Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Británicos envejecidos esperan reforma suicidio asistido

28/09/2009 15:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No sólo los enfermemos terminales piden este suicidio, se agregan ahora ancianos, advertencias éticas, discusiones, en qué países y estados ya se practica, cómo reacciona España, presión al gobierno inglés

Británicos envejecidos esperan reforma suicidio asistido

A medida que las poblaciones del mundo envejecen, los gobiernos se ven enfrentados cada vez más a la idea tabú de morir como por decisión voluntaria, un tema que hasta ahora sólo involucraba a enfermos terminales.

"La demanda por la opción, o de la práctica, está creciendo rápidamente", dijo el doctor Philip Nitschke, fundador y director del grupo pro eutanasia Exit International.

Este médico australiano viaja por el mundo para enseñar a las personas la forma de concluir con sus vidas de manera segura con un kit de suicidio en base a medicamentos de prueba.

"Muy pocos lo llevarán a cabo, pero casi todas las personas de 75 años que conozco ahora ven una ventaja en tener su propia botella de Nembutal en el armario, en caso que algo salga mal", dijo Nitschke, refiriéndose al barbitúrico usado como sedante.

La de Nitschke es una posición extrema, pero a medida que la proporción de gente mayor aumenta rápidamente en países como Estados Unidos, Australia, Japón, Alemania y Gran Bretaña, la sugerencia de una opción para morir con dignidad podría generar temblores políticos.

Repleto de advertencias éticas -particularmente en torno a la posibilidad de que familias u organizaciones puedan alentar a los ancianos o enfermos a terminar con sus vidas- el tema del suicidio asistido ingresó a la fuerza entre las prioridades de la agenda política de Gran Bretaña.

En este país casi un 20 por ciento de la población tiene más de 65 años, una proporción que la Oficina Nacional de Estadísticas predice que habrá crecido en un 50 por ciento para el 2020.

Si bien el suicidio asistido es legal en Suiza -mediante un médico que receta una dosis letal que el paciente elige- al igual que en los estados de Washington y Oregon, así como en Luxemburgo y Holanda, en Gran Bretaña ayudar a alguien a suicidarse es un crimen con una pena máxima de 14 años en prisión.

A pesar del riesgo de acciones legales, el grupo Dignity in Dying dijo que existe una tendencia creciente entre los británicos hacia el suicidio asistido.

Hasta ahora, 117 británicos viajaron al extranjero para terminar con su vida de forma asistida y 30 más están preparándose para hacerlo.

La organización Dignitas en Suiza, cree que los gobiernos de todo el mundo deberían legalizar el suicidio asistido.

Presión

En 1996, el Territorio del Norte en el interior australiano implementó las primeras leyes de eutanasia voluntaria del mundo. Cuatro personas se ampararon en dichas normas para morir por medio de una inyección administrada por una computadora antes de que el Gobierno anulara la legislación en 1997.

La ministra de salud de España, Trinidad Jiménez, dijo al periódico El País que no había planes de legalizar el suicidio asistido. Pero agregó que el Gobierno podría proponer una ley que permitiera que se desconecten los sistemas de soporte vital si la persona indicó previamente que no desea que su vida sea prolongada en condiciones de dolor y sufrimiento.

La sociedad está forzando al Gobierno inglés a resolver la anomalía legal que no menciona el suicidio asistido en el extranjero pero que pena a las personas en territorio británico.

El tema ha polarizado a los médicos británicos: la Escuela Real de Enfermería, que representa a un 70 por ciento de los enfermeros, pasó a una posición neutral tras oponerse al suicidio asistido, mientras que la Asociación Británica de Médicos -el organismo que reúne al 70 por ciento de los doctores- se mostró fuertemente opuesta a cualquier forma de suicidio.

Los trabajadores de cuidados paliativos -quienes cuidan de los enfermos terminales- afirman que leyes más liberales podrían enviar un peligroso mensaje a las personas discapacitadas.

Sin embargo, la financiación es un problema. Los cuidados paliativos para personas con enfermedades terminales dependen casi en un 50 por ciento de subsidios y beneficencia, según el Consejo Nacional de Cuidados Paliativos.

El Gobierno inglés ha prometido una suma adicional de 88 millones de libras (146, 5 millones de dólares) en cuidados paliativos en 2009/10, pero sigue siendo demasiado costoso para muchos individuos.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
4960
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.