Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alfapc escriba una noticia?

Bruce Springsteen He’s the one

24/07/2009 14:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El rockero regresa a Euskadi el domingo con un concierto en San Mamés en el que repasará sus grandes éxitos

ASISTIR a un concierto de Bruce Springsteen ha sido una experiencia única durante décadas. Algo como tener lo mejor del rock frente a ti durante tres horas de sudor y entrega ciclópea, sin parangón. Eso sí, de aquellas giras cada casi un lustro (o más), se ha pasado al acontecimiento social, a una repetición algo rutinaria de los conciertos y a una cierta simplificación de su repertorio, especialmente en los grandes escenarios, destinado a ese todos los públicos que conoce, principalmente, los hitos comerciales de su carrera. Añádele el claro bajonazo artístico de sus últimos discos.

Visto así, los más fanáticos conocedores del enano de New Jersey no guardan muchas expectativas sobre su concierto del domingo en San Mamés. Seguro que se equivocan porque, a pesar de todos los peros, el Jefe sigue siendo único en directo y disfrutar de sus clásicos, que suelen dejar en segundo plano su último disco, Working on a dream (WOAD), sigue siendo una experiencia incomparable. Casi religiosa para algunos porque... !!he´s the one!!

El 23 de septiembre, Bruce Springsteen, situado en el puesto número nueve de los estadounidenses del mundo del arte que ingresaron más dinero (49 millones de euros) el último año, cumplirá 60 años. Y, lejos de apalancarse, lo hará envuelto en su enésima gira mundial de los últimos años. Un tour que inició el 1 de abril en San José, el Estado norteamericano de California, y que no concluirá como estaba previsto, ya que se ha alargado con una segunda parte en Estados Unidos, que se iniciará el 19 de agosto en Hartford y no concluirá hasta el 15 de noviembre, en Milwaukee, tras ofrecer otros 25 conciertos.

La gira WOAD 09 de Bruce, que incluye, por vez primera en su carrera, varias fechas en macro festivales veraniegos, junto a otros artistas, recala nuevamente en Euskadi con Max Weimberg a las baquetas, que fue sustituido por su hijo Jay durante varios conciertos por motivos contractuales del batería. Aunque se echan en falta los teclados del fallecido Danny PhantomFederici y resulta evidente que The E Street Band ha perdido la pegada de finales de los 70 y primeros 80, especialmente su saxofonista, Clarence Clemons, cuyos solos ya no resultan tan incendiarios y ha desaparecido el componente teatral que ofrecían sus juegoscompartidos con Bruce debido a sus problemas físicos, el grupo, reforzado con dos coristas de los que le acompañaban en la gira Seeger Sessions (Curtis Kings y Cindy Mizelle), todavía es capaz de seguir al Jefe.

Tres horas

Y es que Bruce sigue en forma. Muy en forma, como prueba el hecho de que todavía sea capaz de ofrecer conciertos que pueden rondar las tres horas de duración, en los que su entrega física, casi hercúlea como muestra que esporádicamente sigue todavía subiéndose al piano para cantar, únicamente se toma descansos en unas cuentas baladas estratégicamente repartidas para coger aire. Un Springsteen todavía fogoso que sigue confiando en su entrega y el poder, casi infinito, de su cancionero, alejado de trucos luminotécnicos y explosiones pirotécnicas. En esta gira, el estadounidense vuelve a apostar por un escenario limpio y diáfano, similar al de la gira de Magic, aunque incorpora una pantalla alargada y horizontal tras el escenario, en la que se proyectan imágenes en algunas canciones, y otras cuatro más, repartidas entre los laterales y el frente superior.

Repertorio difícil de adivinar Si sumamos a la longevidad de su carrera y sus múltiples clásicos el afán de Springsteen de sorprender cada noche a sus seguidores, resulta casi imposible acertar con las canciones que sonarán en Bilbao. Pero no andaremos muy descaminados si decimos que puede arrancar con la eléctrica Badlands, pisando el acelerador desde el principio. Y no es la única segura del lote. Del disco nuevo caen, fijo, la épica a lo MorriconeOutlaw Pete y la comercial y blandita Working on a dream, a la que se suelen sumarse otros temas legendarios como Johnny 99(en clave country rock), Seeds, Youngstown, Born to run, Thunder road, The rising, Lonesome day, Waiting on a sunny day...

A las casi obligadas, hay que sumarle alguna versión (ha hecho London calling, Louie Louie, Boom boom, Proud Mary, The dark end of the street, I wanna be sedated, 96 tears, Mony mony, You really got me...), en la que rinde tributo a grandes del blues, el rock y el soul, y algunas gemas y rarezas de su discografía, que va soltando en dosis reducidas, según sus apetencias y las peticiones del público, de The rivera Racing in the street, Factory, Pointblack, Prove it all night, The promised land o, últimamente, American skin(41 shots) o Pink Cadillac, estas últimas, rarezas que no interpretaba hacía años. Para compensar, al final, sonarán, casi seguro, Dancing in the dark, Glory dayso el frenético Twist and shou


Sobre esta noticia

Autor:
Alfapc (799 noticias)
Visitas:
5026
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.