Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Mundo escriba una noticia?

El burkini, lo último en trajes de baño para musulmanas

04/08/2010 16:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este bañador, que solo deja al descubierto parte de la cara de la mujer, las manos y los pies, llegó a Egipto. Sin embargo, los guardianes de la ortodoxia islámica rechazan esta prenda

El último grito en las playas y las piscinas egipcias es el burkini, un traje de baño musulmán que solo deja al descubierto parte de la cara, las manos y los pies, y que rechazan los guardianes de la ortodoxia islámica.

En una pequeña tienda situada en un centro comercial de El Cairo, dos mujeres veladas ordenan la mercancía, compuesta por decenas de trajes de baño islámicos, el término con el que "las clientas conocen lo que en Europa se llama burkini", aclara a Efe la dueña del comercio, Nevine, que no quiere desvelar su apellido.

La mayoría de su público está formado por mujeres con hiyab (pañuelo musulmán), que se detienen en el escaparate de la tienda, entran y salen, ojean el género o se acercan a los probadores.

"Aunque tenemos bañadores normales, vendemos muchos más islámicos", asegura Nevine, una cristiana copta que posee además una fábrica en la que se confecciona este tipo de prendas, cuya denominación resulta de la unión de burka y bikini.

El burkini está destinado a "las veladas, que tienen prohibido mostrar su cuerpo en público, pero que no desean renunciar a bañarse en la piscina o en la playa", según Nevine.

La versión musulmana del bañador femenino está formada por una maya de cuerpo entero, similar a las de neopreno que usan los buceadores, sobre la que se coloca una túnica sin mangas y de hechura suelta, además de una capucha que cubre la cabeza y el cuello.

El bañador islámico está elaborado con lycra, "un material resistente al agua al que se le añade un poco de algodón para que se seque rápidamente", explica la empresaria.

Amina, una elegante egipcia de 40 años que lleva el hiyab a la española, recogido como un moño detrás de la cabeza, acaba de comprarse un burkini, una prenda que descubrió hace cinco años, cuando "la calidad y la oferta era mucho menor que la actual".

En el establecimiento, se ofrecen todas las tallas, desde la pequeña hasta la extra grande, y abundan las túnicas de rayas, con flores, lunares e incluso el estampado de leopardo.

El burkini no solo triunfa en Egipto, sino también en todo el mundo árabe, en Europa y Estados Unidos, impulsado por los emigrantes musulmanes y "por aquellas personas recatadas de todos los credos", explica Ashma, director de una compañía que vende a través de Internet bañadores confeccionados en Turquía.

Sin embargo, su uso, cada vez más extendido, no agrada a los académicos islámicos porque, en su opinión, trasgrede las enseñanzas religiosas. "Esta prenda no puede considerarse islámica porque la mujer muestra su figura cuando se sumerge con ella en el agua", argumenta la profesora Soad Saleh, de la Universidad de Al Azhar, la institución musulmana suní más prestigiosa del mundo islámico.

Y explica que "al salir del agua puede haber hombres que se fijen en su cuerpo y les despierte un deseo sexual". Como alternativa, Saleh propone que las mujeres "elijan playas o piscinas destinadas exclusivamente a mujeres o vayan muy temprano".

-EFE-


Sobre esta noticia

Autor:
El Mundo (4819 noticias)
Visitas:
14793
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.