Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Bruselas plantea posibilidad de que acreedores de bancos corran con parte de gastos en caso de quiebras futuras

06/01/2011 21:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Comisión Europea ha lanzado este jueves una consulta pública sobre la posibilidad de dar nuevos poderes a los reguladores para obligar a bancos y principales firmas de inversión a realizar "cambios" en su estructura u organización como "medida preventiva" ante el riesgo de quiebra o para obligarlas a "transferir activos" a otra entidad o "banco puente" y que los acreedores de bancos corran con una parte "justa" de los gastos en el caso de quiebra.

El Ejecutivo comunitario quiere recabar la opinión de las partes afectadas hasta el próximo 3 de marzo, antes de presentar "antes del verano" propuestas legislativas para garantizar a nivel comunitario la estabilidad del sector financiero y, sobre todo, impedir que el contribuyente corra con los gastos en caso de quiebras futuras, como ha ocurrido hasta ahora, según informaron fuentes del Ejecutivo comunitario. La legislación no entraría en vigor hasta el 2013 por lo menos.

"Aunque nuestro primer objetivo es mejorar la prevención, los bancos seguirán quebrando en el futuro y debemos ser capaces de hacerlo sin hundir todo el sistema financiero. Por eso, tenemos que crear un sistema que garantice que Europa está bien preparada para gestionar quiebras de bancos de manera ordenada, sin recurrir a los contribuyentes para que vuelvan otra vez a pagar el coste. Un marco claro para gestionar crisis bancarias transfronterizas es un complemento esencial de nuestro trabajo", ha explicado el comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, en un comunicado para lanzar la consulta.

Bruselas plantea, por ejemplo, la posibilidad de "requerir a una institución de crédito que limite su exposición máxima individual y agregada" de forma preventiva, así como que "limite o cese determinadas actividades actuales o futuras" o "que restrinja o impida el desarrollo o comercialización de nuevas líneas de negocio o productos", según consta en un documento de trabajo de la Comisión, al que ha tenido acceso Europa Press.

Igualmente, propone la posibilidad de requerir "cambios en la estructura legal u operativa de la entidad" como medida preventiva, aunque Bruselas deja claro que ello no debe impedir "el derecho de establecimiento" de bancos y entidades financieras de "establecer filiales".

En este sentido, plantea otorgar a los supervisores "poderes de intervención temprana" por ejemplo para obligar a bancos y firmas de inversión "a recabar fondos propios", a "restringir o limitar negocios, operaciones o redes de instituciones de crédito", incluida la posibilidad de obligarles a "desprenderse de actividades que se considere plantean riesgos excesivos para su viabilidad", a que utilicen parte de sus beneficios netos para reforzar su capital de base, a "sustituir a uno o más de los miembros de la Junta o directores ejecutivos o pedir su dimisión", imponerles la obligatoriedad de aportar más información sobre su liquidez y, en última instancia, a que presenten "un plan para negociar la reestructuración de la deuda con algunos o todos sus acreedores".

Aunque el Ejecutivo comunitario reconoce que se trata de propuestas "bastante intrusivas", defiende que se trata de medidas "necesarias, justificadas y proporcionales". En todo caso, defiende aplicar las futuras normas a todos los bancos "independientemente de su tamaño, complejidad e importancia sistémica", así como a "las firmas de inversión significativas".

FINANCIACIÓN PRIVADA

Bruselas considera que la posibilidad de recurrir a quitas, en el caso de que los acreedores cobren o canjeen parte de la deuda, debe considerarse "cuando la aplicación de instrumentos de resolución estándar, como las transferencias de negocios a una entidad del sector privado o un banco puente" no sea una opción "debido a la naturaleza de la institución en quiebra" o cuando las autoridades competentes consideren que "otros instrumentos no sean suficientes". Fuentes comunitarias han dejado claro que esta medida no tendría "efectos retroactivos" para deuda ya emitida y que se limita a la deuda emitida por bancos y en ningún caso a la reestructuración de la deuda soberana de un Estado miembro.

El Ejecutivo comunitario no descarta que los supervisores puedan nombrar a "un gestor especial" por un tiempo "limitado" de "hasta un año" para asumir la dirección de una entidad o asistir a la dirección de un banco que se encuentre en dificultades que pongan en duda su viabilidad o que haya sido incapaz de ejecutar un plan de viabilidad eficazmente y propone crear consejos para liquidar entidades con presencia en varios países con la participación de los mismos.

La Comisión se muestra partidaria de que las medidas o esfuerzos que se les exijan a los bancos y firmas de inversión para garantizar su estabilidad y viabilidad financiera sean "proporcional a la importancia sistémica de la institución y a su impacto probable, en caso de quiebra, para la estabilidad financiera en los Estados miembros" y tengan en cuenta "la evaluación del riesgo sistémico" que puedan plantear.

Bruselas también quiere consultar a las partes afectadas sobre la posibilidad de aprovechar sinergias entre los fondos de resolución de crisis que han creado los Estados miembros para ayudar a entidades con dificultades financieras y los Fondos de Garantías Depósitos que existen en algunos países como España.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1796
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.