Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Soy Un Jugón escriba una noticia?

Bulletstorm (ANÁLISIS X360)

31/03/2011 09:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por todos es conocida la saturación y falta de innovación que estamos viendo en el género de los FPS. Personalmente no es algo que me parezca excesivamente malo (el género me encanta y, de momento, la mayoría de juegos, pese a basarse en una misma idea, tienen algunas interpretaciones o situaciones que los hacen, a su manera, únicos y especiales. Además, por si esto no fuese suficiente, en caso de haber una saturación real, el tiempo haría que el mercado desviara su atención a otro género dejando éste de nuevo en una posición ‘ normal’ , como ha pasado con los plataformas o los juegos de lucha, por ejemplo, que vivieron una saturación en épocas pasadas y actualmente no ‘ sobran’ y la mayoría de los que encontramos intenta diferenciarse al máximo de sus competidores), aunque lo cierto es que me alegra mucho encontrarme con propuestas nuevas y originales de vez en cuando, como es el caso de Bulletstorm, título que voy a analizar a continuación.

FICHA TÉCNICA

Título Completo: Bulletstorm

Género: FPS

Desarrolladora: People Can Fly (bajo el sello de Epic Games)

Distribuidora: EA

Plataformas: PC, PS3, Xbox 360

Plataforma analizada: Xbox 360

Versión analizada: PAL España

Edad recomendada: +18

Año de publicación: 2011

Página oficial: Bulletstorm

Otra información: Totalmente en español

ANÁLISIS

Eran sucios y también apestaban. Eran soldados de verdad. Yo los quería.

Bulletstorm nos mete en la piel de Grayson Hunt, un antiguo militar de élite que, junto a sus compañeros, descubren una cruel verdad que hace que todos ellos abandonen la unidad de la que formaban parte. En la actualidad, se encuentran en el espacio como fugitivos de la ley, lo que comporta un alto precio por sus cabezas. Precio que, por cierto, ha fijado el General Sarrano, militar que nos daba las órdenes en un pasado… Por si todo esto fuese poco, el juego empieza en el instante en el que, bebida en mano, ‘ interrogamos’ a un cazarecompensas que ha intentado asesinarnos. Instantes después, en una misión suicida, atacaremos una gran nave de combate (en la que, por cierto, viaja el General) que irremediablemente producirá grandes daños en nuestro transporte y su tripulación. Tras todo esto, nuestra nave se estrella en un lejano planeta en el que tendremos tres claros objetivos: sobrevivir, escapar y vengarnos de Sarrano y su tripulación (o lo que quede de ellos… ).

Tras esta sencilla premisa encontramos una simple y previsible historia, pero que cumple su función al presentar unos personajes bastante interesantes y unas situaciones muy variadas, en parte gracias a los divertidos diálogos, repletos de insultos y chistes malos (todos los títulos en azul que veréis en éste análisis han sido extraídos del juego, así que os podéis imaginar un poco por donde van los tiros, y nunca más bien dicho). Además, algunos giros de guión (por previsibles que sean) mantendrán el interés a lo largo de las 8 – 10 horas que dura el título, si es que la acción directa y sin complicaciones aparentes no son suficientes para teneros enfrente de la consola durante todo ese tiempo, claro.

A todo esto también ayudan unos más que correctos gráficos (por qué engañarnos, muy buenos), logrados gracias al uso de una versión mejorada de Unreal Engine 3, que luce mejor que nunca. ¿El problema de esto? Que la carga de texturas sigue siendo muy lenta y en más de una ocasión nos encontraremos con objetos que muestran un color plano o una textura a bajísima resolución durante algunos segundos (en una ocasión encontré un coche que tardó más de medio minuto en cargar la textura, algo imperdonable a mi modo de ver). Además, por si esto fuese poco, el entorno casi no presenta elementos destructibles, cosa que hace más incomprensible que el juego ‘ flaquee’ en este aspecto. Por cierto, destacar también un apartado artístico muy interesante, y es que los diseños de personajes (desde enemigos corrientes hasta los protagonistas, pasando por jefes y minijefes), escenarios y armas son muy atractivos. Para terminar con este aspecto, comentar que me ha sorprendido muy gratamente el hecho de que, pese a se un juego hecho con Unreal Engine 3, tiene mucho colorido (algo que no es muy normal, ya que la mayoría de juegos de esta generación, sobretodo los creados con dicho motor gráfico, tienen como colores predominantes el gris y el marrón), aunque sin dar una apariencia infantil o ‘ sosa’ .

El aspecto sonoro pasa algo más desapercibido que el gráfico, aunque no es nada malo. Destacaría un muy buen doblaje a nuestro idioma y unos efectos sonoros bien realizados (pisadas, golpes, disparos, explosiones… ). La banda sonora, por desgracia, pasará bastante desapercibida no porque sea mala, sino porque suena bastante floja en comparación con los efectos y las voces (aunque esto se puede solucionar desde el menú de opciones de sonido) y no presenta ningún tema memorable, pese a acompañar la acción de una forma muy inteligente.

Es posible que os preguntéis qué es lo que hace especial éste título: su historia ya hemos dicho que no (porque, pese a no estar mal, no es nada del otro mundo), sus gráficos tampoco (no están nada mal, pero están generados por un ‘ común’ Unreal Engine 3, con los problemas que ello comporta), el sonido menos (no es malo, pero no destaca)… ¿Entonces qué nos queda? Pues lo más importante: una jugabilidad sencilla a la par que profunda y unas altas dosis de acción directa y salvajismo extremo.

No hablamos de la cantidad de muertos que llevo a mi espalda…

Tal y como reza este título, lo importante no es a cuantos enemigos matemos. Lo realmente importante es el modo en el que lo hagamos. Dependiendo de qué acciones realicemos para acabar con los enemigos se nos otorgarán una puntuación (tal y como ya vimos en MadWorld en un ya lejano marzo de 2008) con la que podremos comprar munición, nuevas armas y disparos especiales. Estas muertes especiales, llamadas ‘ Disparos de Habilidad’ son el elemento en el que se basa la diversión y la espectacularidad del juego (de hecho, en la cerca de media hora que tardamos en desbloquearlos yo me plantee dejar de jugar si no mejoraba, y es que se me hizo algo pesado el juego, ya que en ese momento todo el título es MUY limitado), y es que es muy fácil que acabemos intentando descubrirlos todos; es más, si iremos cambiandode arma no será porque unas sean más fuertes que otras (bueno, tal vez una de ellas si la seleccionesmo así), sino para poder ir experimentando nuevos y salvajes disparos de habilidad. Algunas de estas muertes son bastante similares, como pasa por ejemplo con ‘ Muñeco Vudú’ y ‘ Pincho’ : al empalar a un enemigo contra un objeto metálico (como unos alambres de espinos o unas púas metálicas) se nos otorgarán puntos por ‘ Muñeco Vudú’ , mientras que si empalamos a los enemigos contra un cactus la muerte será premiada con la misma cantidad de puntos, pero en este caso los relativos a la ejecución de ‘ Pincho’ . Aún así, hay que decir que la mayoría de ejecuciones son distintas (aunque se realizan de forma similar), por lo que la primera vez que realicemos una de ellas nos reportará una gran satisfacción (así como una bonificación con puntos extra).

Estas cubierto con todo mi arsenal

Como he comentado, hay varias armas que podemos ir cambiando a nuestro antojo, siempre y cuando las hayamos desbloqueado previamente.

Así pues, tenemos a nuestra disposición una ametralladora (arma principal y la única de nuestro equipo que no podemos cambiar), un revolver, una escopeta, un lanzagranadas o un rifle de francotirador, entre otras. Tal vez las armas del juego parezcan pocas (cierto es que no son demasiadas), pero gracias a lo brutas (y, por lo general, eficaces) que son, sus disparos secundarios (todas las armas del juego tienen una) y a los disparos de habilidad que desbloquea cada una, unidos a los disparos de habilidad ‘ generales’ y a los específicos del escenario (estos últimos no sabemos que requisitos piden para cumplirlos, así que los encontraremos de casualidad o porque se nos ocurra la misma salvajada que a los desarrolladores, como por ejemplo meter a un enemigo dentro de un ventilador o lanzarlo contra los rayos de una tormenta en un momento concreto) tendremos motivación y violencia para aburrir.

Nacidos del mismisimo ojete de Satán

Por si esto fuese poco, existen algunos elementos más que influyen mucho en el desarrollo del juego (bueno, tres de ellos sí influyen mucho, uno facilita las muertes pero no los puntos y el ultimo dificulta matar a los enemigos, pero aporta una cantidad importante de puntos extra): el látigo, las patadas, los deslizamientos, las ametralladoras pesadas y el zumo Nom.

  • El látigo es un dispositivo que encontraremos al principio de nuestra aventura (tardaremos algo menos de media hora en encontrarlo, y una vez lo tengamos en nuestro poder, tras unos minutos de masacrar malos, desbloquearemos los disparos de habilidad) y es, sin ninguna duda, una de las herramientas más útiles de que dispongamos: este dispositivo permite atraer objetos hacia nosotros (ya sean enemigos, barriles explosivos o elementos que obstaculizan nuestro camino, objetos que el juego nos marcara para facilitar su identificación). Además, este aparato permite (previo desbloqueo a cambio de puntos) usar un especial llamado ‘ Estallido’ que mandará los objetos ligeros hacia el aire, dejándolos en suspensión durante unos segundos (los jefes y minijefes no se verán afectados por esta parte del ataque, pero sí les dañará) y desbloqueando nuevos disparos de habilidad.
  • Las patadas las podemos dar desde el principio y tienen un funcionamiento muy similar al látigo ‘ básico’ , pero a la inversa, ya que sirven para alejar de nosotros los diferentes objetos del juego (movimiento muy útil para arrojar enemigos al vacío o para empalarlos, entre otras ejecuciones especiales).
  • Los deslizamientos permiten desplazarnos rápidamente por el suelo (igual que cuando esprintamos), sólo que el ‘ efecto’ es durante una distáncia limitada (si es en subida es considerablemente menor a cuando es en bajada) y al chocar contra un objeto le da un golpe (como si de una patada se tratara) y nos pararemos en el sitio. Esto es muy útil para huir de situaciones peigrosas o para desbloquear nuevos disparos de habilidad.
  • Las ametralladoras pesadas nos otorgarñan una potencia de fuego mucho superior a la de cualquier arma común del juego (básicamente porque son ametralladoras que disparan muchas balas en un instante y que, además, hacen mucho daño a nuestros enemigos) y disponen de municion ilimitada, PERO no nos permiten deslizarnos ni dar patadas, así como se calientan si disparamos mucho rato seguido y se quedan sin batería tras un minuto o dos de empuñarla. Por si fuese poco, además, sólo nos darán 10 puntitos por cada enemigo asesinado con este arma (más los otorgados por eliminar a varios malos sin levantar el dedo del gatillo).
  • El zumo Nom es un tipo de licor que, por suerte o por desgracia, encanta a nuestro protagonista (es más, en varias ocasiones se comenta la ‘ adicción’ que sufre a este brebaje en los diálogos, haciendo clara referencia al fuerte alcoholismo que ‘ sufrimos’ ). Mientras jugamos, en los escenarios, encontraremos varias botellas de esta bebida que podremos decidir si tomar o no (si no lo hacemos lo mejor es romperlas de un disparo, ya que al hacerlo nos darán unos puntos extra (disparo de habilidad ‘ Abstemio’ ) y al hacer lo mismo 10 veces nos darán un logro/trofeo… ;) ). En caso de tomar este mejunje, nuestra visión se verá reducida (la pantalla se pondrá borrosa) y nuestros movimientos serán menos precisos (nuestro personaje se tambaleará sólo y, pese a hacer caso de nuestras acciones, en ocasiones costará acertar por culpa de este movimiento), pero a cambio se nos recompensará con puntos extra por cada muerte gracias al disparo de habilidad ‘ Borracho’ (incluso cuando efectuemos otros disparos de habilidad se nos darán puntos extra).

Pisa bien el freno Magdaleno…

Es probable que os esteis preguntando el porqué de tanto detalle sobre estos últimos 5 elementos del juego en este análisis, y ahora os responderé cuál es el motivo para incluirlos: el juego, por raro que parezca, dentro del frenetismo que presenta, debe ser tomado con calma y serenidad. Con esto no quiero decir que haya que ir lentamente, sino que hay que observar bien el entorno, saber cómo aprovecharnos de él (pinchos, caídas, electricidad, barriles explosivos, agua… ) y cómo utilizar cada arma u objeto que tengamos a nuestra disposición para poder sacar el máximo partido a nuestras víctimas. Además, por fácil que resulte el juego (no se si es que soy un crack o qué, pero yo lo completé en difícil en unas 8 – 10 horitas y todo ello sin ‘ despeinarme’ , sólo encontrando un punto ligeramente problemático hacia el final del juego), ir a lo loco y sin pensar, por lo general, dará peores resultados que ir pensando qué hacer en todo momento (ya sea en forma de muerte de nuestro personaje o en forma de una pequeña puntuación). Eso sí, siempre intentando innovar e improvisar, que si no es muy aburrido… :P

Vámonos! Esto se va a pique

Para terminar, comentar que una vez terminada la campaña, si queremos seguir con el juego hasta que salga su secuela (ya que si vemos la secuencia final y oímos el diálogo tras los títulos de crédito nos queda bastante clara la intención de desarrollar una segunda parte) pero no queremos rejugar la historia siempre podemos ir a jugar unos Flashbacks u optar por su modo multijugador, llamado Anarquía.

  • El modo Flashback nos propone el reto de repetir tramos vistos en la campaña, casi intactos, pero en los que se premia nuestra eficacia y velocidad evaluando la cantidad de puntos que obtengamos y así otorgarnos una clasificación (completarlo ‘ bien’ nos reportará entre 1 y 3 estrellas por nivel, siendo 3 lo máximo). ¿Lo mejor de este modo? El desafío que supone conseguir las tres estrellas en todos los mapas… :P
  • El modo Anarquía es una especie de modo Horda (por si no lo conocéis es el modo en el que, cooperando con otros jugadores, debemos sobrevivir al ataque de varias oleadas de enemigos de Gears of War 2) en el que, junto a un máximo de 3 jugadores más, debemos acabar con todos los enemigos y obtener una puntuación mínima para pasar a la siguiente ronda. Por cuestiones obvias (básicamente, porque soy un miembro de Xbox LIVE Gratuito, o lo que es lo mismo, que no tengo cuenta de Xbox LIVE Gold), mis impresiones con este modo son muy superficiales (lo probé, muy por encima en casa de un amigo). Eso sí, me parece que el modo, pese a estar bastante bien (o, al menos así me lo pareció a mí), no es lo suficiente como para ser un juego de un público masivo en su faceta multiplayer, por lo que acabará vacío muy rápidamente. Además, bajo mi punto de vista, le faltarían más modos (incluyendo uno cooperativo para la campaña… :D ).

Por cierto, que no había dicho nada… NO pienso comentar la política del pase on-line porque, pese a que sé que muchos de vosotros estáis en su contra (yo como jugador también), como estudiante de Ciéncias Empresariales debo decir que lo comprendo. Por tanto, para evitar incoherencias, errores o discusiones que no vienen al caso, omitiré este detalle en mi análisis.

NOTA

LO MEJOR

  • Variedad de situaciones y una historia tópica pero efectiva
  • Armamento muy variado
  • Violencia gratuita gracias a los disparos de habilidad… :D
  • Los diálogos, pese a ser algo ‘ chorras’ y chabacanos, son muy graciosos
  • Un soplo de aire fresco para el género gracias a su sistema de puntuaciones, el látigo y las patadas
  • El modo Flashback supone un reto adicional tras completar la campaña
  • Artísticamente muy cuidado y muy colorido
  • Buenos gráficos proporcionados por el motor Unreal 3…

LO PEOR

  • … pero con una carga de texturas horriblemente lenta, a la par que incomprensible teniendo en cuenta lo estático de los escenarios
  • Sólo tiene un modo multijugador que, si bien no es malo, no es suficiente, lo que creo que hará que acabe desierto
  • Campaña excesivamente fácil (incluso en difícil)
  • Una primera media hora que, si bien es interesante, es bastante aburrida (o, al menos, esa es la impresión que me dió la segunda vez que la jugué… :( )

CONCLUSIONES

Estamos ante un título muy original e interesante, que si bien no inventa nada (el concepto de las muertes con puntuaciones ya se vio, por ejemplo, en MadWorld hace un par de años en Wii), aporta originalidad a un género en apogeo. Tiene fallos, no lo voy a negar (escasez de modos multijugador o una dificultad demasiado baja, entre otras), pero gracias a sus "innovaciones" (el látigo y su uso, una variada e interesante campaña, los disparos de habilidad en sí mismos...) se los perdonaremos y nos daremos cuenta de que estamos ante un título muy interesante y, sobretodo, muy divertido, pero con un margen de mejora considerable. Yo he disfrutado como un enano con él. Y vosotros... ¿a qué esperáis?

Vámonos, tengo ganas de matar a alguien…


Sobre esta noticia

Autor:
Soy Un Jugón (247 noticias)
Fuente:
soyunjugon.wordpress.com
Visitas:
4041
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.