Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Leoland.uy escriba una noticia?

Dan Brown, los Illuminati, el Código Da Vinci, en clave de humor

15/04/2010 21:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sí existen secretos en el Universo, pero ahora no estamos hablando de eso..

Si, existen secretos en el Universo. La realidad no es obviamente tal como la vemos, nuestro cerebro realiza una muy intencionada interpretación perceptiva, a veces de niños tenemos más agudeza para percibir al rey que estaba desnudo, no vemos, ya no digo la realidad, ni siquiera el mapa, como en un plano de los chicos de Google, las etiquetas nos impiden ver dónde están las cosas representadas, como sabe cualquier contactado que fue raptado por los ovnis y vio por la ventanilla qué rápido subía la nave, y qué raro es ver la tierra desde arriba sin etiquetas de Google Earth (M:R.), y sin el propio Google Earth, mientras los marcianos hacían un poquito de exhibicionismo manejando y telepateando al mismo tiempo con su galaxia, usando su chip cerebral nuevo.

Algunos de estos secretos no son fácilmente accesibles a nuestra razón binaria de bueno-malo claro-oscuro, y de todos modos, existen desde que el Universo es tal. Nosotros, que somos capaces de reflexionar y hacer consciente al Universo, formamos parte del secreto.

De pronto la tierra es hueca y hay una conspiración para ocultar los tremendos agujeros hacia su interior, y uno aquí, tan campante, mientras la CIA, la KGB, los neonazis, los nazis viejos que ya estaban, y otros, Chaves incluido, toman posesión alegremente de las feraces campiñas endoterrestres - e instalan morteros y nidos de ametralladoras para seguir deliciosas viejas guerras al estilo antiguo- do siempre brilla un solcito de hierro candente, muy bonito, que dibuja todo niño endo, con siluetas de perodáctilos a contraluz.

Así es Dan Brown: después de pasarse horas y días enteros en el Louvre (¿habrá pagado las entradas o tendría una tarjeta VIP de escritor-investigador?- yo quiero una de esas tarjetas) escribió una novela.

Permítaseme, y si no se me permite, lo digo igual, hablar de dos grandes géneros literarios ultra, más que posmodernos.

-El primero de ellos, que está a la orden del día, es el biográfico- periodístico-testimonial, donde nos enteramos de lo que el propio interesado dice que ha sido su vida y sus luchas, y por supuesto justifica todas sus acciones, las buenas son heroicas, las malas son buenas, y después de treinta años quién se va a acordar de lo que pasó en realidad…

-El segundo de ellos es la novela que, aún siendo ficción obviamente, está orientada de tal forma que la gente dice: ahhhh esto es verdad. El autor lo dice así, noveladamente, para eludir a la cia, el pentágono, los chicos de Google, la kgb, los illuminati, el peligrosísismo brazo armado del Opus Dei (el peor de todos, te la dan en cualquier lugar del mundo, sin previo aviso, con cilicio y todo, y aquí revelo que salen de boliche con los Illuminati, para planear el exterminio de todo sospechoso anticatólico y pro-mariamagdalena y orgías sagradas), el hijo brasilero del Dr. Mengele, los neonazis, todos los servicios de seguridad del estado, los paramilitares, las farc, los discursos de Chaves, Raúl Castro, los tupamaros, y todos los que quisieran y pudieran mandarles a los muchachos, en algún caso de traje a rayas y fusiles de asalto que se desarman y entran preciosamente en maletines, no siendo perceptibles por ningún control, en otro caso ídem, pero con remeritas rojas con el che estampado.

No debo ser tan cruel con Dan Brown. En realidad, él no pretendía hacer bruto negocio con unos libros, sino iluminar a la población...

El tipo es mariamagdalenista. Todo el mundo sabía que la Iglesia ocultaba secretos horrendos, como el de haber suprimido el culto primigenio de los paganos, con sus bellísimas orgías La chica protagonista del Código se enojó con el abuelo porque andaba haciendo orgías sagradas, y no lo entendió. Bien por el abuelo, que a su edad todavía podía hacerlas sin estropear la ceremonia con manidas frases como “es la primera vez que me pasa”. Una sugerencia: cuando vayan a hacer las ceremonias, cuiden que las puertas estén cerradas, y que no haya cámaras, apaguen los celulares, etc.

El que no es capaz de entender una orgía sagrada, y dice ah, qué partuza, eh, no me dejen afuera, es un verdadero zopenco y debe ser del Opus.

Al libro le faltó la escena final, donde la minita le dice al loco: che, ahora que somos pareja, y nos llevamos tan bien, podríamos intentar hacer alguna orgía tipo sagrada, viste? Tengo unas amigas que si las llamo, te puedo asegurar que vienen enseguida con el incienso, nos vamos a alguna iglesia antigua, e invocamos a maría magdalena, que como todo el mundo sabe era la novia del Barba.

Todo confluye, según Dan Brown, que nos da una lista de grandes maestres de otra sociedad secreta. En los folletos de los rosacruces ya venían listas de grandes capos de la orden, que incluía casi a los mismos. Debía ser gente que se afiliaba a todo, como esos que tienen el carné del club de fútbol del barrio, de otro que es un cuadro grande, del club de bochas, del de natación, de la sociedad recreativa, de la peña literaria, etc. Anduve haciendo una investigación a ver si se puede ser Illuminati y del Opus al mismo tiempo. Lo revelaré en una extensa novela, porque los tipos largaron todo lo que sabían casi de inmediato, es cosa de saber preguntar.

Y la culpa, en realidad la tiene la Iglesia ¡¡Qué institución más a mano para tener la culpa de todo!!

Pero no debo ser tan cruel con Dan Brown. En realidad, él no pretendía hacer bruto negocio con unos libros, sino iluminar buenamente a la población, en particular a los abuelos que andan con muchas ganas de afiliarse a alguna orgía sagrada y me escriben diariamente preguntando si en el Louvre, por la noche, hay fiestita.

A ellos, Lamentablemente, debo decepcionarlos.

Las minitas que están realmente buenas, ni te pisan una orgía sagrada. Se te ríen en la cara. Tenés que conformarte con lo que hay, unas veteranas que andá a saber si en realidad creen, o lo hacen porque no hay hombres, viste.

Y eso sí es parte de los secretos del Universo, como el humor y ¡¡¡las ganas de vivir!!! pero deberán esperar mi libro, mucho mas piola que el de Dan Brown, que es un gringo presumido.


Sobre esta noticia

Autor:
Leoland.uy (16 noticias)
Visitas:
9137
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.