gran medida la inflamación. Además, te ayudará a recuperar la movilidad de la articulación afectada en menor tiempo. Para obtener su beneficio, actúa de la siguiente manera:

  • Remoja una toalla o paño en aceite de ricino.
  • Colócalo sobre la articulación afectada y cubre la zona con un envoltorio de plástico.
  • Aplica una bolsa de agua caliente sobre el anterior envoltorio y cubre con una toalla vieja.
  • Deja actuar durante 30 minutos y luego retira todo.
  • Masajea suavemente la piel y enjuaga con agua tibia.

Realiza este tratamiento 3 veces a la semana hasta que notes una mejoría.

image

El jengibre

Esta raíz es un analgésico natural de gran poder, que puede ayudarte a reducir el dolor y las molestias de la bursitis en poco tiempo. Además, es famosa por sus excelentes propiedades como antiinflamatorio y analgésico. Para obtener su ayuda actúa de la siguiente forma:

  • Ralla jengibre fresco hasta obtener 4 cucharadas. Envuélvelas en un pedazo de gasa y sumérgelo en agua bien caliente durante 30 segundos.
  • Deje enfriar y colócalo sobre la articulación afectada durante 10 minutos.
  • Repite esta operación 2 o 3 veces al día.

Otra cosa que puede hacer es masajear la zona afectada con aceite de jengibre 2 veces al día.

El vinagre de manzana

Este ingrediente natural te ayudará a restaurar la alcalinidad normal de tu cuerpo, lo cual te será muy favorable para reducir la inflamación. Además, el vinagre de manzana es muy rico en minerales como el magnesio, el calcio, el potasio y el fósforo que te ayudarán a mejorar la circulación de la sangre.

Para que estos beneficios actúen en tu cuerpo, realiza la siguiente operación:

  • Remoja una toalla en vinagre de manzana.
  • Envuelve la articulación afectada.
  • Mantenla así durante 3 horas.

Además, puedes utilizar el vinagre de esta otra manera: mezcla 1 cucharada de vinagre de manzana con un poco de miel, en un vaso con agua. Bebe este tónico dos veces al día hasta que notes una mejoría.

Otros remedios naturales para las articulaciones

Si te parecen pocas las opciones para encontrar solución a tu problema articulatorio, te recomiendo des un vistazo a la siguiente lista, en donde encontrarás diferentes alternativas para calmar el dolor.


Sobre esta noticia

Autor:
Macarena Latti (3104 noticias)
Fuente:
innatia.com
Visitas:
4448
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.