Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mi Rondo escriba una noticia?

Brisa de éxito rojiblanco

20/05/2010 23:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

image

Las previas de la gran cita europea en Hamburgo destacaban la eterna espera que la afición rojiblanca, los veinte años de la última final europea disputada por el conjunto de orillas del Manzanares y por los catorce del último título en aquel histórico doblete de la temporada 1995/96.

Tanto jóvenes como veteranos destacaban la importancia de la cita continental, de la gran oportunidad quese les presentaba ante sus ojos. El Atlético de Madrid volvía a codearse entre los mejores clubes de Europa tras clasificarse en el mítico estadio de Anfield para la Final de anoche en Hamburgo.

Uno de los tópicos de este tipo de acontecimientos es la igualdad entre los dos equipos que aspiran al título, sin embargo la final entre Atlético de Madrid y Fulham se presentaba con leves aires de superioridad del conjunto de Quique Sánchez Flores, lo que en muchas ocasiones suele pagarse bastante caro.

Si el ánimo en las gradas tuvieran peso en este espectáculo llamado fútbol el conjunto colchonero habría partido con ventaja respecto al conjunto cottager. El siempre incansable y eterno apoyo de la afición rojiblanca no faltó a su cita de aliento a su equipo y viajó en masa hasta tierras alemanas para ver finalmente levantar al cielo la UEFA Europa League al capitán Antonio López.

Daba comienzo el encuentro de la esperanza, el encuentro de la ilusión, y lo hacía con un Atlético de Madrid en busca de la mítica Copa de la UEFA, ahora conocida como UEFA Europa League, y con unos primeros minutos directos de cara a la portería defendida por el guardameta del Fulham Schwarzer.

En el minuto doce de encuentro ya avisaba Diego Forlán de que íba a ser su noche. El delantero uruguayo cruzaba el balón con la pierna izquierda y el balón se encontraba con el poste izquierdo de la portería del conjunto inglés. El Atlético de Madrid buscaba más que nunca la consecución del sueño de miles de aficionados.

Con el paso de los minutos la posesión del esférico fue decantandose levemente a favor de los cottagers en torno al 55/45 por ciento, sin embargo el peligro llegaba desde las botas de los jugadores rojiblancos que, por medio de Diego Forlán y Sergio Agüero principalmente, seguían probando al meta australiano del Fulham.

Este peligro se convertía en material en el minuto 31 del primer tiempo. Un lanzamiento a portería fallido del Kun Agüero se convirtió en un preciso pase de gol a Diego Forlán que tan sólo debió empujar a la red y batir así a Schwarzer adelantando al Atlético de Madrid en el luminoso del Hamburgo Arena. El sueño tomaba forma.

La alegría de la afición atlética no duraría tanto como hubiesen deseado. A los seis minutos del gol del delantero uruguayo el centrocampista Davies empalmaba una volea en el segundo palo batiendo a De Gea y colocando la igualada.

El golpe no debía afectar al Atlético de Madrid, sin embargo el papel de los de Quique Sánchez Flores pareció empequeñecerse con el paso de los minutos.

El segundo tiempo no fue trascendental. Ambos conjuntos empujaron al límite de sus fuerzas con la prórroga en mente y con la conciencia de que con el paso de los minutos el más mínimo error podría condenarles a una noche sin título.

Si en el primer tiempo la posesión del Fulham no se traducía en peligro, en la segunda mitad el conjunto de Hodgson sí puso en más de una ocasión en peligro al portero rojiblanco De Gea.

Finalmente se llegaban a treinta minutos de tiempo extra que ningún aficionado desea, a no ser que ocurra lo que finalmente sucedió en la ciudad alemana.

Un Atlético de Madrid que supo controlar más y mejor el cansancio físico y psicológico de una cita de dichas características salió más enchufado. Los minutos pasaban y el temor de los once metros comenzaba a percibirse en las retinas del fondo norte, donde estaba la expedición de la afición del Atlético de Madrid.

Finalmente sí, llegó el éxtasis. Minuto 116 de encuentro, a falta de cuatro minutos para el final del encuentro, una peleada y gran jugada de Sergio Agüero colocaba un preciso y directo pase al corazón del area y a los pies de Diego Forlán, que conseguía el gol más importante (una vez más) de la última década del conjunto rojiblanco.

Impresionante el gran nivel del delantero uruguayo, que tal y como se comentó en su momento suele sufrir una racha de sequía goleadora por temporada y que a partir de ahí se engancha a la dinámica efectiva que permite a sus equipos llegar con opciones de lograr objetivos. Y asi ha sido una vez más.

Si ya consiguió el decisivo gol en Anfield que certificaba el pase a la Final de la UEFA Europa League anoche volvió a hacer acto de presencia en forma de dos goles que nuevamente se convierten en decisivos. Que gran tesoro tiene el Atlético de Madrid en la figura del delantero uruguayo y puede convertirse en uno de los nombres por excelencia del próximo mercado de fichajes de verano.

FICHA TÉCNICA:

-Alineaciones:

· Atlético de Madrid: De Gea, Ujfalusi, Perea, Domínguez, Antonio López, Assunçao, Raúl García, Reyes, Simao, Agüero y Forlán.

· Fulham: Schwarzer, Baird, Hangeland, Hughes, Konchesky, Murphy, Etuhu, Duff, Davies, Gera y Zamora.

- El árbitro:

Nicola Rizzoli (Italia). Amonestó a Salvio (m. 106) y Raúl García (m. 113), por parte del Atlético, y a Hangeland (m. 62), por parte del Fulham.

-Incidencias: Partido correspondiente a la final de la Liga Europa disputado en el Hamburgo Arena ante unos 49.000 espectadores.


Sobre esta noticia

Autor:
Mi Rondo (427 noticias)
Fuente:
mirondo.blogspot.com
Visitas:
5119
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.