Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Brown cede a la presión y acepta que la investigación sobre Irak sea parcialmente abierta

18/06/2009 16:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha cedido finalmente a las presiones y otorgará al responsable de la investigación sobre la guerra de Irak la libertad de decidir qué parte de las sesiones serán públicas, después de que el anuncio el pasado lunes en el Parlamento de que el proceso sería cerrado le granjease severas críticas tanto de la oposición como de la opinión pública en su conjunto.

Brown escribió una carta al presidente de la comisión independiente, John Chilcot, para informarle de que el formato de algunas de las vistas dependerá de él, si bien las previsiones dadas a conocer por el mandatario ante la Cámara de los Comunes se mantienen y las conclusiones no estarán listas antes de un año, por lo que cuando se publiquen ya habrán pasado las generales, en principio fijadas para la próxima primavera.

El primer ministro había esgrimido el argumento de la "seguridad nacional" para defender comparecencias cerradas en una investigación demandada desde hace años desde numerosos sectores de Reino Unido y que él mismo se había comprometido a promover una vez concluido el repliegue de tropas en el país del Golfo Pérsico, consumado finalmente este mismo semestre.

Sin embargo, una vez anunciado el formato del proceso, cuya inmediata promoción supone una de las concesiones de Brown a sus críticos dentro del Laborismo, los partidos lo acusaron de "engañar" y voces de la entidad del autor del último informe oficial sobre Irak, lord Butler, se sumaron a las críticas durante el debate en la Cámara de los Lores esta misma jornada, como ya habían hecho la mayor parte de las familias de las 169 víctimas británicas y altos cargos militares.

No obstante, el portavoz del primer ministro subrayó hoy que la apertura o privacidad de la investigación nunca había representado para el Gobierno una "cuestión de teología". Además, en su misiva al responsable de la comisión, Brown asumió que los parientes de los fallecidos podrían querer testificar en vistas públicas y que la autorización dependería del propio Chilcot, al igual que la decisión de si los testimonios se producirían bajo juramento.

MISIVA

En este sentido, el primer ministro calificó de "esencial" que quienes compadezcan lo hagan "con la máxima franqueza y apertura posible", y que la investigación en sí misma funcione "tan eficazmente como pueda, manteniendo la plena confianza en la integridad del proceso y sin ningún daño a la seguridad nacional".

Más sobre

"Una vez te hayas reunido con los líderes de los demás partidos y con los presidentes de las comisiones relevantes, sería una gran contribución si pudieseis establecer cómo garantizar mejor esos objetivos en función de cómo se desarrolle la investigación", aseveró al presidente.

Una apuesta que, según él, impone que las familias de las víctimas "sean adecuadamente consultadas sobre la naturaleza" del proceso y que, para ello, Chilcot se reúna con ellas "como parte de las preparaciones" para explicarles el proceder.

"Esto podría ser, en función de sus peticiones, en público o en privado", aseveró, mientras la lista de dirigentes del Ejército que se han sumado a las llamadas a que algunas de las comparecencias se desarrollen en público continúa aumentando.

NUEVO PROCESO

Por su parte, el Gobierno pretende evitar un proceso alargado en el tiempo, como aconteció con la investigación de los asesinatos del conocido como 'Domingo Sangriento' en 1972 en la localidad norirlandesa de Derry. En este caso, las comparecencias, que cubrirán el período comprendido entre julio de 2001 y julio de 2009, comenzarán el próximo mes y se espera que se prolonguen, como mínimo, un año.

El último proceso desarrollado hasta ahora, de 2004 y desarrollado también en privado, detectó "serios fallos" por parte de los Servicios de Inteligencia para justificar la intervención en Irak. El informe, de 196 páginas, aseguró que el MI6 no contrastó suficientemente las fuentes y que en algunos casos se limitó a basarse en informes de terceros.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1663
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.